Especiales

Fumio Kishida será el nuevo primer ministro de Japón

  • Fumio Kishida será el nuevo primer ministro de Japón

    Foto: Ap

Afp
29-09-2021

Tokio. El gobernante Partido Liberal Democrático (PLD, derecha) de Japón eligió por holgada mayoría al ex ministro de Exteriores Fumio Kishida como su nuevo líder, con lo que se convertirá en el nuevo primer ministro.

Kishida, un centrista de 64 años, obtuvo 257 votos en la segunda vuelta de esta elección interna del PLD, frente a los 170 de Taro Kono, de 58 años, al cargo de la campaña japonesa de vacunación contra el Covid-19.

El nuevo líder del PLD será confirmado como primer ministro en una votación en el Parlamento el 4 de octubre, y posteriormente dirigirá a su partido en las elecciones generales, que podrían celebrarse en noviembre.

 

También te puede interesar: Niños en Haití no pueden reiniciar clases por control de bandas armadas

 

Procedente de una familia política de Hiroshima, Kishida ha buscado la jefatura del gobierno japonés desde hace años, y en 2020 perdió la elección como líder del PLD ante el primer ministro saliente, Yoshihide Suga.

Suga deja el cargo después de solo un año en el poder, con bajos niveles de apoyo por el descontento con su respuesta a la pandemia del Covid-19.

Kishida fue el primero en lanzar su candidatura y basó su campaña en una plataforma de estímulo ante la pandemia, presentándose como alguien capaz de escuchar, al punto que llevaba a sus mitines un buzón para recibir sugerencias de los ciudadanos.

Kishida superó por poco a Kono en la primera ronda de la votación entre miembros y legisladores del PLD, pero obtuvo una victoria holgada en la segunda vuelta.

Las otras dos candidatas eran la derechista Sanae Takaichi y la feminista Seiko Noda, quienes se quedaron en la primera ronda.

De bajo perfil

Kishida buscó capitalizar el descontento popular con la respuesta de Suga a la pandemia, que llevó al gobernante a tener tasas de apoyo históricamente bajas.

Su estilo de bajo perfil ha sido señalado como falta de carisma, y sus ideas políticas sugieren más continuidad que cambio.

Sin embargo, eso le sirvió para obtener más apoyo entre la militancia del PLD, que lo prefirió a él antes que el estilo reformista y directo de Kono.

"Los poderes en el interior de Jinminto (PLD) optaron por diversos motivos que Kishida es una mejor apuesta por estabilidad, longevidad, etc. Ya han hecho esta apuesta antes", comentó a AFP Brad Glosserman, consejero del Foro del Pacífico.

En su discurso de tras su victoria, Kishida se comprometió a adoptar medidas de alivio económico por miles de millones de dólares, una iniciativa de la que el PLD puede sacar rédito político con miras a las elecciones generales.

Se espera que el partido retenga su mayoría parlamentaria, aunque pierda algunos escaños por la desaprobación al manejo de la pandemia por parte del gobierno.

Además, analistas anticipan que Kishida seguirá el mismo rumbo del gobierno actual en materia de defensa, diplomacia y economía.

"Kishida comparte el mismo centro político de Suga y (su antecesor, Shinzo) Abe", comentó Corey Wallace, profesor asistente de la Universidad de Kanagawa, especializado en política japonesa.

"Lo que él realmente representa es poco claro (…) nada sobresale como el interés personal de Kishida", declaró a AFP.

Pese a su fama de liberal, Kishida fue más reticente que su rival Kono a comprometerse con temas polémicos como la legalización del matrimonio igualitario o permitir que las parejas casadas tengan apellidos diferentes.

Al llegar al poder, se enfrentará a numerosos desafíos, desde manejar la recuperación económica después de la pandemia a contener las amenazas de seguridad desde Corea del Norte y China.

Notas Relacionadas