Zelensky confirma 60 fallecidos en el ataque contra una escuela

  • Zelensky confirma 60 fallecidos en el ataque contra una escuela

    Foto: Reuters

Afp, Europa Press y Sputnik
09-05-2022

Kiev. Las fuerzas ucranias peleaban por defender sus últimos bastiones en el este del país, donde los rusos intensificaron los bombardeos, con saldo de al menos 60 civiles fallecidos en el ataque contra una escuela en la región de Lugansk, informó el presidente ucranio, Volodymir Zelensky.

“Ayer, sin ir más lejos, en el pueblo de Bilogorivka, una bomba rusa mató a 60 civiles”, afirmó Zelensky durante una intervención por videoconferencia en una cumbre del G-7.

“Estaban intentando refugiarse en el edificio de una escuela ordinaria que fue blanco de un bombardeo aéreo ruso”, añadió.

 

También te puede interesar: Gobierno de Colombia reforzó la ofensiva militar contra el Clan del Golfo

 

“Una bomba impactó en una escuela y 60 personas murieron”, indicó por su parte el gobernador de la región de Lugansk, Serguii Gaidai, a la televisión Current Time TV.

“Todavía sigue habiendo bombardeos muy fuertes sobre Bilogorivka”, agregó.

“Me gustaría creer que todavía hay gente que está viva ahí; en cuanto terminen los bombardeos, podremos empezar a retirar los escombros”.

Gaidai declaró que “había un total de 90 personas” en el lugar cuando ocurrió el bombardeo, de las cuales, 27 salvaron la vida.

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Antonio Guterres, se encuentra “horrorizado” por el mortífero ataque ruso “contra una escuela en Bilohorivka, Ucrania, donde muchas personas buscaban aparentemente refugiarse de los combates”, mencionó el vocero Stephane Dujarric.

Del lado ruso no hubo reportes sobre ataques a esa escuela de Lugansk. El ministerio de Defensa reivindicó la destrucción del “puesto de mando de una brigada mecanizada” en la región de Járkov, así como “el centro de comunicación del aeródromo militar de Chervonoglinskoye, cerca de Artsyz”.

El director general de la corporación espacial rusa Roscosmos, Dmitri Rogozin, afirmó que “en una guerra nuclear, destruiríamos a los países de la OTAN en media hora. Pero no debemos permitirla porque las consecuencias de un intercambio de ataques atómicos afectarían el estado de nuestra Tierra”.

En la víspera de las conmemoraciones, en Moscú, de la victoria contra la Alemania nazi, los militares ucranios del batallón neonazi de Azov, que continúan atrincherados en la inmensa acería Azovstal de Mariupol, aseguraron que no piensan capitular. El número dos del batallón Azov, capitán Sviatoslav Palamar, en rueda de prensa por videoconferencia, aseguró que desde el inicio del asedio han muerto unas 25 mil personas en Mariupol, civiles en su mayoría. Añadió que su batallón “se ha convertido en un gran problema” para las fuerzas rusas y para el presidente ruso, Vladimir Putin.

Añadió que no ha podido confirmar que hayan salido todos los civiles de la zona. “Han evacuado a civiles en tres días. No sabemos si todos han salido. Los políticos dicen que ha sido un éxito, pero en la evacuación han muerto dos militares y seis han resultado heridos. Este es el precio de la evacuación de civiles”, indicó.

Palamar aseveró que el Batallón Azov ha matado a más 2 mil 500 militares rusos y prorrusos y herido a más de 5 mil. “También hemos destruido más de 60 carros de combate e inutilizado otros 30, más del 10 por ciento del total de pérdidas del enemigo en todo el país”, resaltó. “Nadie esperaba que aguantáramos tanto. Nuestro gobierno no ha podido salvar Mariupol”, subrayó.

Liberar la “inmundicia”

El presidente Putin, en un mensaje, comparó la Segunda Guerra Mundial y el conflicto de Ucrania al señalar: “hoy nuestros soldados, como sus antepasados, luchan hombro con hombro por la liberación de su patria de la inmundicia nazi, con la confianza de que, como en 1945, la victoria será nuestra”. Putin, felicitó a los líderes y los ciudadanos de la Comunidad de Estados Independientes, Abjasia, Osetia del Sur y las autoproclamadas repúblicas de Donbás, así como a los pueblos de Georgia y Ucrania, por el 77 aniversario de la Victoria en la Gran Guerra Patria (1941-1945), informó el servicio de prensa del Kremlin.

Recalcó que es inadmisible “la revancha de los herederos ideológicos de los que fueron derrotados” hace casi 80 años.

En una misiva por separado, el presidente ruso también deseó a los veteranos ucranios “fortaleza mental, buena salud y longevidad”, así como “un futuro pacífico y justo a todo el pueblo de Ucrania”.

En tanto, Zelensky quiso marcar el aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial con un mensaje comparando también la situación actual. “Décadas después de la Segunda Guerra Mundial, la oscuridad volvió a Ucrania”, declaró el mandatario en un video en blanco y negro difundido en las redes sociales. “El mal volvió, en un uniforme diferente, con diferentes eslóganes, pero con el mismo objetivo”, advirtió, intentando transformar la retórica “antinazi” de Putin contra él.

Ocho autobuses con al menos 170 civiles evacuados, incluidos 40 procedentes de Azovstal de Mariupol llegaron el domingo a Zaporiyia.

Notas Relacionadas