Petrolero iraní liberado por Gibraltar, está frente a las costas libanesas

  • Petrolero iraní liberado por Gibraltar, está frente a las costas libanesas

    Foto: Internet

Afp
02-09-2019

Beirut. El petrolero iraní Adrian Darya 1, liberado por las autoridades de Gibraltar y sancionado por Estados Unidos, se encuentra desde hace 24 horas frente a las costas libanesas y sirias, según sitios de vigilancia del tráfico marítimo.

El buque navega por el Mediterráneo desde que salió de Gibraltar el 18 de agosto, tras seis semanas inmovilizado. Su destino y el de su carga –2.1 millones de barriles de crudo valorados en 126 millones de euros (140 millones de dólares)-- ha estado en total hermetismo.

Este lunes se hallaba en aguas internacionales a unos 80 km frente a Trípoli (Trablos), en el norte de Líbano, según el sitio de seguimiento de TankerTrackers.

 

También te puede interesar: Se debilita "Dorian", aún representa una "seria amenaza"

 

El domingo, la nave estaba más al norte, frente al puerto sirio de Tartús, según el sitio de seguimiento MarineTraffic.

Para los expertos, el escenario más posible es una transferencia de carga a petroleros más pequeños.

Según Samir Madani, cofundador de TankerTrackers, puede haber una transferencia de la carga al navío "Sandro", de un rico empresario sirio, o a barcos iraníes.

El carguero, anteriormente llamado Grace 1, fue detenido el 4 de julio frente a las costas de Gibraltar bajo sospecha de que transportaba petróleo hacia Siria, en violación de las sanciones europeas contra ese país.

Las autoridades británicas aseguraron que decidieron liberarlo el 18 de agosto después de que Irán se comprometiera a no enviar el crudo a Siria.

Irán dijo que había vendido el petróleo a bordo del Adrian Darya 1,asegurando que no podía revelar la identidad del comprador porque Washington trata de "intimidar" a potenciales adquirentes.

Este caso tensó aún más las relaciones entre Teherán y Washington, deterioradas con la retirada unilateral de Estados Unidos en 2018 de un acuerdo alcanzado en 2015 para supervisar el programa de energía nuclear iraní.

Notas Relacionadas