Sistema penitenciario debe respetar derechos de los reos

  • Sistema penitenciario debe respetar derechos de los reos

    Foto: Internet

Con el fin de generar bases para crear un sistema penitenciario con perspectiva presente y futura, y con visión a largo plazo, orientado al respeto por los derechos humanos, como lo mandata nuestra Constitución, expertos, estudiosos, tratadistas y profesionales de las más diversas disciplinas conjuntaron sus conocimientos y experiencias para la elaboración del libro Un Modelo de Prisión, editado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Al presentar este libro ante responsables de centros penitenciarios del país, organizaciones de la sociedad civil, académicos, profesionales y operadores del sistema penitenciario, el Ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, señaló que, de esta manera, se busca ofrecer más herramientas que permitan a los operadores del sistema penitenciario optimizar su funcionamiento, para garantizar los derechos humanos de las personas privadas de la libertad y contribuir a su reinserción social efectiva.

Se pronunció por dar eficacia transformadora a lo dispuesto en la Constitución, los tratados y las leyes, por lo que aseguró, se refrenda la necesidad de proteger y respetar los derechos humanos de las personas privadas de la libertad, con un esquema de cultura de la legalidad, proponiendo un modelo que permita colocar a la prisión en su justa dimensión en donde existan condiciones dignas.

 

También puede interesarte: México y EU dialogarán sobre migración y seguridad

 

Explicó que se trata de una guía para la mejora de las condiciones de internamiento penitenciario, con el fin de hacerlo compatible con la dignidad de las personas privadas de la libertad, lo que necesariamente implica el respeto a sus derechos humanos.

Destacó también las obligaciones del Estado para garantizarles el goce de todos sus derechos, ya que tienen restringidos, de manera temporal, la libertad y sus derechos políticos, conservando intactos sus derechos humanos, que incluyen un trato digno; tener acceso a un defensor, un traductor y/o un intérprete; tener un debido proceso; gozar de alimentación adecuada; ser visitadas por sus familiares; acceder a la educación, el trabajo, la capacitación para el mismo y la salud, entre otros.

Tras mencionar que se han logrado algunas mejoras en el sistema penitenciario, González Pérez expresó que aún falta mucho por hacer, como se identifica en el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria, Informes Especiales, Recomendaciones Generales y Específicas emitidos por la CNDH, así como en las hechas por el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura y en los Pronunciamientos Penitenciarios.

Por su parte, la Tercera Visitadora General de la CNDH, Ruth Villanueva Castilleja, explicó que la publicación pretende difundir las herramientas necesarias para buscar una reinserción positiva de las personas privadas de su libertad.

“Existe la norma, agregó, pero lo importante es concretarla y difundirla, y para eso el libro da la oportunidad de que los involucrados en el trabajo penitenciario enfoquen sus actividades teniendo en cuenta los derechos humanos”.

 

Notas Relacionadas

Fotogalería Relacionada: 
“Peligro” para presos en centros penitenciarios

Cuando uno piensa en la “cárcel” se imagina lo peor en cuanto a las personas que procesan en estos centros pero la política interna es aun peor, ya que existe sobrepoblación, corrupción, control de grupos delictivos y ausencia de la propia ley.|Foto: Internet