La mujer encabeza trabajo doméstico en la CDMX

  • La mujer encabeza trabajo doméstico en la CDMX

    Foto: Internet

La Encuesta Intercensal realizada por el INEGI en el año 2015, muestra que en la Ciudad de México de cada 100 personas que dedican tiempo a estas actividades 60 son mujeres. De cada 100 personas, quienes preparan y sirven alimentos 70 son mujeres; quienes atienen a personas menores de 15 años, 66 son mujeres; quien limpia, lava y plancha la ropa de la familia 66 son mujeres; de igual forma, las mayoría de las personas que atienden a personas enfermas, a personas mayores de 60 años o a personas con discapacidad, son ellas.  

De acuerdo con lo establecido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el trabajo doméstico es el que se realiza para o dentro de un hogar o varios hogares. Las labores a desarrollar incluyen tareas como el aseo de la casa, cocinar, lavar y planchar, cuidar la integridad de las y los niños, de las personas adultas mayores o en su caso de los miembros enfermos de la familia.

 

También te puede interesar: Sin retrocesos por presiones en nuevo modelo educativo: Coparmex

 

En la CDMX se ha logrado una mayor inserción de las mujeres en el campo laboral remunerado y se trabaja en la sensibilización para realizar un cambio en la repartición de las tareas del hogar, invitando a los hombres a participar y coadyuvar en dichas tareas.

En la mayoría de los casos, las labores del hogar no son adquiridas a voluntad de la mujer, son impuestas por terceras personas como el padre o la madre, el esposo e incluso los hermanos, por lo tanto, es importante generar cambios dentro de las familias para fomentar la equidad en torno a la distribución de las labores domésticas.

Generando este cambio todas y todos conviviremos en un espacio más equitativo, favoreciendo el goce pleno de los Derechos Humanos y Libre de Discriminación. 

Por ello es importante reivindicar la importancia del trabajo doméstico para que los hogares se desempeñen en un ambiente de respeto e igualdad, es por ello que en la conmemoración del Día Internacional del Trabajo Doméstico No Remunerado, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México se pronuncia a favor del reconocimiento de las labores domésticas así como de los beneficios que han aportado al bienestar social.

De igual forma, hace un llamado a la sociedad para sumar esfuerzos y modificar los modelos arraigados que conllevan a la distribución desigual del trabajo doméstico.

Hay que desechar el discurso de que los hombres “deben apoyar” en las labores domésticas y adoptar la idea de ser corresponsables de las mismas; se debe romper con el estigma que ha permeado en la sociedad donde el trabajo doméstico es sólo para mujeres y recordar que la cultura de la no discriminación comienza en la casa.

Notas Relacionadas

Fotogalería Relacionada: 
Desempleo mundial a la alza

Según la OIT en 2015 estuvieron desempleadas 197.1 millones de personas, 27 millones más que el nivel anterior a la crisis de 2007 y para 2016 está previsto que aumente alrededor de 2.3 millones para situarse en 199.4 millones.|Foto: Internet.