Existe una amplia variedad de fauna urbana en la CDMX

  • Existe una amplia variedad de fauna urbana en la CDMX

    Foto: Javier Briseño | MNE

Notimex
06-10-2016

A pesar del proceso de urbanización de la Ciudad de México, todavía preserva una amplia variedad de fauna urbana, destacó el director general de Comunicación de la Ciencia de la Conabio, Carlos Enrique Galindo Leal.

La fauna de la ciudad se clasifica en nativa y no nativa, indicó el directivo de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

La nativa se integra por los animales que desde hace miles de años viven en el Valle de México en lugares como Texcoco, Xochimilco y Chalco, además se divide en endémica y no endémica.

 

También te puede interesar: Desabasto de agua en Iztapala, responsabilidad de Sacmex

 

“Son especies endémicas aquellas que únicamente se localizan en áreas geográficas muy específicas. Por ejemplo, la tarántula del Pedregal de San Ángel no existe en ningún otro lugar del mundo”, resaltó Galindo.

“En México hay alrededor de 40 o 50 especies de tarántulas, lo que ubica al país como el segundo con el mayor número de esta especie, después de Brasil”, agregó.

De acuerdo con comunicado de la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el funcionario mencionó que la fauna nativa no endémica radica en diferentes lugares, como el pájaro mirlo primavera que es común en los parques de la Ciudad de México, el cual también se encuentra desde Oaxaca hasta Canadá y por toda América.

Galindo refirió que la fauna no nativa también se le conoce como exótica, la cual aparte de los animales silvestres o domésticos introducidos en esta región, incluye a los seres humanos que, alrededor de hace 30 mil años, conforman el entorno.

De igual modo, la no nativa se cataloga en dos, la primera es exótica conformada por pollos, cerdos, vacas, borregos, chivos, camaleones, perros, gatos entre otros animales introducidos a México de manera accidental o intencional.

“En general se trata de animales que aun cuando provienen de otro lado, no representan ningún problema para otras especies, salvo cuando se les establece en islas”, señaló Galindo.

El doctor sostuvo que así como el xoloitzcuintle, endémico del país, hubo otras razas de perros nativos que se extinguieron con la llegada de nuevas castas.

En tanto, dijo que la exótica invasora suele ser un problema para las especies nativas, pues debido a su potencial reproductivo o de expansión se convierten en plagas difíciles de controlar.

Esta situación tiene como consecuencia un desplazamiento de las especies nativas mediante la competencia, depredación, transmisión de enfermedades, entre otras interacciones, al tiempo que dañan los ecosistemas, la agricultura, silvicultura, pesca o turismo.

El especialista explicó que a través de la red social NaturaLista, sus cuatro mil miembros en México registraron siete mil 588 especies animales, 928 especies de animales se detectaron en la Ciudad de México.

De las cuales 512 son insectos o arañas; 180 mariposas y polillas, 17 de libélulas, 79 especies la mayoría no venenosos de alacranes y arañas, 18 de anfibios, 47 de reptiles.

Además, cinco de serpientes de cascabel, 14 de colibríes, 37 especies de mamíferos, entre murciélagos, ratones, gato montés o lince rojo, comadrejas de cola larga y ardillas, entre otras.

Fotogalería Relacionada: 
De retorno a casa… animales exóticos

Autoridades medioambientales regresan a su hábitat a animales silvestres en peligro de extinción.| Foto: Profepa