Grupomar hunde exitosamente buque para crear arrecife artificial

  • Grupomar hunde exitosamente buque para crear arrecife artificial

    Foto: Internet

Grupomar, empresa dedicada a la pesca comercial de atún a gran escala y dueña de la marca Tuny, realizó el hundimiento del buque motor de palangre “El Diamante”, con la finalidad de promover, preservar y subsanar el ecosistema arrecifal mexicano, en congruencia con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) #14 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que plantea la conservación y uso en forma responsable de los océanos, los mares y recursos marinos para un desarrollo sostenible.

Desde el 19 de noviembre del año pasado, Grupomar firmó de manera voluntaria su adhesión al Pacto Mundial México de la ONU, siendo la primera empresa pesquera de México en hacerlo, y adquiriendo el compromiso de alinear sus estrategias de negocio con los principios universales de derechos humanos y laborales, el medioambiente y la anticorrupción. Esto para alinear toda su estrategia corporativa y operativa a los ODS y, así, contribuir a la mejora del planeta en todas sus dimensiones (social, ambiental y económica), tal y como establece la Agenda 2030 de la Organización, la cual también fue ratificada por el Gobierno de México.

 

Para hacer las recetas en la cocina podrías necesitar esto: Juego de herramientas de medición

 

Un primer hundimiento, de tres

Este hundimiento se realizó después de arduo cuidado y planeación, en coordinación con las autoridades correspondientes: Administración Portuaria Integral de Manzanillo (API Manzanillo), Capitanía de Puerto de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Secretaría de Marina, Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, Instituto Nacional de Pesca, Cámara Nacional de la Industrias Pesquera y Acuícola, SIMPSA Amarradores y Lanchaje, y las cooperativas pesqueras.

Plantea la conservación y uso en forma sostenible de los océanos, mares y recursos marinos para un desarrollo viable, y es el inicio de un proyecto integral que considera la creación de un polígono de pesca seguro para la pesca ribereña. Se complementará un polígono con el hundimiento de los buques “Marflota II” y “Marflota III”, los cuales tendrán su sitio final en la bahía de Manzanillo. Esto se realizará cuando estén óptimos para su hundimiento y cuenten con los estudios de impacto ambiental. Estos arrecifes también permitirán la generación de ingresos locales por actividades de buceo recreativo.

Grupomar donó este navío a la API Manzanillo, con quienes, conjuntamente, se promovió su hundimiento y quienes se hicieron cargo del estudio de impacto ambiental, mismo que fue reconocido por la Capitanía de Puerto al identificar su impacto positivo, dando un soporte vital ante la SCT.

En el marco del evento, Antonio Guerra, Director General de Grupomar, señaló: “Nuestra visión siempre ha sido participar, promover y desarrollar proyectos de alto impacto en favor del desarrollo social, ambiental y económico. Por ello esta iniciativa de generar un nuevo ecosistema marino que permitirá la proliferación de vida, propiciará un nuevo hogar a la fauna marina y será benéfico para la pesca ribereña y los pescadores de Manzanillo”, comentó por su parte.

Gracias a este tipo de actividades, se demuestra el interés legítimo que tiene la iniciativa privada en ser un agente de cambio positivo que no sólo aporte a la seguridad alimentaria, a la sostenibilidad de la actividad pesquera y a la vida submarina, sino también contribuyendo al desarrollo económico de los pescadores ribereños del puerto de Manzanillo. En dicha comunidad es donde se encuentra instalada la planta productiva de Grupomar la cual, como los pescadores ribereños, lleva a diario un alimento sano para las familias mexicanas.

Notas Relacionadas