AMLO electo Presidente de la República

  • AMLO electo Presidente de la República

    Foto: Internet

 

Con una votación “histórica”, Andrés Manuel López Obrador, candidato de MORENA, PT y PES, es virtual Presidente Electo de México, tras un proceso electoral manchado por la violencia, asesinato de candidatos y robo de boletas electorales. Ricardo Anaya Cortes, candidato de la Coalición  México al Frente; José Antonio Meade, candidato del PRI, PVEM y Nueva Alianza; y Jaime  Rodríguez Calderón, candidato Independiente, reconocieron su derrota y el triunfo de AMLO, mucho antes de que el INE diera a conocer las cifras oficiales del PREP.

De acuerdo a las cifras preliminares del INE, a las 19:57 horas del 1 de julio, Andrés Manuel López Obrador, tenía con una tendencia de 44.4243% de la votación; Ricardo Anaya, 27.7878%; José Antonio Meade Kuribreña, 17.9761%; y Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón, apenas alcanzó el 06.6075% de la votación.

Este resultado llevó a los candidatos antes citados a reconocer su derrota por adelantado ya que se esperaba que el resultado oficial fuera cerca de la media noche pero el porcentaje se preveía irreversible con una participación ciudadana “histórica” del 61.3621%.

 

También te puede interesar: "Reconozco que las tendencias no me favorecen": Anaya

 

En mensajes casi simultáneos, José Antonio Meade Kuribreña, candidato de la Coalición Todos por México, aceptó públicamente su derrota; mientras que el líder nacional del Partido Revolucionario Institucional, René Juárez Cisneros, hizo lo propio pero anunció un “cónclave priista” para evaluar los motivos del “castigo electoral” que le dieron en las urnas al tricolor.

En estos mensajes se omitió todo tipo de errores económicos, políticos y sociales así como de corrupción reportados durante la Administración Federal del todavía Presidente, Enrique Peña Nieto, emanado del Revolucionario Institucional y quien, en 2012 logró recuperar la Jefatura de la Nación tras 12 años de mandatos panistas.

Así, mientras un José Antonio Meade se veía desencajado y dolido tras la derrota salió a la escena mediática Ricardo Anaya Cortés, candidato de la Coalición Por México al Frente, para admitir, dijo, “como demócrata” el triunfo de AMLO.

Sin embargo, reiteró la campaña de guerra sucia que el Estado hizo en su contra lo que le afectó en los resultados.

Pero además le dejó en claro al próximo Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, que el Partido Acción Nacional y él, tienen toda la disponibilidad de apoyar la democracia validada este primero de julio en las urnas pero “en las causas que nos son comunes contará con nuestro apoyo, en la agenda que disentimos encontrará en nosotros una oposición tan firme y frontal como institucional y democrática”.

Además, aseguró, que el blanquiazul será contrapeso en el Congreso para asegurar la democracia que votaron los mexicanos con miras a un nuevo proyecto de nación.

Por su parte, el candidato independiente, Jaime  Rodríguez Calderón, también aceptó las tendencias favorables hacia AMLO y por tanto “mañana estaré despachando desde el Gobierno de Nuevo León” pero no sin antes ver primero el partido México vs Brasil que se disputará este lunes en el Mundial Rusia 2018, lo que habla de su compromiso como funcionario público y del interés que tenía por llegar a la Primera Magistratura.

Sin embargo, se pronunció para que se establezca el voto como obligatorio y se aplique la segunda vuelta electoral.

Para Margarita Zavala, quien al igual que el “bronco” contendió como candidata independiente a la Presidencia de la República pero “tiró la toalla a mitad del camino” so pretexto de bajas finanzas para sostener su campaña presidencial confió  en que estos sean para el bien de México.

En el marco de estas declaraciones, ahora sí, el Gobierno capitalino de la Ciudad de México en manos del PRD y quien se atrevió a negarle autorización a AMLO para su cierre de campaña en el Zócalo, tuvo que dar permiso para la celebración del triunfo electoral de MORENA y su Coalición de partidos donde se le estará alzando la mano de “ganador virtual para ocupar la primera magistratura del país” a partir del 1 de Diciembre  próximo.

Esta elección federal en la que también se disputaron 9 gubernaturas, posiciones en el Congreso de la Unión, en el Congreso local de la CDMX, MORENA y su coalición, de acuerdo a los resultados preliminares arrasó en las votaciones.

Se queda, por el momento, una tendencia prácticamente irreversible a favor del MORENA en los estados de Tabasco, Chiapas, Morelos, CDMX. En encuestas de salida, las encuestadoras dan al PAN triunfador en Guanajuato. En Puebla y Veracruz dan un empate técnico entre Por México al Frente integrado por PAN, PRD y MC. Igualmente en Yucatán dan un empate entre el PAN y el PRI.

Se prevé que tanto en la Cámara de Diputados y el Senado de la República tenga mayoría absoluta.

Dicen que la tercera es la vencida. Al menos para Andrés Manuel López Obrador, aplicó este dicho mexicano pues esta fue su tercer contienda electoral junto con dos anteriores en las que, incluso, se dijo obligado por un “fraude electoral” a tomar la principal avenida de la Ciudad de México conocida por Paseo de la Reforma generando, por seis meses, pérdidas millonarias al sector empresarial.

Ahora las cosas cambiaron, no fueron las mismas que en 2006 cuando compitió con Felipe Calderón Hinojosa ni las del 2012 cuando lo hizo contra Enrique Peña Nieto. La iniciativa privada ya lo reconoció en campaña electoral incluso un importante empresario de la televisión mexicana le rentó el estado Azteca para su cierre de campaña.

Si bien su triunfo será indiscutible ante el número de participación ciudadana y votos alcanzados, éste también es resultado de los enormes desaciertos en que incurrió la Administración Federal saliente y los cuales estuvieron impregnados de altos niveles de corrupción por parte del Ejecutivo Federal y por lo menos dos decenas de gobernadores llamados del “nuevo PRI”.

Por ello y a pesar de que la Coalición Juntos Haremos Historia cuenta entre sus filas con un sin número de expriistas: como Manuel Bartlett, acusado de fraude electoral en 1988; experredistas: René Bejarano mejor conocido como “El Señor de las Ligas”; o Claudia Sheambaum, que se perfila como ganadora en la Jefatura de Gobierno de la CDMX pero que su esposo, Carlos Imaz, estuvo implicado en aceptar sobornos y hay por ahí algunos panistas de mala reputación, los electores salieron a sufragar por este proyecto de nación autonombrado, por AMLO, como la Cuarta Transformación del país donde se reportó “saldo es blanco”.

Notas Relacionadas