SEDESA atiende a personas en abuso del cigarro en CDMX

  • SEDESA atiende a personas en abuso del cigarro en CDMX

    Foto: Cortesía | MNE

Para dejar de fumar, cada año cerca de 3 mil 500 personas en promedio solicitan apoyo a las Unidades de Especialidades Médicas en Centros de Atención Primaria en Adicciones (UNEME CAPA), de la Secretaría de Salud (SEDESA) de la Ciudad de México.

De acuerdo con el nivel de consumo del paciente, la dependencia  brinda en sus unidades el apoyo por medio de la integración a talleres preventivos o tratamientos para atender el abuso y dependencia al tabaco.

En el marco de la entrega de reconocimientos por cumplir con Espacios 100 por ciento Libres de Humo de Tabaco al Laboratorio de Revisión de Obras de la Contraloría General de la CDMX, el titular de la SEDESA, Román Rosales Avilés, señaló que para atender la dependencia al tabaco se cuenta con 32 unidades de atención y prevención de las adicciones.

 

También te puede interesar: ¿Por qué no proceden en mi contra? Aquí estoy, dice Ricardo Anaya

 

Destacó que los cigarros tienen alrededor de 4 mil sustancias, de las cuales por lo menos 250 de ellas son tóxicas para el organismo; también son responsables de producir alrededor de 30 enfermedades que se relacionan directamente con la presencia de cardiopatía isquémica, la pulmonarobstructiva crónica, infarto al miocardio y cerebrales.

Además, dijo, muchos tipos de cáncer están relacionados con el consumo del cigarro, como el de pulmón, mama, laringe, esófago, boca y vejiga, así como otros ginecológicos como el cérvico uterino y de ovario.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen alrededor de 6 millones de personas que mueren en el mundo por la adicción al tabaco, de los cuales el 10 por ciento nunca han fumado en su vida.

“Estamos hablando de gente que se muere por estar respirando el humo del tabaco ajeno. Se estima que hay mil millones de fumadores a nivel mundial, mientras que en México se calcula que existen 14 millones de personas adictas al tabaco”, explicó.

Destacó que la Encuesta Global de Tabaquismo 2015, arroja una disminución significativa de la exposición al humo de tabaco en edificios públicos, principalmente, en las sedes de Gobierno, así como en restaurantes y bares, por lo que las acciones de verificación y fomento por parte de la Agencia de Protección Sanitaria resultan primordiales.

Notas Relacionadas