COPARMEX pide fortalecer a estados y municipios con un nuevo pacto fiscal

  • COPARMEX pide fortalecer a estados y municipios con un nuevo pacto fiscal

    Foto: Coparmex

En la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) estamos convencidos de que, con un renovado federalismo, es posible fortalecer al Pacto Fiscal, y de esta forma, potenciar el desarrollo decada una de las regiones de la República Mexicana.

La disparidad en la carga recaudatoria que se deriva del actual Pacto Fiscal es un reto pendiente que tenemos como país. Mientras que en el norte se logra la mayor recaudación en estados con baja densidad población; al sur encontramos entidades que, aún cuando tienen un mayor número de habitantes, son los que menos recursos aportan a la Federación.

En este 2020, como resultado del Pacto Fiscal, mil 972 mil millones de pesos han sido destinados a la distribución del gasto federalizado, con la finalidad de que los gobiernos de las 32 entidades cuenten con recursos para infraestructura, educación, salud, entre otros.

 

También te puede interesar: Burlas de AMLO” a feministas y movimientos sociales radicalizarán la protesta en México

 

El 65% del total de los ingresos tributarios de todo el país se concentran en Ciudad de México (46.2%), Nuevo León (8.5%), Tamaulipas (7.7%) y Veracruz (7.5%). Contrario a ellos, encontramos a estados como Chiapas, Guerrero y Oaxaca, cuyas aportaciones tributarias representan apenas el 10% del total de los recursos federales que perciben.

Para la COPARMEX este amplio contraste entre lo que se recauda y lo que se recibe, se explica en los dos problemas principales que implica el sistema actual de distribución del gasto federalizado:

Primero, un reparto inequitativo entre los estados que no atiende criterios justos, la fórmula actual sólo considera como variables el número de habitantes y la recaudación generada por cada entidad, pero no premia a los estados que más esfuerzos hacen por recaudar y que cuentan con sistemas de recaudación más modernos.

Segundo, dado que actualmente los estados que menos aportan son también los que más recursos reciben, el esquema actual de distribución de recursos ha ocasionado una mayor dependencia presupuestal, al no promover el fortalecimiento hacendario ni estimular las responsabilidades tributarias locales.

Para la Confederación Patronal es un hecho que el Convenio de Coordinación Fiscal, creado en 1947 durante el sexenio de Miguel Alemán Valdés, ya no responde a las necesidades actuales de los estados y municipios. 

En la COPARMEX consideramos que el México actual requiere de un nuevo Pacto Fiscal que revise el esquema para la distribución del gasto federalizado, que mantenga su sentido solidario, sí, pero que también reconozca los esfuerzos que en materia recaudatoria realizan los gobernadores y alcaldes. No se trata de abrir una caja de pandora, sino de que una vez por todas modifiquemos un Convenio que al día de hoy es obsoleto.

Asimismo, el Gobierno Federal ha mantenido su propuesta de no crear nuevos impuestos o aumentarlos. Lo cierto es que un gasto federalizado estático no alcanzará para que los gobiernos estatales y municipales cubran las crecientes necesidades de su población, y ello los obligará a recurrir a la creación de nuevos impuestos locales asumiendo por sí solos el costo político que esto implica.

Desde la COPARMEX exhortamos al Gobierno Federal a convocar este año a los 3 órdenes de gobierno, para que, junto con la sociedad civil, se lleve a cabo una verdadera Convención Nacional Hacendaria donde se alcancen acuerdos sobre cuatro dimensiones particularmente relevantes:

Primero, determinar una nueva fórmula del egreso mejorando el reparto del gasto federalizado a través de nuevos criterios de distribución y añadiendo un sentido de justicia a la repartición de los recursos fiscales. Segundo, promover la recaudación local. Tercero, alcanzar una nueva legislación fiscal, que considere los impuestos directos (ISR) y los indirectos (IVA y IEPS), enfocada a elevar los ingresos de la recaudación mediante el incremento a la base de contribuyentes. Y cuarto, la inclusión de mejores mecanismos para fiscalizar los recursos subnacionales. Establecer controles para asignar, monitorear, vigilar y hacer transparente la aplicación de los recursos por parte de estados y municipios para evitar que se destinen a propósitos distintos a los que les fueron etiquetados.

En la COPARMEX estamos convencidos de que no existe razón alguna para seguir postergando la Convención Nacional Hacendaria. El momento es ahora, y estaremos atentos a la convocatoria del Gobierno Federal.

Notas Relacionadas