¡Súmate, para que abriguemos a personas en situación de calle!

  • ¡Súmate, para que abriguemos a personas en situación de calle!

    Foto: Cortesía|MNE

Chamarras, suéteres, bufandas, abrigos, chalecos, sarapes, gorras, cobijas, guantes y edredones, son bienvenidos en la colecta denominada “Te abrigo” que la UNAM, a través de la Dirección General de Orientación y Atención Educativa (DGOAE), realiza en favor de personas en situación de calle y de quienes se encuentran en algunos albergues.

La invitación a donar también está abierta para exalumnos, organizaciones y la sociedad en general. La entrega se puede efectuar de lunes a viernes de 10:00 a 15:00 horas, en la planta baja de la DGOAE, ubicada entre las facultades de Arquitectura e Ingeniería, frente a “las islas”, en Ciudad Universitaria. Concluye el próximo 3 de diciembre.

Esta estrategia, explicó la directora de Servicio Social y Voluntariado de la entidad universitaria, Claudia Navarrete García, forma parte de la dinámica que realiza la Universidad Nacional, a fin de promover y reconocer de manera institucional el voluntariado.

 

También te puede interesar: Sandra Cuevas exige a Claudia Sheinbaum trato parejo a alcaldes de la UNACDMX

 

“Nos hemos vinculado con muchas organizaciones y con diversas instancias para promover acciones voluntarias. En particular, ‘Te abrigo’ forma parte de una gran estrategia que la organización HandsOn realiza en México, y la DGOAE es un centro de acopio para esa campaña. Invitamos a los universitarios a que se sumen. Por medio del voluntariado nos comprometemos a entregarles una constancia que acredita su participación en esta acción”, recalcó Navarrete García. 

Esta es la ocasión para que las prendas que no nos quedan o dejamos de usar, que están en buen estado, sean útiles a alguien más; “lo único que pedimos es que la ropa esté limpia e identificada: si es para hombre, mujer, niña o niño, y la talla (chica, mediana o grande), para apoyar la organización y la entrega”, precisó.

La colecta para “Te abrigo” comenzó el pasado 17 de noviembre y la respuesta de los universitarios ha sido muy buena. “Esperamos de aquí al 3 de diciembre completar una buena dotación de ropa de invierno para la población que la necesita”.

Lo que se colecte será entregado a HandsOn. Luego, “nos invitan a hacer una entrega representativa del acopio universitario en algún punto. Eso da certeza de a dónde va la donación que, con buena intención, da la comunidad universitaria”.

Asimismo, Claudia Navarrete sugirió que los donantes escribieran un mensaje de solidaridad, de abrazos y acompañamiento para la población que recibirá las prendas.

En pro de la sociedad

Acciones como esta son fundamentales para la UNAM, por ejemplo en “Cuetzalan estuvimos con una brigada de optometristas que atendieron a una cooperativa de bordadoras indígenas nahuas; como parte de las acciones de voluntariado, durante tres días se atendió a 265 mujeres en ese municipio poblano, y en enero se les hará entrega de sus lentes”.

El voluntariado universitario ha desarrollado, a lo largo de este año, diversas tareas en favor de la sociedad. Recientemente se realizó un acopio de materiales y útiles escolares para alumnos de escuelas del Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE, que son multigrado y están en comunidades remotas), quienes no dejaron de asistir a las aulas durante la pandemia porque en sus localidades no hay internet y tampoco era posible instrumentar educación a distancia. La colecta será entregada en próximos días en un plantel de Villa del Carbón, Estado de México, expuso.

Hoy la Universidad tiene la posibilidad de nombrar, promover y reconocer estas acciones a través de constancias que para el alumnado, académicos y trabadores representan la posibilidad de enriquecer los currículos profesionales y sociales.

Es esencial, dijo, que cuando los alumnos tengan que escribir su experiencia, demuestren en cuántas labores de este tipo han participado; este, por ejemplo, es un factor que determina la contratación tanto en instancias públicas como privadas. “La diferencia entre dos excelentes ingenieros químicos puede ser la responsabilidad social, el compromiso y esta manera de ser solidario con distintas causas”.

Además, en el aspecto personal el voluntariado los enriquece y los forma; se cumple lo que siempre se recalca en esta institución: hay que retribuir lo que la sociedad les ha dado al formarlos.

Notas Relacionadas