Urge resolver ausencia de agua potable en el Lago de Chapala

  • Urge resolver ausencia de agua potable en el Lago de Chapala

    Foto: Internet

El Pleno cameral acordó solicitar a las autoridades sanitarias y ambientales que atiendan e implanten acciones para resolver la ausencia de fuentes de agua potable de calidad en la región noreste del litoral del Lago de Chapala, así como dar seguimiento a los casos en que se ha visto afectada la salud de los pobladores de la región, derivado de esta problemática.

La diputada de Encuentro Social, Norma Edith Martínez Guzmán, al presentar el punto de acuerdo de urgente resolución, expresó que no son pocas las regiones que, por distintas causas, carecen de lo más básico y esencial para sobrevivir; hay casos muy específicos de emergencias de salud, cuyo resultado suele ser la muerte como tónica diaria y el rompimiento, incluso, de récords internacionales. 

Jalisco ocupa el segundo lugar a nivel mundial, sólo después de Hong Kong, en casos de morbilidad y mortalidad a causa de insuficiencia renal. Es en específico la región noreste del Lago de Chapala, en donde en una escuela primaria que tiene 400 niños, 190 de ellos tienen daños en su riñón.

 

También te puede interesar: Se actualizará Atlas de Hidrocarburos

 

Las rancherías de San Pedro Itzicán, Agua Caliente, Chalpicote, la Zapotera y Santamaría de la Joya, ubicados a la orilla del gran lago jalisciense que surte a toda la zona metropolitana, irónicamente carecen en su totalidad de agua potable.

“No hay una sola fuente de agua potable, la única disponible es hirviente y humeante con altísimos índices de minerales, los pobladores la reciben en la mañana de una fuente de piedra que intenta enfriarla para almacenarla y esperarla un rato después de orearla y poder bañarse y en muchos casos, sin exagerar, que es la mayoría debido a la pobreza, poder beber”, denunció.

El daño renal en un altísimo porcentaje ha provocado la muerte de jóvenes, niños y niñas. “Se ha convertido en una costumbre en esta población. Transcurrir el día entre la orilla del lago de donde obtienen agua hirviendo y de ahí a labores cotidianas de cultivo de chayotes, y luego llevar al niño de 6, de 14 o 15 años al hospital civil de Guadalajara, para recibir atención o una diálisis, siempre y cuando tengan mil 200 pesos necesarios para pagarla”.

Martínez Guzmán puntualizó que “los pobladores prefieren resignarse o ir muriendo muchos de ellos a los 18 años de edad, hasta que aguanten sus riñones, tomando inclusive cerveza o refresco porque esas bebidas son menos dañinas que el agua de la región”.