Edición impresa del Diario Oficial de la Federación llega a su fin

  • Edición impresa del Diario Oficial de la Federación llega a su fin

    Foto: Internet 

El Pleno cameral aprobó, con 462 votos, el dictamen con proyecto de decreto que suprime la edición impresa del Diario Oficial de la Federación para efectos de distribución masiva, y regula la versión electrónica como medio jurídicamente válido de difusión del mismo. 

Conforme al documento que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley del DOF y Gacetas Gubernamentales, enviado al Senado de la República para sus efectos constitucionales, precisa que ese documento se publicará en forma electrónica y su edición tendrá carácter oficial. 

Además, se imprimirán siete ejemplares, con idénticas características y contenido, para efectos de evidencia documental física, para garantizar la publicación del Diario en los casos en que resulte imposible, por causas de fuerza mayor, acceder a su edición electrónica. 

Los siete ejemplares quedarán en custodia de las siguientes instituciones: en las hemerotecas del propio organismo y de la Universidad Nacional Autónoma de México; en el Archivo General de la Nación, en las presidencias de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados y del Senado; en la Presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y en la oficina de la Presidencia de la República.

 

También te podría interesar: Titular de la SHCP comparecerá el próximo lunes ante Pleno cameral

 

Menciona que el acceso a la edición electrónica del Diario Oficial de la Federación será gratuito. La autoridad competente determinará las condiciones de acceso a la versión digital y señalará los domicilios de las oficinas en las entidades federativas en las que se brindarán facilidades para la consulta a las personas que no tengan posibilidad de acceder a tecnologías de la información y comunicación.

Se establece que la autoridad competente podrá expedir copias certificadas de la edición impresa del Diario Oficial de la Federación. El costo de las mismas será el que se determine en la legislación aplicable.

Asimismo, deberá adoptar medidas de índole técnico, administrativas, ambientales y tecnológicas, para la adecuada custodia y preservación de las ediciones del DOF y documentos de archivo, tanto en su formato electrónico como impreso.

En la fundamentación, la diputada Lizeth Amayrani Guerra Méndez (Morena), integrante de la Comisión de Gobernación y Población, señaló que el dictamen reconsidera la forma de publicitación y difusión del DOF, abandonando el esquema de impresión masiva, para basarse en la publicación por medio de plataformas electrónicas, lo que permitirá un incremento sostenido de la consulta, pues se amplía a aplicaciones móviles o redes sociales.

Indicó que estas reformas son exitosas, al generar una edición accesible, inclusiva, universal e interoperable, pues su consulta será gratuita, sencilla y oportuna. Sin embargo, subrayó, se establece la impresión de siete ejemplares como evidencia documental física, lo que dará facilidades de consulta de las ediciones a personas que no tengan posibilidad de acceder a una versión electrónica.

El Diario Oficial, añadió, dejará de emitir tirajes masivos, lo que significa en un ahorro de más de 30 millones de pesos anuales, resaltando la reducción del impacto ambiental y el aprovechamiento sustentable. En cuanto a la seguridad, la firma electrónica avanzada brindará a sus usuarios certeza en cuanto a los contenidos, garantizando su autenticidad, integridad e inalterabilidad de la edición.

Recordó que el objetivo de las publicaciones oficiales es difundir a la población los asuntos públicos del país, y el DOF tiene la función de publicar en el territorio nacional leyes, reglamentos, acuerdos, circulares, órdenes y demás actos expedidos por los Poderes de la Federación, a fin que estos sean observados y aplicados debidamente.

Los avances tecnológicos, precisó, han permitido que desde 2005 el DOF, además de encontrarse en su versión impresa, ya pueda ser consultado de manera electrónica. Además, desde 2012 la versión digital tiene carácter de oficial, aunque se limita a ser solo un medio de consulta. “Desde entonces, apuntó, la demanda de ejemplares impresos ha disminuido en promedio un 15 por ciento anual”.

Mencionó que cada año se imprimen aproximadamente 400 mil ejemplares, mientras su sitio de Internet recibe más de 500 millones de visitas.

“Frente a la publicación impresa, la versión electrónica tiene la ventaja de que puede ser consultada en diversas plataformas, ya sea computadora, tablet o teléfono celular; además, facilita su consulta y conservación, pues en Internet todo se puede encontrar, todos los ejemplares en cualquier momento, sin necesidad de sujetarse a los horarios de una hemeroteca, como sería el caso de la versión impresa”, abundó.

Notas Relacionadas