Detienen en Irán a 17 presuntos espías al servicio de la CIA

  • Detienen en Irán a 17 presuntos espías al servicio de la CIA

    Foto: Internet

Afp, Ap, Europa Press, Reuters Y The Independent
23-07-2019

Teherán. Irán dio a conocer la detención de 17 de sus ciudadanos, algunos de los cuales ya fueron condenados a muerte, en el contexto del desmantelamiento de una red de espías de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés) que busca información de sectores sensibles del país, algo que el presidente estadunidense, Donald Trump, calificó de totalmente falso.

El Ministerio de Inteligencia indicó en un comunicado que los iraníes fueron arrestados entre marzo de 2018 y el mismo mes de 2019, operación revelada el 18 de junio pasado. Agregó que los detenidos trabajaban en centros sensibles del sector privado en materia nuclear, económica, militar, de ciberseguridad e infraestructuras donde se encargaban de recabar información clasificada.

Detalló que la CIA los reclutó por Internet, con la emisión o renovación de visados, en actos científicos celebrados en el extranjero o contratando directamente a especialistas iraníes.

 

También te puede interesar: EU amenaza a Guatemala por frenar acuerdo de ser tercer país seguro

 

El jefe del contraespionaje iraní, cuya identidad no fue revelada, confirmó a reporteros: los que traicionaron deliberadamente a su país fueron entregados a la justicia. Algunos fueron condenados a muerte y otros a largas penas de prisión.

Teherán y Washington rompieron relaciones diplomáticas en 1980 tras la revolución islámica y la toma de rehenes en la embajada estadunidense en la capital iraní. Durante la administración del ex presidente estadunidense Barack Obama hubo un acercamiento que concluyó con el acuerdo en 2015 por el cual la república islámica renunciaba a dotarse del arma nuclear a cambio de que se suspendieran las sanciones internacionales en su contra.

El anuncio de las detenciones y sentencias se da en un contexto de tensión entre Irán y Estados Unidos, luego de que Washington se retiró, hace casi un año, del acuerdo internacional sobre el programa nuclear de Teherán, que ha incluido sanciones económicas, y en medio de los crecientes roces en el golfo Pérsico, como el derribo un dron militar estadunidense RQ-4 Global Hawk.

En respuesta a las detenciones, Trump tuiteó: el reporte de que Irán capturó a espías de la CIA es totalmente falso. Cero verdad. Sólo más mentiras y propaganda (como la de su dron abatido). Agregó que la economía de la república islámica está muerta y la calificó de un desastre total.

Al recibir al primer ministro de Pakistán, Imran Khan, en la Casa Blanca, el mandatario comentó a reporteros: resulta cada vez más difícil para mí querer un acuerdo con Irán porque actúan muy mal. Al preguntarle si Washington y Teherán están más cerca de un pacto nuclear que de una guerra, el mandatario contestó que está preparado para lo peor.

El secretario estadunidense de Estado, Mike Pompeo, reiteró en un comunicado que Irán tiene un largo historial de mentiras, al desestimar el anuncio de las detenciones. Añadió que su gobierno impuso sanciones a la compañía china Zhuhai Zhenrong y su director Yumin Li por violar las restricciones de compra de petróleo iraní.

John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, conversó con autoridades japonesas, aparentemente para discutir una coalición militar dirigida por Estados Unidos para salvaguardar la navegación en el estrecho de Ormuz, el cruce marítimo de petróleo más importante en el golfo Pérsico.

En Londres, el secretario de Relaciones Exteriores, Jeremy Hunt, informó que su gobierno tratará de organizar una misión de protección marítima europea que garantice el paso seguro a través del estrecho de Ormuz, después de que Irán se apoderó el viernes pasado del petrolero con bandera británica Stena Impero con sus 23 tripulantes, por violar, supuestamente, la ley internacional del derecho al mar.

En una reunión de urgencia del Parlamento presidida por la primera ministra Theresa May, Hunt aclaró que esta misión no formará parte de la política de máxima presión de Estados Unidos sobre Irán y que el gobierno británico no busca confrontar a la república islámica.

La detención del Stena Impero ocurrió luego de que la justicia de Gibraltar prolongó 30 días la detención, hecha desde el 4 de julio, del petrolero iraní Grace 1, al cual acusan de violar las sanciones de la Unión Europea contra Siria por supuestamente transportar petróleo a Damasco.

Arabia Saudita llamó a la comunidad internacional a contener a Irán para garantizar la navegación en el golfo, mientras la Organización de las Naciones Unidas expresó su preocupación por la incautación de barcos en en el estrecho de Ormuz.

Notas Relacionadas