California comienza a vacunar a sus obreros agrícolas

  • California comienza a vacunar a sus obreros agrícolas

    Foto: Internet

California ha empezado a vacunar a los trabajadores agrícolas, la mayoría inmigrantes latinoamericanos, cuyo trabajo se considera esencial para el suministro de alimentos en Estados Unidos.

Cientos de empleados de un rancho del condado de Riverside han esperado su turno para recibir la primera dosis. No son personas mayores ni sanitarios, pero se les está vacunando porque su labor se considera indispensable. En otras palabras, son la mano de obra que alimenta a Estados Unidos.

"Vamos a vacunar a 300 personas -explica Kimberly Saruwatar, directora de Salud Pública del condado de Riverside-. Se trata de trabajadores esenciales, críticos para el suministro de alimentos a todo el país. Queremos asegurarnos de que están protegidos".

 

También te puede interesar: Retira Biden reporte de Trump que minimiza papel de EU en la esclavitud

 

Desmontando falsas creencias: "Nuestra gente escucha cosas sobre un chip en la vacuna"

Lo más difícil ha sido convencerlos, atemorizados como estaban por las noticias falsas vehiculadas por las redes sociales.

"Sabíamos que iba a ser muy difícil vacunar a nuestra comunidad, porque siguen escuchando mitos -explica Luz Gallegos, directora de TODEC, un grupo de defensa del sector-. Empezamos hace 3 meses con la educación comunitaria, yendo a los campos, hablando con los trabajadores, informándoles sobre la vacuna. Desmontando mitos, porque nuestra gente sigue escuchando cosas sobre un chip que la administración Trump habría puesto en la vacuna para saber dónde están y deportarlos".

La COVID-19 se ceba con la comunidad latina

El presidente estadounidense, Joe Biden, ha advertido de que Estados Unidos superará en febrero el medio millón de muertos por la pandemia. California suma ya casi 35.000 muertos, con la comunidad latina como una de las más golpeadas.

"Nosotros también les proporcionando ayuda económica. Esta mañana una familia llamó para agradecernos 2000 dólares que les dimos para su padre y su hermano, pero ahora van a utilizar ese dinero para enterrarlos -cuenta Luz Gallegos, muy emocionada-. Esto es algo que está sucediendo en nuestra comunidad y está impactando no solo al trabajador sino a las familias y al resto de nosotros porque nuestro corazón está roto".

"Es bonito que alguien se preocupe por nosotros"

Superados los recelos, algunos percibe ahora el hecho de haber sido vacunado como una forma de reconocimiento de su valía y de la importancia de su trabajo. Esequl Hernández así lo siente.

"A veces piensas que nadie se preocupa por ti, pero ahora vemos que alguien se preocupa por nosotros, los agricultores. Y es bonito".

Notas Relacionadas