Analfabetismo sigue siendo mayor en mujeres que en hombres

  • Analfabetismo sigue siendo mayor en mujeres que en hombres

    Foto: Internet

México se encuentra en proceso de crecimiento en materia de igualdad de oportunidades para que tanto mujeres y hombres obtengan acceso a niveles de educación que les permita sumarse de igual manera a los beneficios del desarrollo.

Sin embargo, de acuerdo con la Encuesta Intercensal, el analfabetismo en las mujeres sigue siendo mayor a lo registrado en hombres, pues la proporción de féminas en analfabetismo funcional es casi dos puntos porcentuales mayor que en los varones.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se conmemora el 8 de marzo, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía señaló que 10.6 por ciento de las mujeres de 15 y más años es analfabeta funcional, mientras que en la población masculina esta característica se presenta en 8.7 por ciento de la población.

 

También te puede interesar: Crean bioinsecticida contra gusano en maíz

 

En este sentido, del total de la población de 15 y más años, 93.6 por ciento de la población mexicana sabe leer y escribir, pero el promedio baja a 92.5 por ciento de las mujeres y es mayor en los hombres con 94.7 por ciento.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en el ciclo escolar 2015-2016, 49.2 por ciento de los inscritos en el nivel de enseñanza básico en el Sistema Educativo Nacional es una mujer.

Por su parte, en el nivel medio superior existe una ligera pero mayor proporción de mujeres inscritas con un 50.2 por ciento, mientras que los hombres representan el 49.8 por ciento.

En el nivel superior 49.3 por ciento de las personas que cursan estudios profesionales son mujeres.

Referente al nivel de escolaridad, se distinguen diferencias por sexo, aunque la brecha es relativamente baja, pues de las personas de 15 años y más, el porcentaje de mujeres sin instrucción es mayor al de los hombres en 1.6 puntos porcentuales con un 6.8 contra 5.2 por ciento, respectivamente.

Para el nivel medio superior la diferencia es de 1.8 puntos entre mujeres y hombres con un 18.7 contra 20.9 por ciento, respectivamente y, por último, en el nivel superior difieren en 1.9 puntos porcentuales con 16.1 por ciento en mujeres y 18 por ciento en hombres.

El rezago educativo es un elemento que también afecta más a las mujeres, pues se presenta en 36.7 por ciento de las mujeres y en 34.4 por ciento de los hombres.

Otro factor importante en el camino a la igualdad de género es la participación de las mujeres mexicanas en el mercado laboral, el cual en las últimas décadas significó la transformación política, social y económica del país, por lo que actualmente, la participación de las mujeres es reconocida en todos los ámbitos de la vida pública, más allá del trabajo doméstico.

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo detalla que en el tercer trimestre de 2016, 20.8 millones de mujeres de 15 y más años forman parte de la población económicamente activa en el país, en donde la tasa de participación económica es 43.9 por ciento, lo que significa que cerca de la mitad de mujeres en edad de trabajar tiene o está en búsqueda de un empleo.

Sin embargo, pese a que el empleo en las mujeres ha crecido a un mayor ritmo que en los hombres en las últimas dos décadas, la participación femenina continúa siendo menor a la masculina: 78 de cada 100 hombres de 15 y más años pertenece a la población económicamente activa.

Para el tercer trimestre de 2016, la suma de mujeres ocupadasde 15 y más años en el país es de 19.9 millones; en su mayoría, 8 de cada 10, es decir, el 78.7 por ciento, están ocupadas en el sector terciario de la economía, principalmente como comerciantes (33.1%), servicios diversos (19.3%), servicios sociales (16.8%) y restaurantes y servicios de alojamiento (14.3%).

Asimismo, el 17.1 por ciento del total de ocupadas se emplean en el sector secundario y solo 3.8 por ciento está ocupada en el sector primario, aquel relacionado con la agricultura, ganadería, silvicultura, caza y pesca.

