Gobierno de Morelos maniobra para dejar sin efectos prohibición de plásticos de un solo uso

  • Gobierno de Morelos maniobra para dejar sin efectos prohibición de plásticos de un solo uso

    Foto: Internet

Organizaciones ambientalistas en Morelos, a las que se suma Greenpeace México, denunciaron que la Secretaría de Desarrollo Sustentable estatal prepara un Reglamento de Residuos que incluye dos excepciones que, en los hechos, harían imposible aplicar la prohibición de plásticos de un solo uso aprobada en la entidad.

A raíz de la reforma a la Ley de Residuos publicada en el Periódico Oficial Tierra y Libertad el 17 de enero del 2020; quedó prohibida la comercialización, distribución y entrega de plásticos de un solo uso al consumidor como bolsas plásticas desechables, plásticos para cubrir y envolver alimentos, popotes, recipientes de unicel, entre otros.

En ese documento, se estableció que los establecimientos mercantiles, tiendas departamentales y centros comerciales deberán presentar a la autoridad competente un plan de sustitución de los plásticos de un solo uso.

 

También te puede interesar: Lamenta CNDH expresiones discriminatorias contra del municipio de Putla Villa de Guerrero

 

Sin embargo, organizaciones como CuernAmbiental, Plástico No Gracias y el Observatorio Ciudadano de Calidad del Aire indicaron que estas dos reformas quedarían anuladas con dos artículos que fueron añadidos en el proyecto de Reglamento mediante los cuales se excluyen de la prohibición a “las bolsas de plástico necesarias por motivos de  higiene e inocuidad”.

Para las organizaciones ambientalistas estas excepciones contenidas en el proyecto de Reglamento de Residuos de Morelos dejan un alto nivel de discrecionalidad a los establecimientos comerciales para seguir otorgando bolsas de plástico derivadas de petróleo en cualquier circunstancia en la que consideren que se afecta la higiene o inocuidad, como en la entrega de alimentos. Contribuyendo a que las cosas permanezcan tal y como están, sin mayores controles a los plásticos desechables que en su mayoría se utilizan para alimentos y bebidas.

Para Eleonora Isunza, del Colectivo Plástico no Gracias, “los fabricantes y vendedores de plásticos de un solo uso siempre se han valido de la carta de la higiene para pasar sus productos como automáticamente inocuos, cuando esto no necesariamente es así. Además de que las opciones reutilizables, como bolsas, vajilla, cubiertos, termos, etc. diseñados para utilizarse un gran número de veces, ofrecen las mismas o mejores condiciones de higiene, lavados y desinfectados adecuadamente, sin los graves impactos ambientales que generan los plásticos de un solo uso.”

Así también, estas excepciones abren la puerta a los establecimientos comerciales para no cumplir con la obligación de entregar a la autoridad competente un plan de sustitución de plásticos de un solo uso, lo cual contradice el espíritu de la reforma a la Ley de Residuos estatal y los esfuerzos mundiales por reducir la cantidad de plásticos desechables en el ambiente.

De publicarse así el Reglamento sería violatorio de leyes jerárquicamente superiores, como la ley estatal de residuos y la ley de protección ambiental, así como de derechos humanos fundamentales, principalmente el derecho a un medio ambiente sano y a la salud.

Así también, las organizaciones denunciaron que en el Reglamento propuesto por el gobierno del estado se apuesta por la recuperación energética de los residuos, mediante actividades como el coprocesamiento, pirólisis, plasma, gasificación e incineración de los mismos. Esta situación levanta una gran preocupación entre las organizaciones ambientalistas debido a los graves efectos sociales, ambientales y a la salud pública que generan estas tecnologías. 

“El gobierno del estado de Morelos no puede permitir, bajo ninguna circunstancia, que en la entidad se autorice la incineración de residuos como forma de gestión, dado que esto generará grandes afectaciones en el medio ambiente, contaminando el aire, el suelo y el agua en importantes extensiones del territorio estatal, además de que afectará negativamente la salud de las y los morelenses.” Afirmó Ornela Garelli, especialista en consumo responsable y cambio climático en Greenpeace México.

Tanto desde el Consejo Consultivo Estatal Desarrollo Sustentable, al que pertenecen estas organizaciones y que fue el encargado de la revisión del reglamento, como del Colectivo Plástico No Gracias, se han emitido recomendaciones al Ejecutivo de Estado, en relación a eliminar dichas excepciones.

Morelos ya ha avanzado un largo camino para garantizar que la entidad quede libre de plásticos de un solo uso, y asegurar la protección de nuestro planeta. El gobierno del estado de Morelos no puede echar para atrás dichos avances aprobando un Reglamento que va en contra del espíritu de las modificaciones legislativas aprobadas y del derecho de todas y todos los morelenses a un medio ambiente sano.

Notas Relacionadas