Las peores fuentes de contaminación por SO2 de 2019 y mitad de 2020

  • Las peores fuentes de contaminación por SO2 de 2019 y mitad de 2020

    Foto: Internet

Hallazgos principales

● Más de dos terceras partes (685) de las emisiones globales de dióxido de azufre (SO2) se deben a actividades humanas; el resto a los volcanes.

● Las emisiones globales de SO2 cayeron 14% en 2019 en comparación con 2018. La mayor parte de esa reducción se debió a una menor actividad volcánica. Las emisiones antropogénicas de SO2 disminuyeron aproximadamente 6% durante el mismo periodo.

● En 2019, la India se mantuvo como el peor emisor mundial SO2 con casi 6 mil kilotones métricos (kt), o 21% del total anual de emisiones antropogénicas. Las emisiones de SO2 de la India fueron 1.8 y 2.8 veces más que las de Rusia y China respectivamente, países que le siguen con mayores emisores.

 

Ahora ya puedes tenerla en tu colección: The Big Bang Theory - Season 11, encuentrala en Amazon 

 

● Los 25 mayores emisores de SO2 antropogénico en 2019 fueron: ○ Tres países con más de 2 mil kt: India, Rusia y China. ○ Cinco países con mil a 2 mil kt: Arabia Saudita, México, Irán, Sudáfrica y Turquía. ○ Cinco países con 500 a mil kt: Estados Unidos, Kazajstán, Ucrania, Australia y Cuba. ○ Doce países con 180 a 500 kt: Uzbekistán, Perú, Kuwait, Turkmenistán, Serbia, Emiratos Árabes Unidos, Brasil, Bulgaria, Canadá, Irak, Marruecos y Pakistán.

● Los 12 primeros fueron responsables de más de dos terceras partes de las emisiones globales de SO2 antropogénico en 2019, y totalizan 49% de la población mundial.

● Tendencias de la emisión de SO2 en 2019 frente a 2018, entre los primeros 25 emisores

:1 ○ Siete países experimentaron una disminución estadísticamente significativa2 en un rango de 6% a 40% relativo al decrecimiento de 1 Como todas las observaciones científicas, este conjunto de datos tiene una precisión limitada. Afortunadamente, la precisión de los datos fue cuantificada en el paquete de datos original provisto por la NASA, sobre el cual se basa nuestro análisis. Además, los hemos tenido en cuenta constantemente en nuestro procesamiento y análisis de datos.

2 Al menos un 95% de certeza en la dirección del cambio. 2018 a 2019: India, Irán, Sudáfrica, Ucrania, Emiratos Árabes Unidos, Irak y Pakistán.

○ Tres países vieron disminución entre 5% y 12%, que son estadísticamente probable: 3 : Rusia, China y Serbia. ○ Nueve países no experimentaron cambios estadísticamente significativo con la precisión del conjunto de datos4 : Arabia Saudita, Estados Unidos, Kazajstán, Australia, Cuba, Perú, Kuwait, Bulgaria y Canadá.

○ Tres países tuvieron aumento entre 4% y 28%, que son estadísticamente probables: México, Brasil y Marruecos. ○ Tres países tuvieron un aumento estadísticamente significativo en el rango que va del 14% al 36% del incremento relativo: Turquía, Uzbekistán y Turkmenistán.

● Durante la pandemia de COVID-19 en la primera mitad de 2020, el consumo de combustibles fósiles fue sustancialmente más bajo que en años previos. Como resultado, se pudo apreciar una clara caída en las emisiones de SO2 en muchas zonas industriales, independientemente de si predominó la quema de carbón, petróleo o gas en las instalaciones industriales o fundidoras. ● Aún no está disponible información más precisa sobre 2020. Sin embargo, un modelo simple de regresión indica que las emisiones han mantenido su disminución entre septiembre de 2019 y agosto de 2020 comparado con el año previo, con un cambio de 7% durante ese periodo.

Análisis de concentraciones en 2020.

La información referente a las emisiones de 2020 aún no están disponibles por parte del proyecto MEaSUREs de la NASA. We therefore reverted to SO2 column density levels as an indirect indicator of SO2 emissions. Esa columna con los niveles de densidad (expresados en unidades Dobson) fueron recuperadas del sensor OMI de la NASA a un radio de 50 km alrededor de cada foco rojo individual. 

Esas concentraciones sólo pueden ser consideradas como indicaciones indirectas de emisiones de SO2, ya que lo anterior también estuvo impactado por las condiciones meteorológicas. No obstante, los resultados pueden ayudar a identificar las tendencias más recientes, como se muestra en la sección de Estimaciones 2020

Resultados y Análisis (MEaSUREs - NASA)

En 2019, más de dos tercios (68%) del total de las emisiones detectadas por el programa MEaSUREs se debieron a la actividad humana. Las fuentes antropogénicas de SO2 fueron localizadas en zonas con alto consumo de combustibles fósiles (quema de carbón, refinación y combustión de petróleo) o sitios con industria fundidora. 

Más de dos tercios (68%) de las emisiones de SO2 a la atmósfera son de origen antropogénico. Se generan principalmente en áreas industriales donde se queman combustibles fósiles, se genera energía eléctrica, o se extrae metal de los minerales (fundidoras). Otras fuentes antropogénicas son las locomotoras, los barcos y otros vehículos o maquinaria pesada que quema combustibles fósiles con alto contenido de azufre. 

El dióxido de azufre (SO2) es un gas tóxico que se libera al ambiente a partir de la quema de materiales que contienen azufre, y que se encuentra en todo tipo de carbón o recursos petroleros. Los impactos en la salud que causa este gas es resultado tanto de la exposición directa al SO2 como al material particulado fino (PM2.5) 5 . Esto último se produce cuando el SO2 reacciona con otros contaminantes del aire. La exposición a SO2 y a PM2.5 conlleva a un rango de problemas en la salud que van de síntomas relativamente moderados como la sensación de quemazón en la nariz, garganta y pulmones, y dificultad para respirar, hasta impactos severos como demencia6 , problemas de fertilidad7 , reducción de las capacidades cognitivas8 , enfermedades pulmonares, de corazón y hasta la muerte.9

Además de esos impactos en la salud, cada proceso de combustión que emite SO2 también libera cantidades sustanciales de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

La planta fundidora de Norilsk (Норильск), en Rusia, sigue siendo el mayor foco rojo en el mundo en lo que a emisiones de SO2 se refiere10, seguido de las áreas de Rabigh (Arabia Saudita), Zagros (Irán) y Kriel en la provincia sudafricana de Mpumalanga (Tabla 3). Otros sitios como Cantarell (México) y Singrauli11 (India) reportan altos niveles de SO2, principalmente por el alto consumo de combustibles fósiles y por la lenta aplicación de estrictos estándares de emisiones. 

México

Los campos petroleros de México están entre los mayores focos rojos del mundo. Solo Cantarell y Reforma contabilizan aproximadamente el 48% de las emisiones antropogénicas de SO2 del país. Las otras fuentes de emisión de importancia corresponden al sistema nacional de refinación y a las centrales eléctricas que queman combustóleo como la de Tula y Tuxpan. Las emisiones generadas por esas fuentes podrían aumentar durante los próximos 4 años debido a la regulación laxa. La política energética del actual Gobierno de México pretende aumentar la capacidad de refinación y la generación de energía eléctrica a partir del combustóleo y el carbón, lo cual tiene un impacto severo en la calidad del aire de las principales áreas urbanas del país, incluyendo a la Ciudad de México. 

 

 

Notas Relacionadas