De las mujeres ocupadas, 23.3 por ciento trabajan por cuenta propia, 2.3 por ciento son empleadoras y 7.5 por ciento no recibe remuneración por su trabajo.

Dos de cada tres mujeres ocupadas, es decir, el 66.9 por ciento, son subordinadas y remuneradas y de ellas, el 37.7 por ciento no cuenta con acceso a servicios de salud como prestación laboral, 41.9 por ciento labora sin tener un contrato escrito, más de la tercera parte (33.8%) no cuenta con prestaciones laborales, solo una de cada dos trabajadoras subordinadas (55.2%) goza de vacaciones pagadas, 62.6 por ciento recibe aguinaldo y 16.9 por ciento cuenta con reparto de utilidades.

Por otra parte, en materia sanitaria, el INEGI destacó que pese a que en los últimos años ha habido importantes avances en la cobertura universal en salud, persisten desigualdades en el acceso a servicios médicos, pues aproximadamente la mitad de las mujeres de países en vías de desarrollo carecen de asistencia sanitaria en la actualidad, siendo la desigualdad de género una de las principales barreras que enfrentan para acceder a servicios médicos.

En el país durante 2015, 82.2 por ciento del total de la población tiene afiliación a servicios médicos; considerando a la población con afiliación, 47.6 por ciento son varones y 52.4 por ciento mujeres. Comparando por sexo y grupos de edad, los porcentajes de afiliación de los varones superan ligeramente al de las mujeres únicamente de cero a los 14 años de edad.

Tomando en consideración exclusivamente a las mujeres en el análisis, 98 de cada 100 son usuarias de los servicios de salud. Al distribuir a las mujeres usuarias por lugar de atención, la mayoría se atienden en centros de salud y hospitales de la SSA (39.7%), en el IMSS (30%) y en clínicas, consultorios y hospitales privados (13.5 por ciento). Destaca que son más las que prefieren atenderse en consultorios de farmacia (8.5%) que quienes acuden al ISSSTE, ISSSTE estatal, servicios de PEMEX, Defensa o Marina y/o en otro lugar.

En el año 2015, se registraron 655 mil 688 defunciones en el país, de las cuales, 363 mil 732 fueron defunciones masculinas y 285 mil 498 defunciones femeninas.

La mayoría de las defunciones de mujeres registradas durante 2015 se concentró en edades adultas: 72 por ciento aconteció en la población de 60 y más años; 19.3 por ciento en mujeres de 30 a 59 años; mientras que la población infantil (0 a 14) y joven (15 a 29 años) representa 1.7 y 2.9 por ciento de las defunciones femeninas, respectivamente.

Entre las principales causas de muerte en la población del país sobresalen las enfermedades del sistema circulatorio, responsables del 25.5 por ciento del total de muertes: 23.8 por ciento de los fallecimientos de hombres y 27.5 por ciento de las muertes femeninas.

Las enfermedades endócrinas, nutricionales y metabólicas, son la segunda causa de muerte más frecuente en la población: 17.5 por ciento del total de fallecimientos se deben a este tipo de enfermedades, las cuales están más presentes en las mujeres 20.2 por ciento, que en hombres 15.3 por ciento.

La diabetes mellitus agrupa 15 por ciento del total de muertes en el país: 17.4 por ciento de muertes femeninas y 13.1 por ciento de las masculinas. Los tumores malignos 13 por ciento son la tercera causa de muerte en la población: 15 por ciento en mujeres y 11.5 por ciento en hombres.

Actualmente, de acuerdo con datos de la Encuesta Intercensal 2015, en México, las mujeres representan más de la mitad de la población total, es decir, 51.4 por ciento con respecto a los hombres que fueron el 48.6 por ciento, lo que implica una relación de 94.4 hombres por cada 100 mujeres.

Finalmente, en el trienio de 2011 a 2013 la tasa global de fecundidad es de 2.21 hijos por mujer.

 

Notas Relacionadas