IPN realizará estudios en Avenida Eduardo Molina

  • IPN realizará estudios en Avenida Eduardo Molina

    Foto: Internet

 

Tras casi dos días de intensos trabajos para reparar el socavón que se formó sobre la avenida Eduardo Molina, por fin, esta madrugada, personal de la delegación Gustavo A. Madero, en coordinación con trabajadores el gobierno de la ciudad, lograron normalizar el paso vehicular y servicio del Metrobús, en esa importante vía primaria.

El jefe delegacional en Gustavo. A. Madero, Víctor Hugo Lobo Román indicó que, a pesar de haber quedado normalizado el paso en la avenida Eduardo Molina, en el tramo de San Juan de Aragón a la calle 157, solicitó a los investigadores en geofísica de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura del Instituto Politécnico Nacional, realizar los estudios del subsuelo para determinar con toda precisión la causa que originó  ese agrietamiento, y atenderlo con oportunidad.

Durante un recorrido  para supervisar los trabajos de reparación, Lobo Román puntualizó  que  los geólogos del IPN, podrán determinar los motivos, y el tipo de trabajo que se debe realizar para subsanar cualquier falla, toda vez que  en el estacionamiento de la Plaza comercial Oriente se han detectado algunas fracturas, aunque el piso de esa zona es de  adocreto y ello permite las filtraciones de humedad, lo que podría ocasionar reblandecimientos del subsuelo. 

 

También te puede interesar: Taparon el “hoyo” de Eduardo Molina

 

Esta semana, dijo, convocará a una reunión con los administradores de la plaza comercial, los especialistas en geología, representantes del gobierno de la ciudad y por supuesto con servidores públicos de la delegación a efecto de iniciar los estudios correspondientes.

Para la reparación del socavón, participaron trabajadores del Sistema de Aguas, Protección Civil, Gestión Urbana y de la secretaria de Seguridad Pública de la CDMX, así como personal de Protección Civil, de la Dirección de Seguridad Pública, de   Servicios Urbanos y de las 10 direcciones territoriales de la delegación Gustavo A. Madero.

Los trabajos consistieron en excavar la zona afectada, retirar toda la tierra húmeda, y reparar la fuga de un tubo de agua potable de seis pulgadas de diámetro, que se detectó justo debajo de la banqueta, y encontrar el punto firme del subsuelo para  rellenar con tepetate.

Notas Relacionadas