Un gobierno sordo y omiso que daña a México y su campo merece su retiro este 2021 a través de las urnas: CCI

  • Un gobierno sordo y omiso que daña a México y su campo merece su retiro este 2021 a través de las urnas: CCI

    Foto: MNE 

El Presidente de la Central Campesina Independiente, José Amadeo Hernández Barajas, aseguró que ante un Gobierno Federal “ciego, sordo, ineficiente, omiso y obcecado” el único camino de los campesinos son las alianzas entre organizaciones sociales e institutos políticos que garanticen un equilibrio político en el país este junio próximo pues “las aguas turbulentas” pueden desbordarse de continuar en el olvido presupuestal el campo mexicano.

Y es que, dijo, vivimos una etapa difícil, inédita, marcada la grave pandemia y el embate gubernamental hacia las organizaciones sociales mientras México se agobia por malos resultados económicos y de inseguridad donde “no sabemos si existe un modelo de desarrollo a seguir”.

Por tanto, estamos ante la oportunidad de cambiar el rumbo que peligrosamente está tomando el país, precisó el dirigente de la CCI.

 

También te puede interesar: Escasez de agua en presas, sequía, Covid-19 rural, limitan ciclo agrícola para 2021: CCI

 

El 6 de junio, todos nosotros acudiremos a renovar la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión y vamos por el cambio de diputados, por el cambio de aquellos que literalmente han traicionado a los campesinos, eliminando programas, recortando presupuestos.

Vamos por el relevo de aquellos que se han olvidado del pueblo que los eligió. Tenemos la responsabilidad de participar en las elecciones y de ganar la mayoría de la Cámara de Diputados, la mayoría de las 15 gubernaturas, los congresos locales y las presidencias municipales que se eligen.

Por eso convocó a los ceceístas para que, en cada estado, distrito y municipio, salgan a la calle a combatir al mal gobierno que tenemos, paradójicamente, en el momento más difícil de nuestra historia reciente.

Ante medio centenar de dirigentes estatales y militantes reunidos en el auditorio de la CCI, aplicando todos los protocolos sanitarios y la sana distancia, el dirigente ceceista señaló que no debe olvidarse que el 70% de los productores son productores familiares, en situación de subsistencia cuyos ingresos son inferiores a la línea de bienestar y aun así se niegan a dejar el surco.

Lo anterior a pesar de que el Estado Mexicano lejos de fortalecer a las instituciones, se empecina en debilitarlas  y, en especial las del campo, “están al borde del cierre”.

Por tanto, reiteró, “necesitamos cambiar las políticas públicas que actualmente no han funcionado. Vamos por un cambio de políticas nefastas, vamos por un cambio de legisladores insensibles, vamos por un cambio de un gobierno ineficiente”.

De tal forma que convocó a los militantes de esta organización campesina que cumple ya 58 años de vida a salir a las urnas este 2021 para cambiar el equilibrio de fuerzas políticas en el país.

Ante el Secretario de Organización del CEN del Partido Revolucionario Institucional, Ricardo Aguilar Castillo quien tomó protesta a José Amadeo Hernández Barajas como Presidente de la Central Campesina Independiente por un segundo periodo de 4 años, el dirigente campesino llamó a los ceceístas de todo el país “a resistir en unidad, a fortalecer el espíritu, a redoblar esfuerzos para superar esta oscura etapa que nos ha tocó vivir”.

“Vivimos en la incertidumbre, no tenemos claro cuál es el modelo de desarrollo del país. Lejos quedó el modelo de desarrollo estabilizador que dio a México tasas de crecimiento económico del 6 por ciento anual, en promedio”, aseguró.

Tampoco vemos una estrategia estatista, que regule el mercado y proteja áreas estratégicas, ni aumente el gasto público; por el contrario, el Gobierno ha reducido al máximo el gasto y la presencia institucional, denunció.

Las cifras oficiales dicen que la inflación creció sólo 3.1 por ciento en el último año, pero la inflación del pueblo, la alimentaria, creció 7.91 %, resaltó.

El 70% de los productores son productores familiares, en situación de subsistencia y cuyos ingresos son inferiores a la línea de bienestar; su productividad es muy baja derivada de altos costos de producción, la atomización de tierras, falta de tecnología y de acceso al crédito, entre otros lastres que cargan, reiteró.

Entendemos que existen dificultades económicas, que es necesario ejercer eficientemente el gasto público y combatir la corrupción; sin embargo, el Gobierno Federal  renuncia paulatinamente a arbitrar las diferencias, a su papel constitucional de promover el desarrollo rural integral.

Le pidió al PRI que se sume al sentir de la mayoría del pueblo de México, que aprenda de la lección de las elecciones del año anterior en Coahuila y en Hidalgo, en donde sin duda, lo que nos dio el triunfo, fue la elección de candidatos comprometidos con el pueblo, reconocidos y queridos por el pueblo.

Pero también le recriminó al Partido Revolucionario Institucional que la CCI ha sido tan leal al partido, como ignorada.

Por ello, solicitó al Secretario de Organización del PRI, Ricardo Aguilar Castillo comunicarle al Presidente del tricolor, Alejandro Moreno Cárdenas, que en la CCI tiene líderes valiosos, leales, comprometidos y trabajadores, que merecen la oportunidad de representar al Partido y “exigimos que se les reconozca”.

A pesar que los vientos son adversos, a pesar de las aguas turbulentas, con su apoyo, habremos de hacer una CCI vigorosa, presente en todo el país, eficaz gestora y digna representante de los campesinos de México, de los barrios y colonias pobres de las zonas urbanas, enfatizó.

Necesitamos cambiar las políticas públicas que actualmente no han funcionado, que solo consisten en otorgar dádivas, que van contra el desarrollo y la dignidad del individuo.

Vamos por un cambio de políticas nefastas, vamos por un cambio de legisladores insensibles, vamos por un cambio de un gobierno ineficiente y el primer paso es la elección del 6 de junio y el siguiente es en el año 2024, remarcó José Amadeo Hernández Barajas.

“Contrario a lo que piensa el gobierno y especialmente el Presidente López Obrador, no somos un pueblo feliz, después de la música, después del baile, nos enfrentamos al desempleo, a la violencia, a pisos de tierra, a techos de lámina, a la falta de servicios y eso, eso no nos hace felices”, concluyó.

Notas Relacionadas