Medio hermano muerto del líder norcoreano habría sido informante de la CIA

  • Medio hermano muerto del líder norcoreano habría sido informante de la CIA

    Foto: Internet

Notimex
11-06-2019

El fallecido Kim Jong-nam, medio hermano del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, habría sido informante de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos, reveló el diario estadunidense Wall Street Journal.

En su edición en línea, el rotativo citó una “persona bien informada”, la cual afirmó que el hermanastro del líder norcoreano se reunió en varias ocasiones con agentes de la agencia estadunidense, antes de su asesinato en febrero de 2017 en Malasia.

El día de su muerte, Kim Jong-nam se encontraba en Kuala Lumpur para reunirse con su contacto de la CIA, un hombre "coreano-estadounidense", quien según autoridades malayas era un agente de la agencia estadunidense.

 

También te puede interear: Responderá China si EU insiste en aumentar tensiones comerciales

 

Kim Jong-nam falleció luego de que dos mujeres le rociaron el rostro con agente neurotóxico VX, una versión del gas sarín, en la sala de espera de la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur (KLIA2), cuando se disponía a tomar un vuelo hacia Macao, con un pasaporte con el nombre de Kim Chol.

De acuerdo con la fuente, hubo un “nexo" entre la CIA y Kim Jong-nam, quien además fue fuente de información para los servicios de seguridad de muchos otros países, como China, aunque ni la agencia estadunidense, ni funcionarios chinos quisieron hablar con el Wall Street Journal del asunto.

El periódico destacó que Kim, quien alguna vez fue considerado el favorito para suceder a su padre, Kim Jong-il en el liderazgo de Corea del Norte, probablemente no pudo arrojar mucha luz sobre la política interna del régimen norcoreano, debido a que durante muchos vivió en el extranjero.

"Varios ex funcionarios de Estados Unidos dijeron que el hermanastro, que había vivido fuera de Corea del Norte durante muchos años y que no tenía una base de poder conocida en Pyongyang, era poco probable que pudiera proporcionar detalles del funcionamiento interno del país", destacó el diario.

Funcionarios surcoreanos y estadunidenses acusan al régimen de Corea del Norte de ordenar el asesinato de Kim Jong-nam, en represalia por sus críticas al gobierno norcoreano y la dinastía de familia Kim, aunque Pyongyang ha negado la acusación.

Sin embargo, un informe el Transitional Justice Working Group, organización no gubernamental (ONG) defensora de los derechos humanos, reveló este martes que al menos 318 sitios han sido identificados en Corea del Norte para las ejecuciones públicas.

El documento, basado en entrevistas a 610 desertores en los últimos cuatro años, destaca que las ejecuciones son por diversos "crímenes" que van desde el robo de comida, hasta la traición, y se realizan mercados, escuelas, centros deportivos y trabajo, para que las puedan presenciar un mayor número de personas posible.

Además, a las ejecuciones asisten los familiares, más cercanos a los “criminales, incluyendo los hijos de los condenados, muchas veces pequeños de siete años, para que les sirva de ejemplo.
 

Notas Relacionadas