CCC Rechaza la ilegalidad con la que actúa Grupo Higa en Edomex

  • CCC Rechaza la ilegalidad con la que actúa Grupo Higa en Edomex

    Foto: CODICS

La Central Campesina Cardenista, que encabeza Max Correa Hernández, como Secretario General, se solidariza con los habitantes de Xochicuatla, frente a la política de despojo que lleva a cabo el Gobernador del estado de México, Eruviel Ávila y refrendó su respaldo para dar la lucha y defender el derecho de la comunidad a la tierra, el territorio, el agua, la identidad y a su autonomía.

Asimismo, denunció la omisión del Registro Agrario Nacional, de la SEDATU, y la SCT para poder llevar a cabo las obras, las denuncias que se han presentado ante la Secretaría de la Función Pública sin tener ningún resultado.

La CCC rechaza la ilegalidad con la que está actuando la empresa Higa, el gobierno del Estado de México y el Gobierno de la República, en diversas obras en la entidad mexiquense pues además del ejido ubicado en San Francisco Xochicuautla, también del ejido San Francisco Totoltepec, por la construcción y ampliación del Aeropuerto, de la entidad y comuneros de Santa María Asunción Tepezoyuca y San Jerónimo Acazulco del municipio de Ocoyoacac, por la construcción del tren suburbano.

 

También te puede interesar: Expertos en "caso Ayotzinapa" concluyen colaboración 

 

Destacó la Central Campesina Cardenista que la construcción de la autopista se lleva a cabo en una total ilegalidad pues la irrupción violenta se realiza aun cuando hubo una suspensión definitiva de la obra ordenada por los amparos 1117/2015 y 1123/2015. Es decir, se realiza la obra de manera ilegal y violatoria.

Rechazamos la ilegalidad con la que está actuando la empresa Higa, el gobierno del Estado de México y el Gobierno de la República.

Exigimos que la suspensión de las obras sea permanente así como el respeto a los amparos que mandatan la detención de la construcción, no puede ser que el Gobierno no cumpla la Ley.

Pedimos que se respete el Convenio 169 de la OIT y se realice una consulta previa, libre e informada al pueblo de Xochicuatla.

Así también hacemos un llamado a la población en general para que todas las afectaciones político-empresariales tengan una respuesta social.

Además de hogares de los habitantes destruidos, hectáreas de bosque, mantos freáticos, se ha matado fauna y desapareciendo la cultura indígena del lugar, hasta el momento se han abierto 22 procesos penales en contra de los habitantes por “oponerse a la obra”.

Las destrucciones se realizan sin que se presenten los permisos, pues sólo se basan en el decreto de expropiación, en copia, que decretó Enrique Peña Nieto en 2014.

Notas Relacionadas