México y España coinciden en su estrategia social de Estado de Bienestar

  • México y España coinciden en su estrategia social de Estado de Bienestar

    Foto: Notimex

Notimex
30-01-2019

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su administración trabaja para fortalecer las relaciones culturales, políticas y económicas con España, y ambas naciones coinciden en su estrategia social de Estado de Bienestar y reiteró su posición de mantener la tradición de política exterior sustentada en la no intervención y solución pacífica de controversias.

Al emitir un mensaje conjunto con el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez Pérez-Castejón, en Palacio Nacional, el mandatario mexicano destacó que al igual que se impulsa en el país ibérico una política social, en México, a partir de esta gestión, se otorga una pensión universal para personas adultas mayores que beneficiará a más de ocho millones de personas.

Subrayó que el Gobierno de México pretende consolidar un Estado de Bienestar en el país, por lo que ya se trabaja para que todos los mexicanos tengan seguridad desde que nacen hasta que mueren, “desde la cuna hasta la tumba”.

 

También te puede interesar: Vulnerabilidad hídrica requiere soluciones tecnológicas: Senadores

 

En su mensaje ante el presidente de España, quien efectúa una visita oficial a México, López Obrador indicó que también desde el inicio de su administración se distribuye una pensión para las personas con alguna discapacidad y más de 10 millones de becas para estudiantes, porque “la educación no es un privilegio, es un derecho”, para lo cual se tienen destinados más de 100 mil millones de pesos.

En el marco de la relación de amistad que une a México y España, López Obrador le manifestó al presidente español que hay condiciones inmejorables para que la relación de amistad entre ambos pueblos se exprese de la misma manera en la relación de cooperación y apoyo entre ambos gobiernos.

Indicó que el presidente Pedro Sánchez es un hombre con vocación democrática y de dimensión social y pertenece a un movimiento progresista cercano y parecido al que él representa en México.

El propósito de la Cuarta Transformación es erradicar y acabar con la corrupción, que es el principal problema que originó la crisis en México y si se logra limpiarla se logrará el renacimiento del país, enfatizó el Ejecutivo federal.

De acuerdo con el mandatario, erradicar la corrupción permitirá ahorros que se destinarán al bienestar del pueblo, a mejorar las condiciones de vida y de trabajo para sacar de la pobreza a millones de mexicanos, “en esto vamos a aplicar lo que distinguió a España durante mucho tiempo, lo que significó un gran avance en la democracia en España, el Estado de Bienestar”.

En el Salón Tesorería de Palacio Nacional y ante integrantes de la comitiva de España y del gabinete de México, señaló que aunque no puede opinar sobre las políticas de cada país, los problemas en Europa se han agravado por la pretensión de desmantelar el Estado de Bienestar y en México “nosotros a partir de nuestra experiencia de las característica propias de nuestro país, vamos a fortalecer una estrategia de Estado de Bienestar”.

López Obrador celebró que un presidente de España visite México, cuyo movimiento impulsó las políticas de bienestar porque entre otras cosas, eso los identifica.

Abundó que en la reunión también comentaron de otros temas como la cultura, el muralismo y de literatura.

En la sesión de preguntas, ambos mandatarios fueron cuestionados sobre la situación de Venezuela, y cuál sería su posición, por lo que el presidente López Obrador señaló que en este tema hay entendimiento y comprensión acerca de la política que siguen los gobiernos de ambos países, de acuerdo a su circunstancia, historia y leyes.

En el caso de México, por tradición, la política exterior se ha sustentado en los principios de no intervención, de autodeterminación de los pueblos, de solución pacífica de las controversias y de la cooperación para el desarrollo, como lo establece el Artículo 89 de la Constitución.

Añadió que como parte de esa política, se establece la solución pacífica de las controversias y está a favor del diálogo y de llegar a acuerdos sin el uso de la fuerza, “creo que en este punto tenemos coincidencia con el gobierno español en llamar al diálogo a las partes”.

El mandatario reiteró que se estaría en condiciones de participar si se solicita para que ambas partes puedan sentarse y dialogar ambas partes.

Al referirse a las empresas españolas, comentó que éstas tienen las puertas abiertas en México para la inversión, “la inversión española en México es la segunda inversión extranjera en importancia en México”, después de la estadunidense.

De acuerdo con el Ejecutivo federal, hay inversionistas mexicanos en España con actividades productivas, por lo que es buena la relación económica y las empresas serán respetadas y se impulsará la participación de la inversión española en México, así como todas las empresas del mundo que inviertan en el país.

Se busca que las relaciones de las empresas extranjeras en México tengan un comportamiento ético y no actúan violando las leyes o participen en actos de corrupción, por lo que es importante que actúen con honestidad y se tenga un auténtico Estado de derecho, se respeten las leyes y no se permita la corrupción, puntualizó.

Entre los asistentes de la comitiva de España figuran la ministra de Justicia Dolores Delgado; de Industria, Comercio y Turismo, María Reyes; el embajador de España en México, Juan López-Dóriga Pérez, el secretario de Asuntos Internacionales, Juan Manuel Albares, así como el director del Instituto de Turismo de España, Héctor José Gómez, entre otros.

 

Notas Relacionadas