Tema de la Guardia Nacional es discutido en la Permanente

  • Tema de la Guardia Nacional es discutido en la Permanente

    Foto: Internet

En el marco de la Agenda Política, integrantes de los ocho grupos parlamentarios representados en la Comisión Permanente expusieron sus argumentos en torno a la Guardia Nacional, durante la primera sesión, realizada en el Palacio Legislativo de San Lázaro.

El diputado Mario Delgado Carrillo, coordinador del grupo parlamentario de Morena, manifestó que la creación de ese organismo va a permitir que el Ejército se dedique exclusivamente a sus tareas constitucionales. “Es un tema que necesita discutirse ampliamente con el fin de dar al país una policía que termine con el flagelo de la criminalidad en México”.

Aseguró que el proyecto de dictamen que se discute, tiene como requisito que la Guardia no puede entrar en funciones hasta que se apruebe su Ley Orgánica y se avale, por primera vez en el país, una ley para regular el uso de la fuerza, así como una Ley General de Registro de Detenidos. “Si no están aprobadas estas tres leyes en 60 días, la Guardia Nacional no puede entrar en funciones”.

 

También te puede interesar: Gobierno de AMLO inicia de mala manera el 2019: Zamora

 

Indicó que el ámbito de actuación de ese órgano de seguridad pública es exclusivamente en lo civil y tendrá contrapeso político en el dictamen, para que el Congreso reciba informes y pueda disolverla. “Celebro que la semana que entra, iniciemos las audiencias públicas donde van a venir presidentes municipales, organizaciones no gubernamentales, colectivos, expertos y académicos. A quienes han querido venir, se les ha invitado porque es un tema que necesita discutirse ampliamente”.

Del PAN, la diputada Sonia Rocha Acosta se pronunció a favor de combatir la inseguridad, aunque aseguró que México necesita mayor claridad en asuntos tan sensibles para la población como este.  Cuestionó el proceso rápido, sin contenido y altamente desaseado, sin foros serios de consulta de especialistas o documentos formales de instituciones que propongan otras alternativas, “y no sólo quedarnos con un análisis maniqueo de si debe o no formalizarse la Guardia Nacional”.

Condenó la forma en que se modifican las instituciones, pasando por encima de las facultades constitucionales del Poder Legislativo. Convocó a hacer las cosas bien, si no, se fracasará con consecuencias peores de las que hoy se sufren. “Sí al combate de la violencia, la inseguridad y la delincuencia. Sí a la paz, pero con respeto al Poder Legislativo”.

A nombre del PRI, el diputado Héctor Yunes Landa expresó su oposición a militarizar al país con ese organismo. Pidió respeto absoluto al federalismo y a los derechos humanos. Afirmó que mientras no se apruebe la iniciativa de la Guardia Nacional, no se puede comenzar su implementación, porque no existe el marco constitucional y legal. Incluso, aun aprobada, faltará la ley respectiva que regule su funcionamiento.

Invitó a respetar la división de Poderes, la cual no admite espacio para la prevalencia. “No es el Poder Ejecutivo y los otros dos. El Legislativo y el Judicial no somos adornos navideños”. Sin embargo, aclaró que “no vamos a regatear ningún apoyo al gobierno federal para facilitar su tarea de combatir con eficacia la inseguridad”. Celebró la decisión de regresar a los militares a los cuarteles de manera paulatina, no abrupta, mientras se capacita a civiles para combatir la inseguridad.

El legislador Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla (MC) dijo que la seguridad pública es el tema más sentido en cualquier parte del territorio nacional; por ello, señaló, se debe escuchar con respeto a todos los convocados, gobernadores, presidentes municipales, especialistas y miembros de la sociedad civil, para que el Poder Legislativo pueda lograr una mejor solución.

“Efectivamente, todos tenemos prisa por resolver el problema de la seguridad nacional, pero si no lo hacemos bien, después de 12 años de estrategia fallida, lo vamos a lamentar y tendremos reclamos por parte de los ciudadanos que si ahora lo fundamos y hacemos de la manera más adecuada, tomando en cuenta que México es un país de instituciones democráticas y civiles”, argumentó.

El diputado Silvano Garay Ulloa (PT) comentó que ha habido debate con policías y académicos. “La Guardia Nacional es necesaria, debido a que hay alcaldes que han externado que no encuentran en su comunidad quien quiera ser policía, porque los delincuentes tienen mejores armas que ellos y no quieren exponer su vida, ni porque les paguen 30 o 50 mil pesos por mes”.

Señaló que el pueblo de México requiere volver a los tiempos donde se podía salir a las calles con tranquilidad; hoy no se puede hacer eso, por lo que se necesita dar instrumentos a este gobierno, para combatir la inseguridad, el problema número uno en el país.

Por el PES, el diputado Javier Julián Castañeda Pomposo sostuvo que crear ese organismo es una solución de fondo para resolver la inseguridad y México necesita una reforma en materia de seguridad pública, porque este fenómeno ya no espera, inquieta y afecta a todos los ciudadanos.

Pidió no sorprenderse de que el gobierno federal tenga prisa y convoque a miles de jóvenes a dedicarse a esta importante tarea, y  marque la pauta. Destacó la importancia de que opere un cuerpo de seguridad que cuide a toda la población, respetando los derechos humanos, con una alta capacidad técnica, equipamiento y presupuesto. Lamentó la falta de consensos que retrasó la aprobación de la reforma constitucional.

El senador perredista, Miguel Ángel Mancera Espinosa, sostuvo que no está mal que se piense en una nueva forma de pacificación. La preocupación, dijo, es por la posible militarización de la seguridad pública, pues no se cuenta con un esquema claro de transición. “Es en lo que deberíamos de estar trabajando, y regresar a sus cuarteles a las Fuerzas Armadas en su momento”.

Pidió a los legisladores que no les ganen las prisas, que lo hagan bien. “Se está hablando de transformar, no de regresar a esquemas que  dejaron a México una condena internacional, una sentencia por hechos de desaparición forzada y la utilización indebida de la fuerza. Hoy no tenemos una legislación para el uso de la fuerza, no podemos mandar esta tarea a una ley orgánica. Parece que todavía hay mucho que discutir”.

Del PVEM, la diputada Beatriz Manrique Guevara afirmó que la Guardia Nacional es un tema urgente, pero no unilateral. “Es necesario escuchar a los diversos sectores sociales, órdenes de gobierno, organizaciones de derechos humanos, académicos, especialistas y representantes de organismos internacionales para encontrar la fórmula que cree esa institución, a fin de que el estado de Derecho y la paz sean una realidad”. Se pronunció a favor de un análisis amplio y consensado.

Pidió que el Congreso esté consciente de que México está en la disyuntiva de garantizar el dominio civil de las acciones de la seguridad pública y de la debilidad institucional que en su mayor parte viven los municipios y muchos estados, con la necesidad imperiosa de devolver la paz, el orden, la seguridad y el acceso a los derechos.

Notas Relacionadas