Basta ya de linchamientos sin fundamento: Enrique Mandujano

  • Basta ya de linchamientos sin fundamento: Enrique Mandujano

    Foto: Cortesía|MNE

  • Basta ya de linchamientos sin fundamento: Enrique Mandujano

    Foto: Cortesía|MNE

 

El profesor Enrique Mandujano Sandoval, ex Director Académico de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, mostró que son falsas las acusaciones de acoso y violencia sexual que le atribuye una alumna y por las cuales fue destituido de su cargo.

En conferencia de prensa, dio a conocer los mensajes que por redes intercambió con la joven Priscila Alvarado Solana, en los cuales se detalla una conversación consensuada y alejada de todo posible hostigamiento sexual.

A las puertas de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, el académico desvirtuó los señalamientos de la estudiante de sexto semestre, a través de los cuales se observa que ella es quien tomó la iniciativa en todas las charlas.

 

También te puede interesar: Atizapán de Zaragoza liquidó deuda con CFE y garantiza agua potable a la población

 

“Estoy aquí para presentar pruebas a mi favor, tras los señalamientos hechos en mi contra por la alumna Priscila Alvarado a, a través de redes sociales y posteriormente en conferencia de prensa, sobre presuntos actos de acoso, hostigamiento y violencia sexual”.

Destacó que a raíz de tales señalamientos, el pasado 4 de abril, las autoridades de esa casa de estudios tomaron la decisión de separarlo del cargo, lo que ha derivado en un grave daño a su honorabilidad, imagen pública y trayectoria profesional, misma que de manera pulcra ha ejercido durante 27 años.

El intercambio de mensajes, dijo, comenzó en 2016. “Hablamos personalmente por primera vez poco después de que comenzó el semestre, en agosto de ese año. La comunicación se fortaleció a través de una solicitud de amistad de Facebook, enviada por ella, la cual derivó posteriormente en mensajes vía WhatsApp. Dicha comunicación fue constante durante los meses siguientes”.

Para reforzar sus dichos, Mandujano Sandoval presentó copias del intercambio de esos mensajes:

El 7 de octubre de 2016 a las 1:39am. “Tus abrazos son hermosos, me llenan de paz. Cuando estaba llorando necesitaba un abrazo tuyo…Fui corriendo contigo cuando estaba triste. El pretexto fue la revisión de examen…Pero quería estar contigo”. “Bebí un poco y no sé si sea cierto eso de que los borrachos no mienten, pero…la verdad no pude dejar de pensar en ti”. “Me estás enloqueciendo”. “Un enigma que me está haciendo perder el piso, jaja”.

El 10 de noviembre de 2016 a las 12:47pm. “Hola, perdón, siempre que me emborracho te mando mensaje, jaja…”

El 21 de noviembre de 2016 a las 11:55pm. “Hace poco abandoné un tratamiento psiquiátrico que me duró 2 años, me inyectaban cada 15 días, 3 inyecciones, una en la pompie y las otras dos en los hombros. Tomaba 5 medicamentos diferentes, para depresión y, principalmente, para la mala memoria. O falta de retención… También me hacían tratamiento de electrones, me ponían una máquina en el cráneo que daba descargas eléctricas…Siempre he sido distraída y tengo una memoria pésima”.

Por lo anterior, rechazo las acusaciones de acoso manifestadas previamente por Priscila Alvarado, argumentando que desconoce qué o cuáles fueron las causas que la orillaron a atentar contra su persona.

“A través de sus falsos dichos acabó no solo con mi reputación de más de 27 años de carrera, por lo cual fui destituido del cargo, luego de 15 años de labor docente. A lo largo de todo este tiempo, jamás había sido señalado de algo así, y de ello se puede consultar a cientos de egresados a los que he impartido clases. Por ello, pido que prevalezca la ley, ya que no se puede hacer justicia mediática que sentencie sin mostrar pruebas. México es un país de leyes donde se debe considerar la presunción de inocencia y no se puede destrozar la vida de las personas sin pruebas”, argumentó.

Asimismo, hizo un llamado a las autoridades de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García para privilegiar el diálogo y no asumir juicios sin fundamento, ya que, ante todo, debe prevalecer un proceso claro y transparente.

Enrique Mandujano exhorto a la sociedad en general a frenar las campañas de linchamiento que, sin fundamento, se llevan a cabo en redes sociales, toda vez que provocan muertes físicas, morales, profesionales y familiares.

“¿Cuántos más debemos esperar para frenar estos ataque sin fundamento?”, concluyó.

 

Notas Relacionadas