CIOAC pidió a AMLO cambiar rumbo de su política pues el PEF ha perdido su valor

  • CIOAC pidió a AMLO cambiar rumbo de su política pues el PEF ha perdido su valor

    Foto: MNE 

  • CIOAC pidió a AMLO cambiar rumbo de su política pues el PEF ha perdido su valor

    Foto: MNE 

  • CIOAC pidió a AMLO cambiar rumbo de su política pues el PEF ha perdido su valor

    Foto: MNE 

Federico Ovalle Vaquera, Secretario General de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos, pidió al Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador y a la Cámara de Diputados “dar un golpe de timón” y cambiar el rumbo de la política económica y social pues el contenido del Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 repite los mismos errores que en el 2019 y presenta una disminución de los recursos públicos destinados al sector rural para aumentar la productividad y además se perdió su valor a lo largo de los años.

Y es que detalló, “lejos de que el presupuesto sea progresivo y crezca de acuerdo al nivel de la inflación o al incremento de los precios de la canasta básica, éste disminuye”.

En entrevista de medios, el dirigente de CIOAC, mencionó que de acuerdo a un análisis del PEF 2020 realizado en la organización que encabeza, “para recuperar su valor, tendríamos que agregar un monto de 98,171.2 Millones de pesos al PEC 2020”.

 

También te puede interesar:  Registra nuevo superávit balanza comercial agroalimentaria

 

Además, dentro del Proyecto de Presupuesto de Egresos 2020, se propone un recorte de 20,635.7 millones de pesos para el PEC con respecto al año previo. De aprobarse en estos términos, no se logrará los objetivos de Soberanía y Seguridad Alimentaria y Rescate al campo mexicano.

Esto debido a que a lo largo de los años (periodo 2012 – 2019), el PEC aprobado por la Cámara de Diputados desde el sexenio de Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto y el actual de Andrés Manuel López Obrador, se han dejado de ejercer 102,178 millones de pesos en el Programa Especial Concurrente.

“De acuerdo con la Cuenta Pública, existe una tendencia por parte del Ejecutivo a gastar menos de lo que se aprueba en la Cámara de Diputados”, aseguró.

Entonces estamos en una situación muy compleja por eso desde la perspectiva de la CIOAC se necesitan tomar otras medidas, dar un golpe de timón, es decir, utilizar el instrumento de política pública que es generar desarrollo e inversiones en bienes públicos.

Desde su perspectiva, en el presente año el ejercicio presupuestal del actual gobierno deja muchas lagunas, hubo muchos errores e ineficacias, en una orientación de política social a través de transferencias monetarias directas, es decir, reparto de dinero que no garantiza el ejercicio pleno de los derechos ni el bienestar de la gente que recibe los apoyos a través de transferencias.

La política asistencial solo genera agradecidos y votantes pero no genera riqueza, por ello hay que orientar de manera distinta el gasto público; poner atención en el desarrollo de la economía campesina para que se pueda alcanzar el bienestar, el desarrollo y el mejoramiento de las condiciones de trabajo, de otra manera corremos el riesgo de que se termine este sexenio y nos quedemos en la misma situación que estábamos cuando llegó o incluso peor, sentenció Federico Ovalle.

Destacó, el dirigente de la CIOAC, que es el primer presupuesto del gobierno y dos meses de cumplir un año el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, ya no es válido seguir culpando al pasado, lo que se haga de aquí para delante en los próximos cinco años es responsabilidad del gobierno actual, es decir, ya no hay pretextos.

Por eso se requiere modificar el monto de Presupuesto para el PEC ya que dentro del Proyecto de Presupuesto de Egresos 2020, se propone un recorte de 20,635.7 millones de pesos y aprobarse en Cámara de Diputados en estos términos, no se logrará los objetivos de Soberanía, Seguridad Alimentaria y Rescate al campo mexicano.

Detalló que dentro de las vertientes que integran al PEC, se elimina la laboral que era la que atendía los derechos de los trabajadores del campo. Además, se propone una disminución importante en las vertientes financiera, de competitividad y de medio ambiente.

Tres áreas, las últimas citadas, muy sensibles ya que estos recursos están destinados a otorgar crédito accesible, mejorar la producción y productividad y para la agricultura sustentable y los recursos naturales.

Dentro de PPEF 2020, se propone eliminar 46 componentes dentro de 19 programas que dependen de 7 secretarías. La Sader quien se supone debería de ser cabeza del sector y coordinar todas las actividades relacionadas con el mismo, sufre el mayor recorte con 32 componentes eliminados y una disminución de su presupuesto en 19,182 millones de pesos (el 32.7%).

Ante ello, propuso recuperar el valor del PEC y redistribuir el presupuesto hacia actividades productivas, de crédito, de provisión de bienes públicos ya que estas actividades contribuirán a superar las carencias sociales que vive la población rural y aumentar la producción nacional de alimentos.

Rescatar el programa de Pequeños Productores mismo que atendía a la población vulnerable como mujeres y jóvenes con proyectos productivos para su inclusión en el sector productivo. 

Fusionar los programas de Fomento a la Agricultura y Productividad y Competitividad Agroalimentaria ya que en estos programas existen duplicidades en los conceptos de apoyo.

Sin embargo, estos programas otorgan subsidios a la cadena productiva, agregación de valor, mecanización del campo y acceso a los mercados, actividades fundamentales para sociedades de pequeños productores.

Recuperar dos programas que si bien aún existen han sido disminuidos en presupuesto y conceptos de apoyo: Fomento Ganadero (100%) y Fomento a la Actividad Pesquera y Acuícola (73.6%).

En el Ramo de “Bienestar”, se propone regresar al Instituto de Apoyo a la Economía Social ya que este instituto fomentaba proyectos productivos para las personas de menos recursos, permitiéndoles su inclusión en el mercado. Atender los problemas agrarios que den certeza jurídica a los ejidatarios y comuneros, además de recuperar el presupuesto dirigido hacia los indígenas.

Cabe mencionar que estos programas han sido catalogados por el CONEVAL como importantes en el combate a la pobreza y atención de derechos. Con esta propuesta intentamos contribuir al desarrollo del campo mexicano como motor de crecimiento para la industria agroalimentaria y garante de la Soberanía y Autosuficiencia Alimentaria.

Notas Relacionadas