Desaparece servicio de Rehabilitación infantil en Yucatán

  •  Desaparece servicio de Rehabilitación infantil en Yucatán

    Foto: Internet

Familias de niñas, niños y adolescentes con discapacidad en Yucatán han entregado hoy un escrito al Gobierno del Estado de Yucatán solicitando que se comprometa a cumplir con sus obligaciones como garante de Derechos Humanos y que ofrezca una alternativa real ya, no dejando en situación de abandono a nuestras hijas e hijos con discapacidad.

Hasta el día 12 de julio de 2019 nuestras hijas e hijos asistían como usuarios al CRIT Yucatán para recibir la atención integral que necesitan por su condición de discapacidad como Parálisis cerebral, Distrofia muscular de Duchenne, Mielomeningocele, Síndrome de West, Síndrome de Down, etc.

Este servicio se ofrecía gracias al donativo que realizaba el Gobierno del Estado de Yucatán de 44 millones de pesos anuales al CRIT, entendiendo así que cumplía con su obligación de atender el derecho a la habilitación y rehabilitación a través de una entidad privada.  Pero en 2019 al no recibir dicho donativo, el CRIT ha anunciado que da por finalizado el modelo de atención integral.

 

También te puede interesar: Temperaturas superiores a 35°C en algunos 19 estados de México

 

Sin embargo, el Gobierno no puede retirar un Derecho Humano que ya se había conquistado, como es el de la habilitación y rehabilitación integral, debido al principio de progresividad y no regresividad de los Derechos Humanos.

Por eso exigimos que nos ofrezca una alternativa de las mismas características y calidad ya y que para el próximo año incorpore en el Presupuesto de Egresos del Estado de Yucatán para el ejercicio fiscal 2020 una partida presupuestaria suficiente que garantice el derecho a la habilitación y rehabilitación de niñas, niños y adolescentes a través de un servicio de atención integral de calidad gratuito o a precios accesibles.

Para una niña o niño con discapacidad o diversidad funcional, recibir terapias y una atención integral de calidad es crucial para determinar su grado de desarrollo como ser humano, por lo que reducir la calidad de la atención, la temporalidad o perder la integralidad significa una condena a una vida más dependiente, menos digna y plena, en definitiva causa un daño irreparable en las niñas y niños con discapacidad. La atención a la discapacidad es un Derecho Humano y por lo tanto inherente a todo ser humano.

“Nuestros hijos requieren de atención y seguimiento constante y diario. En un mes pueden llegar a recibir entre 20 y 40 sesiones de terapias. Si estimamos que el precio de mercado de una sesión promedio de rehabilitación es de 400 pesos, el costo mensual oscila entre los 8.000 y 16.000 pesos y esto es inasumible para la práctica totalidad de las  familias en Yucatán. Si a eso se le añade la atención médica, pruebas diagnósticas, intervenciones y aparatos ortopédicos, el costo se puede disparar” afirma Xixili Fernández, una de las madres involucradas.

Un servicio de rehabilitación integral incluye un equipo médico coordinado entre sí, con especialistas médicos como neurología, pediatría, oftalmología, nutrición, comunicación humana, urología, odontopediatría, anestesiología y genética. Todos ellos coordinados con el equipo de terapeutas de terapia física, de lenguaje, de ocupacional, de pulmonar o de terapia hídrica. También incluye la atención de psicología, trabajo social y especialistas en talleres de habilidades educativas y de integración social.

La atención integral incluye pruebas diagnósticas, estudios, convenios con centros médicos diversos para la realización de pruebas diagnósticas  e intervenciones y cirugías, la subvención de aparatos ortopédicos y otras medidas de asistencia social.

El servicio que el Gobierno del Estado de Yucatán ofrece a través del Centro de Rehabilitación y Educación Especial, CREE, no ofrece un sistema integral de atención para la población infantil que abarque las múltiples necesidades médicas por las que atraviesan los niñas y niños con discapacidad, ni la diversidad, cantidad ni la calidad de terapias que los niños y niñas  necesitan y que antes sí estaban recibiendo en el CRIT. El CREE es un centro al que acuden más de 6.000 personas al año para recibir todo tipo de rehabilitación y atención médica, desde la rehabilitación de un esguince, de accidentes laborales o atención al adulto mayor.  No hay una infraestructura adecuada, no hay personal calificado suficiente, no hay los recursos materiales y equipamiento necesario para  diversas discapacidades y sobre todo no hay una especialización en la Rehabilitación infantil, cuyas características requieren de una atención diferenciada.

Yucatán es uno de los estados con mayor prevalencia de personas con discapacidad en México con  137 mil 94, que supone un 6.5% de la población total, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) 2014,  y de todos ellos el 11.8% son niños y jóvenes de entre 0 y 29 años.

Notas Relacionadas