En su infancia, Emiliano Zapata fue iniciado en el conocimiento profundo

  • En su infancia, Emiliano Zapata fue iniciado en el conocimiento profundo

    Foto: Internet

Artemio Solís tiene la voz pausada, de su boca salen palabras redondas y suaves, él sabe matemática celeste, geometría cósmica, flor y canto, así como herbolaria, cuatro conocimientos prehispánicos con los que también contaba el general Emiliano Zapata Salazar.

A los nueve años de edad Zapata fue acercado a estas enseñanzas, mejor conocidas como conocimiento profundo, la abuela de Artemio, que conoció a Emiliano Zapata y a las mujeres de Tlaica, encargadas de resguardar por generaciones el conocimiento sagrado desde antes de la llegada de los españoles, contaba que el general había sido iniciado en el conocimiento profundo por este grupo de mujeres.

La abuela de Artemio contaba que al nacer Zapata, en Anenecuilco, Morelos, la partera que lo trajo al mundo pronunció con voz fuerte y clara que “hoy en este día maravilloso las estrellas se alegran, tiene dos círculos, (en referencia al 8 de agosto día en el que nació y las ocho letras que componen su nombre y que en horizontal forman dos círculos o el símbolo de infinito) llegó este niño”.

 

También te puede  Iinteresar: Meten amparo para tutelar derechos de 37 estancias infantiles

 

Artemio, que seguía los pasos de su abuela y escuchaba todas las historias que le contaba de Zapata recordó que ella había mencionado que los nueve años fue presentado en el Altzomoni, que es mejor conocido como el Paso de Cortés, entre los volcanes Popocatépetl e Iztaccihuatl, en su presentación pronunció en lengua nahuatl que “la tierra no es del hombre, el hombre es la tierra”, fue así como las mujeres de Tlaica lo iniciaron en el conocimiento profundo.

Solís explicó que el conocimiento profundo considera el aprendizaje de la matemática celeste, geometría cósmica, flor y canto, así como la herbolaria, lo que convierte a los aprendices de estos conocimientos en nahuales, en ese sentido, explicó que un nahual es una persona que practica y domina de manera cotidiana estos conocimientos.

“Un nahual es en realidad un gran actor, no es que se conviertan en animales como se piensa”, sino que son personas que se adaptan a determinada realidad sin ser notados para aprender de su entorno y saber cómo actuar, ello, con el conocimiento profundo como herramienta.

Señaló que tanto los abuelos, como los padres del ícono de la Revolución Mexicana, pertenecían a un calpulli que se llamaba Nahui Ollin, que quiere decir cuatro movimientos, en donde los niños eligen si quieren pertenecer al camino del conocimiento profundo, y Zapata decidió seguirlo desde los nueve años de edad.

Explicó que para que alguien sea considerado como un nahual debe aprender la matemática sagrada, que establece conteos coordinados de los movimientos del cuerpo, mientras que la geometría cósmica contempla ciertos movimientos del cuerpo para adquirir flexibilidad en la columna vertebral y la energía de la tierra.

La flor y canto es todo lo relacionado al arte, como la poesía y la contemplación de los movimientos del cosmos, en tanto que la herbolaria considera el conocimiento de los poderes de las flores y plantas, que tienen las características de alimentar, envenenar, curar y enervar, conocimientos que Zapata dominaba, ello, de acuerdo con lo que la abuela de Artemio le contaba.

Así, dijo que Emiliano conocía todos los secretos del conocimiento profundo que comenzó a adquirir desde los nueve años e incluso se sabe que participó en ceremonias con plantas de poder, “yo no lo ví, pero mi abuela afirmaba que Zapata era un nahual”.

La abuela de Artemio además le contó que a los 18 años de edad, Zapata también fue iniciado en un ritual con teonanacatl, es decir, con hongos alucinógenos, ello, debido a que en la cosmovisión prehispánica es una manera de hablar con los dioses, se trata, dijo, de un conocimiento tolteca.

Entre otras de las historias que contaba la abuela de Artemio explicó que los ancianos de San Miguel de Anenecuilco, donde nació el 8 de agosto de 1879, le dijeron a Zapata que estaban cansados y le depositaron en sus manos documentos en los que explicaban la manera en la que ancestralmente las personas ganaban las tierras, con sudor y sangre, “hoy le toca a los jóvenes”, y ahí fue cuando fue nombrado calpuleque, que es el equivalente al presidente municipal, en ese tiempo eran quienes encabezaban los barrios y poblados.

Añadió que Zapata era capaz de establecer contacto con el mundo animal, prueba de ello, fue el acercamiento con su caballo, que antes era indomable y nadie podía montarlo, y se cuenta que le habló al animal en náhuatl “chiquito, dejame montarte, todo mi amor para ti”, para luego ponerle las manos en la espalda y después con toda calma montar al animal, que se llamaba “El Negro”.

Explicó que existen muchas historias en torno a Zapata, una de ellas pone en duda la muerte del general en la Hacienda de Chinameca, en Morelos, el 10 de abril de 1919, “todos los habitantes de Morelos dicen que Emiliano no ha muerto, que Emiliano vive”.

Ello, debido a que el cadáver que presentaron como el del general en Cuautla, no tenía sus marcas de nacimiento y conservaba todos los dedos, aún cuando al verdadero Zapata le faltaba una falange, leyendas que forman parte de las memorias de los morelenses.

Artemio recordó su amistad con Pánfilo Cabello, mejor conocido como “El Zancudo”, un general muy cercano a Zapata, quien en lengua náhuatl recitaba:

Como una estrella es este gran guerrero

Tiene un conocimiento que no cualquier hombre o mujer tiene

Porque platica con el viento

Porque platica con el agua

Porque plática con la tierra

Porque platica con el fuego

Es comedor de fuego

Así dice la gente del pueblo, que es un comedor de fuego

Para que se convierta en ceniza, y de la ceniza resurge el nahual

Cómo es que no voy a admirar a este guerrero

Cómo es que no voy a amar sus hazañas

Muchos hombres y mujeres dicen cosas que no son verdad

Dicen que es un ladrón, eso no es verdad

Su corazón, lo que tiene en su corazón, ni las estrellas, ni la luna, ni el sol lo saben

Todo lo que tiene en su corazón se lo ofrenda a los niños, a las niñas, a las mujeres y los hombres

Sabe mucho matemática celeste, geometría cósmica, flor y canto, de herbolaria

Cómo no voy a amar a este guerrero

Lo amo porque él ama la madre tierra

Ama a la tierra con todo su corazón, todo ese amor nace desde su interior

¿Por qué no lo iba a amar?

Notas Relacionadas