Rusia, Irán y Turquía discuten sobre una estabilización "gradual"

  • Rusia, Irán y Turquía discuten sobre una estabilización "gradual"

    Foto: Internet

AP
07-09-2018

Teherán. Los líderes de Rusia, Irán y Turquía discutieron sobre una "estabilización gradual" en la provincia siria de Idlib, con la posibilidad de un acuerdo con algunos grupos rebeldes, declaró el presidente ruso Vladimir Putin.

"Hemos discutido medidas concretas para una estabilización gradual en la zona de desescalada de Idlib, que prevé particularmente la posibilidad de pasar a un acuerdo para los que estén dispuestos al diálogo", dijo Putin al término de una cumbre tripartita en Teherán sobre el último bastión rebelde de Siria.

"Actuamos y seguiremos actuando para reconciliar a las partes en conflicto, excluyendo a las organizaciones terroristas. Esperamos que éstas tendrán suficientemente sentido común para rendir sus armas y poner fin a la cooperación", añadió.

 

También te puede interesar: Tasa de desempleo se mantuvo sin cambios en agosto en EU

 

"(Los líderes) reafirmaron su decisión de continuar la colaboración hasta acabar definitivamente con Daesh/ISIS, Frente al Nusra y otros individuos, grupos, empresas y entidades relacionadas con Al Qaeda (proscrito en Rusia) o Daesh", dice la declaración conjunta que firmaron los presidentes al finalizar su tercera cumbre sobre Siria.

Las partes también subrayaron que lo más importante es separar a los terroristas de los grupos armados de la oposición que se sumaron a la tregua o lo planean hacer.

Putin destacó el aporte de la oposición siria a la lucha antiterrorista.

"Los grupos de la oposición armada se están sumando a los esfuerzos antiterroristas, lo que considero muy importante", dijo.

Al mismo tiempo, llamó a la oposición armada a reflexionar y deponer las armas.

El presidente ruso llamó a tener en cuenta a los civiles en la lucha contra los terroristas atrincherados en Idlib.

Por su parte, el anfitrión de la cumbre, el presidente iraní, Hasán Rohani, vinculó la paz en Siria a la derrota del terrorismo en Idlib.

El líder turco, a su vez, abogó por que Idlib siga siendo una zona de distensión.

"Es vital preservar el estatus de Idlib como una zona de distensión, cualquier paso incorrecto en este ámbito repercutirá en todo lo demás", indicó Erdogan.

Subrayó además que "los ataques en Idlib por parte del Gobierno sirio empeoran la situación en la región" y amenazan la normalización política en Siria.

Rusia, Turquía e Irán son cogarantes del llamado proceso de Astaná, que busca lograr una solución negociada al conflicto armado que desangra a Siria desde marzo de 2011.

La cumbre de Teherán se desarrolla en medio de expectativas de una operación militar en la provincia de Idlib, el último gran bastión de los terroristas en Siria.

La cuarta cumbre de los tres países garantes sobre Siria posiblemente se celebre en Rusia, adelantó Erdogan.

Notas Relacionadas