La miseria, violencia e inestabilidad política que viven los haitianos en su país, son factores que los impulsan a emigrar

  • La miseria, violencia e inestabilidad política que viven los haitianos en su país, son factores que los impulsan a emigrar

    Foto: Internet

Una consecuencia de la inestabilidad en la seguridad física, económica y social que viven las mujeres haitianas es, que quieran  cambiar su lugar de residencia, aunque esto implique, aventurarse aún y con todos los  grandes riesgos que pueden vivir y que  las va a  vulnerar  en el camino.

En el taller de mujeres migrantes, del Centro Cultural Helénico, como parte de la información y  objetivo de dar las herramientas necesarias para leerse entre mujeres con respecto de este tema, menciona que, se puede considerar que  en muchos países existe la misma situación de violencia para todas las mujeres, en especial las migrantes, ya que no sólo se arriesgan al viaje, sino que enfrentan situaciones que vulneran su integridad, generando entre ellas, hasta el darse consejos de cómo cuidarse para protegerse de un embarazo, porque en el camino serán violadas ya sea por delincuentes, mismos compañeros de viaje o la propia pareja.

Según datos de la ONU Mujeres, (organización de las Naciones Unidas dedicada a promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres) y CARE, (cooperativa de asistencia y socorro en todas partes), muestran que una de cada ocho mujeres ha sufrido violencia sexual, un 45 por ciento  forzada por sus parejas de donde el 76 por ciento declara no haber buscado ayuda y 54 por ciento  jamás lo contó a nadie.

 

 

También te  puede interesar: Más de 6 millones de dosis de vacunas contra Covid-19 han sido administradas

 



Las niñas, adolescentes y adultas, pueden ser agredidas a la hora de emigrar, situación que  puede suceder, en la salida, en el trayecto, en la estancia, a aquellas que permanecen y las que retornan. Es importante que sepan que el hecho de permanecer en México las tiene de forma irregular pero no es  un delito.

Las condiciones de riesgo en las mujeres emigrantes, son muchas y variadas, siendo provocadas por la condición y posición de género, el  tener que dejar a sus hijos al cuidado de familiares o viajar con ellos exponiéndolos a los peligros, sufren violencia sexual, aceptan empleos con desventajas laborales o salariales, falta de acceso a la salud, enfermedades de transmisión sexual invisibilizadas, discriminación, maltrato verbal, físico, exclusión, robo, extorsión, asalto, tortura, tráfico, trata, secuestro, violaciones tumultuarías, homicidios entre otros.

A eso se le agrega, la falta de conocimiento sobre el acceso a derechos, desde la salud y justicia, la  falta de atención psicológica y de canales para expresarse.

Algunas razones de estas féminas para migrar son: tener una mejor calidad de vida,  poder trabajar en los municipios fronterizos como trabajadoras agrícolasdomésticas o intentan llegar a Estados Unidos, para tener mejores oportunidades.

El 52 por ciento de las horas trabajadas en el mundo, corresponden a las mujeres, desafortunadamente sólo se  les paga  un tercio de las mismas, a este hecho,  se agrega el trabajo que ejerce en el hogar y cuidado de la familia.

De los 960 millones de personas que no saben leer ni escribir, dos terceras partes la conforman las mujeres, de los 1300 millones  de pobres, dos terceras partes son mujeres.

Se considera que Haití cuenta con  gran  inestabilidad política y económica, que ha ido aumentando la violencia política, la actividad delictiva, hablando de  impunidad y corrupción junto con  el  gran impacto del terremoto de enero del 2010, que les dejó más de 200,000 muertes y más de un millón de desplazados, son un motivo de los haitianos para huir del país.

El golpe de Estado y el terremoto han incrementado considerablemente la crisis.

Un claro ejemplo de las oportunidades a las que pueden acceder las mujeres haitianas, se ve en los parlamentos.

En su constitución de 1987 se establece que el 30 por ciento de las instituciones parlamentarias debe ser representado por mujeres, siendo sólo el 2.7 por ciento ocupado por ellas, lo que demuestra que los derechos de  éstas no están siendo respetados

Sólo el 27 por ciento de  las adolescentes acceden a la educación secundaria y el 51.7 por ciento de jóvenes mayores de 19 años quedan embarazadas.

Publica la ONU, que Haití tiene 1, 585, 681 emigrantes, 14.08 por ciento de la población haitiana.

En cuanto a emigración son más los hombres que se van,  con 856, 106,  esto es el 53.98 por ciento, la cantidad de mujeres es de 729, 575, siendo el 46.01 por ciento    que lo hacen.

Los países con más demanda para emigrar son Estados Unidos con el 46 por ciento, República Dominicana con 30.97 por ciento y Canadá con 6.28 por ciento.

Entre 2010 y 2018-  128, 968 nacionales haitianos entraron a Brasil, pero la tasa de desempleo era alta, 13.1 por ciento,  provocando que éstos se marcharan por falta de empleo.

Debido al desempleo, actitudes xenófobas y racistas, junto con las más estrictas vías legales para la residencia en Brasil, han obligado a muchos haitianos a no pasar por éste país y mejor buscar oportunidades en Chile.

En diciembre de 2019 el gobierno chileno calculó que 185, 865 personas haitianas, de los cuales 66.797 eran mujeres, residían en Chile. Ahora se considera que representa el tercer mayor grupo extranjero que reside en éste país después de Venezuela, sin embargo, los haitianos experimentan en chile discriminación y obstáculos para su integración, concluyen.

Notas Relacionadas