Más de 300 mil productores de granos básicos de 4 estados excluidos de entrega de fertlizante por SADER: UFIC

  • Más de 300 mil productores de granos básicos de 4 estados excluidos de entrega de fertlizante por SADER: UFIC

    Foto: MNE

El Presidente de la Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina (UFIC), Isidro Pedraza Chávez, señaló que los programas que impulsa, opera y ejecuta la Secretaría de Agricultura como son: Producción para el Bienestar y el Programa de Fertilizantes, no ha dejado buenos resultados pues en los primeros cuatro meses del año la Sader importó 11 millones 961 mil toneladas de granos básicos, casi 7 por ciento más que en el mismo periodo del año pasado además de que ahora la dependencia dejará sin fertilizante a más de 300 mil productores del estado de México, Puebla, Morelos y Tlaxcala ya que se quedó sin presupuesto.

Además, resaltó el dirigente de UFIC, desapareció el estímulo fiscal en los sectores pesquero y agropecuario a partir de junio para la compra de diésel. Para el sector pesquero se afectará a más de 300 mil pequeños y medianos productores, mientras que en el caso del estímulo del Diesel agropecuario, éste se elimina debido a que no se han establecido los mecanismos de implementación para su operación.

En materia de fertilizantes, la Sader importó ese insumo, a través de Pemex, a Indonesia, China y Ucrania por lo que destinó el presupuesto total de mil 310 millones de pesos.

 

También te puede interesar: Importación de ganado guatemalteco fuerte golpe a pequeño productor mexicano: Luis Gómez Garay

 

Con el presupuesto de la Sader en manos de Pemex, paraestatal que nunca logró producir el fertilizante y ante la importación antes citada y la cual fue insuficiente, se canceló la entrega del insumo a los agricultores del Estado de México, Tlaxcala, Morelos y Puebla.

Al respecto, indicó el también integrante del Movimiento El Campo es de Todos, que Puebla cuenta con cerca de 120 mil productores de maíz; estado de México con 110 mil; Guerrero con 100 mil productores; Tlaxcala con 40 mil productores y Morelos con 20 mil.

Isidro Pedraza Chávez, recordó que la Sader anuncio el pasado 11 de marzo que este año entregaría fertilizante a campesinos no solo de Guerrero sino también de Tlaxcala, estados de México, Morelos y Puebla; sin embargo no cumplirá y dejará sin el insumo a agricultores de esas entidades.

Precisó que empresas particulares en México que se dedican a vender fertilizantes lo comercializan en 370 dólares la tonelada de Urea y en 400 dólares la tonelada de DAP (Fosfato Diamónico).

A pesar de existir dichos precios en el país, denunció que la Sader aceptó pagar en 438 dólares por cada tonelada de Urea y 478 dólares cada tonelada de Fosfato Diamónico (DAP) en bodegas localizadas en el estado de Guerrero, lo que resultó más caro.

Está demostrado que para la dependencia, el Programa de Fertilizantes es uno de los programas prioritarios del Ramo 08, sin embargo tuvo un presupuesto de mil 310 mdp orientado a la adquisición de fertilizantes nitrogenados y fosfatados para entregar a productoras y productores agrícolas de pequeña escala pero dicho presupuesto ya se acabó y no se cubrió la demanda, sostuvo el líder de la UFIC.

Además se demuestra que la dependencia no avanzó en los objetivos estratégicos para lograr la autosuficiencia alimentaria, vía el aumento de la producción y productividad del sector, ni contribuyó al bienestar de la población rural mediante la inclusión de las productoras y productores históricamente excluidos en las actividades productivas rurales, aprovechando el potencial de los territorios y los mercados locales.

De tal suerte que los agricultores de Puebla, estado de México, Tlaxcala y Morelos tendrán que adquirir el fertilizante para producir granos básicos pero sí se espera que este año las importaciones se incrementen en más de dos millones de toneladas, advirtió.

El Gobierno de la República no aprobó la partida presupuestal para Puebla y Tlaxcala, el programa incluía a ocho municipios de Tlaxcala, considerados de pequeños productores que trabajan para el autoconsumo. El apoyo sería para campesinos que cultivan a pequeña escala, registrados en el Padrón de Productores de la Sader, tanto de Tlaxcala como del estado de México, Morelos y Puebla.

Al respecto, Isidro Pedraza Chávez, destacó que en el primer cuatrimestre del año, las importaciones de granos alcanzaron un nuevo récord para un igual periodo. El crecimiento de las importaciones es resultado de la combinación de una mayor demanda y bajas de las cosechas nacionales, principalmente de fríjol y trigo.

El valor de todas esas compras sumó 3 mil 159 millones de dólares, 10.7 por ciento o 306 millones de dólares más, respecto a los 2 mil 853 millones de dólares pagados en el mismo periodo del 2019, de acuerdo a un reporte de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas.

Los mayores crecimientos los tuvieron las importaciones de frijol y trigo, con un 18 por ciento, cada uno de esos granos.

Esto tras alcanzar cada uno de esos granos volúmenes de compra de un millón 709 mil y 42 mil 500 toneladas, respectivamente.

En  otro orden de ideas, dijo Isidro Pedraza Chávez, los estímulos a los combustibles para la pesca se eliminó y asegura que operen las embarcaciones y granjas acuícolas generando empleo permanente para los 300 mil pescadores y acuacultores y detonando más de 2 millones de empleos indirectos.

Aunque el BIENPESCA ha sido por años un apoyo complementario, los $7,200 pesos al año que debería recibir cada beneficiario, no cubren las necesidades más elementales como es: alimentación, salud, educación y bienestar durante el resto del año.

Cabe recordar que el combustible es el principal insumo para la actividad pesquera y acuícola y que al ser prácticamente incosteable su adquisición, el sector se verá obligado a parar sus actividades.

Las repercusiones serán pérdidas de empleo, suministro de alimentos, derrama económica en los 263 municipios costeros, pagos de impuestos y derechos, pero sobre todo; tendrá un impacto en la paz social de comunidades donde la pesca y la acuacultura son la única opción viable, digna, productiva y legal de sustento para las familias.

Ante este panorama negativo con los Programas Producción para el Bienestar y Programa de Fertilizantes, el dirigente de UFIC, pidió al Secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, informe a la población y a los agricultores sobre la problemática que enfrenta para operar y ejecutar la política agrícola.

La producción de alimentos debe ser un tema de seguridad nacional para el gobierno de México por lo que “solicitamos la intervención urgente del presidente de la República para que los productores del campo y del mar puedan seguir produciendo alimentos para toda la población y así lograr la autosuficiencia alimentaria”.

Notas Relacionadas