México, el país con mayor impunidad en América

  • México, el país con mayor impunidad en América

    Foto: Internet

ANSA
29-08-2017

México ocupa el primer lugar en América y el cuarto a nivel mundial entre las naciones con mayores niveles de impunidad, es decir, donde menos se castiga a los delincuentes, según un ranking elaborado por la Universidad de las Américas Puebla (UDLP).

La lista de 69 países miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), es encabezada por Filipinas, seguido de la India y Camerún, de acuerdo con el Indice Global de Impunidad (IGI) 2017, realizado por el influyente ateneo privado.

El estudio, presentado por el ex canciller y rector de la UDLP, Luis Ernesto Derbez, analiza y compara la información relacionada con los indicadores en materia de seguridad, justicia y derechos humanos.

 

También te puede interesar: PGR logra la detención de 84 delincuentes vinculados con el Crimen Organizado

 

Otros cinco países figuran entre los primeros 10 de la lista: Perú, en quinto lugar, Venezuela en sexto, Brasil en séptimo, Colombia en octavo y Nicaragua en noveno.

Después de Rusia, en décimo, se ubican también otras tres naciones latinoamericanas: Paraguay, Honduras y El Salvador.

Venezuela está señalado con un asterisco pues se considera "un caso atípico por la situación en la que atraviesa actualmente", es decir, de crisis económica, política, social y humanitaria.
Las naciones con menores índices de impunidad son Croacia, Bulgaria, Eslovenia, Suecia, Noruega, Montenegro, República Checa, Grecia, Alemania, y Países Bajos.

El primer análisis, elaborado con apoyo del Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia de Puebla, una ciudad ubicada 150 kilómetros al este de la capital, realizado en 2015, abarcó 59 países pero ahora se aumentó la cifra a 69, pero todas se basan en cifras suministradas por los propios gobiernos.

El estudio fue coordinado por los investigadores Antonio Le Clercq y Gerardo Rodríguez, quienes hicieron notar la gran cantidad de naciones de América Latina que sobresalen por sus altos índices de impunidad.

Esta situación obedece a deficiencias en el sistema de justicia pues con frecuencia ocurre en América Latina que existen menos jueces de los necesarios, aunque no sucede lo mismo con los policías, pues suele haber muchos agentes pero no ser funcionales.

En el caso de México, señala que hay 4,2 jueces por cada 100.000 habitantes, cuatro veces menos que la media de los países contemplados en el índice.

"En cuanto a la funcionalidad del sistema de justicia hay deficiencias pues el 43% de la población detenida no ha recibido sentencia", expone el reporte.

En cambio, el país cuenta con 359 policías por cada 100.000 habitantes, por encima del promedio global de 319, lo que significa que no influye la cantidad de agentes en el mejoramiento de la seguridad, si éstos no cuentan con el entrenamiento adecuado.

"En lugar de aumentar el número de policías, se debe garantizar la efectividad de sus acciones, sobre todo en materia de prevención, inteligencia e integración de la información de las carpetas de investigación", afirmó Derbez.

"El problema de la impunidad en México es funcional y estructural, no nació con el actual gobierno, sin embargo, se observa un aumento crítico en las estadísticas delictivas. Esto podría deteriorar futuras mediciones de la impunidad", señaló.

Además destacan las "graves violaciones a los derechos humanos que representan un factor crítico para entender los altos grados de impunidad que caracterizan a México".

El aumento en la impunidad, en suma, "es generada por los sistemas de seguridad locales y federales mal preparados y con deficiente funcionamiento, así como un sistema de justicia colapsado y ajeno a la rendición de cuentas externo", de acuerdo con el reporte.

México enfrenta desde hace una década una epidemia de violencia derivada de la "guerra contra las bandas del crimen organizado" lanzada por el gobierno con apoyo del Ejército y la Marina.

La espiral sangrienta causó hasta la actualidad más de 200.000 muertos, unos 28.000 desaparecidos y unos 300.000 desplazados, de acuerdo con cifras oficiales e independientes.


   

Notas Relacionadas