Selva Paranaense enfrenta amenazas a su biodiversidad

  • Selva Paranaense enfrenta amenazas  a su biodiversidad

    Foto: Internet

Notimex
26-08-2019

La Selva Paranaense, que se extiende entre Argentina y Brasil, así como Paraguay, y considerada como un pulmón verde, enfrenta amenazas críticas a causa de la expansión de la agricultura, con la consiguiente pérdida del 95 por ciento de su territorio en los últimos 120 años.

Casi 1.3 millones de personas viven allí y también es el hogar de las cataratas de Iguazú, considerada una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo, además es uno de los mayores bosques que permanecen vírgenes.

La Selva Paranaense está clasificada como zona crítica para la biodiversidad y alberga el 52 por ciento de biodiversidad de Argentina, con más de 150 especies de mamíferos, incluidos los jaguares; 564 especies de aves, 260 de peces, 116 de reptiles, 68 de anfibios, miles de especies de plantas y hongos, señaló un reporte de Naciones Unidas..

 

También te puede interesar: Sargazo llega a Cuba

 

Dijo que los bosques vírgenes en esa región tienen una gran importancia para la mitigación y adaptación al cambio climático, la preservación de la biodiversidad, la gestión de las cuencas hidrográficas y las culturas, así cmo medios de vida de los indígenas.

Sin embargo, entre el año 2000 y el 2013, el 7.0 por ciento de los bosques vírgenes fueron destruidos y la selva enfrentó la expansión de la agricultura; en los últimos 120 años se ha perdido el 95 por ciento, reseñó.

Del 5.0 por ciento restante, la mayoría está en la Provincia de Misiones y la pérdida de selva tiene un impacto devastador sobre la flora y la fauna ya que más de mil especies y subespecies de anfibios, reptiles, aves y mamíferos, el 20 por ciento está en peligro o amenazado.

Ejemplificó que en Argentina, ni los peces ni las plantas se han clasificado por completo y se necesitan más datos sobre la fauna de la región para comprender el impacto total. “A pesar de que existan leyes para proteger especies concretas amenazadas que hacen frente a la destrucción y la alteración de sus hábitats, como las orquídeas, una de las familias más numerosas de la provincia, la selva necesita más protección”.

El organismo resaltó que la Selva Paranaense “abarca el extremo meridional del bioma del Bosque Atlántico, donde comienza la transición hacia las sabanas y los pastizales de la Provincia Pampeana. Estas selvas fronterizas, conocidas como ecotonos, tienen muchas especies tropicales con genética valiosa porque han evolucionado para resistir a condiciones climáticas más extremas y es refugio importante para muchas especies amenazadas”.

Comentó que “la selva también provee alimentos y medios de vida a más de 100 comunidades. En Misiones, más de cuatro mil hectáreas pertenecen a pueblos indígenas y comunidades locales”.

El potencial turístico es enorme; más de 25 millones de personas pasan por esta región cada año, es decir, más de las que visitan Buenos Aires. Esto supone una oportunidad muy buena para el ecoturismo, consideró.

En 2018, la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible en Argentina junto con el apoyo del Programa Nacional ONU-REDD, estableció el Plan de Acción Nacional de Bosques y Cambio Climatico, que desarrolla políticas para una gestión sostenible de los bosques, reducir la vulnerabilidad de comunidades que dependen de ellos, disminuir la deforestación y promover la restauración de bosques.

Notas Relacionadas