Gobierno de Ecuador y Conaie ponen fin a las protestas

  • Gobierno de Ecuador y Conaie ponen fin a las protestas

    Foto: Afp

Afp
14-10-2019

Quito. El gobierno del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, y líderes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) alcanzaron un acuerdo para poner fin a las protestas que estallaron hace 12 días, tras la decisión del mandatario de derogar el decreto 883, que eliminaba subsidios a los combustibles, lo que encareció los precios del diésel y la gasolina hasta en 123 por ciento.

“Con este acuerdo se terminan las movilizaciones en todo Ecuador y nos comprometemos de manera conjunta a restablecer la paz en el país”, indica el acuerdo leído por Arnaud Peral, representante en Ecuador de la Organización de las Naciones Unidas, quien medió en la crisis junto con la Iglesia episcopal.

Al cierre de esta edición, miles de personas se concentraron en el parque El Arbolito, punto de concentración del movimiento indígena. “Sí se pudo, sí se pudo”, coreaban los manifestantes, quienes y se abrazaban con los policías, luego del anuncio.

 

También te puede interesar: En alerta máxima California por incendios

 

También se dispuso instalar una comisión conformada por representantes de ambas partes y otros sectores sociales para elaborar un nuevo decreto que permita equilibrar la economía. El anuncio se dio tras una negociación directa entre el presidente Moreno y Jaime Vargas, líder de la Conaie, que duró unas cuatro horas en esta capital. Peral aseguró que “queda sin efecto el decreto 883” que determinaba la supresión de subsidios a los combustibles, lo que generó aplausos de los delegados aborígenes.

El líder indígena, quien lideró las protestas, confirmó tras el encuentro: “se levanta la medida de hecho en cada uno de nuestros territorios”. Durante el diálogo había exigido al presidente Moreno, “como gesto de paz social al país”, su “inmediata separación” del cargo, al tiempo que también pidió la destitución “inmediata” de los ministros del Interior, María Paula Romo, y de Defensa, Oswaldo Jarrín, por la “violencia desmedida y el terrorismo de Estado” en las marchas.

Durante la negociación, Moreno no respondió a las peticiones.

Tras el anuncio, Moreno tuiteó: “una solución para la paz y para el país: el gobierno sustituirá el decreto 883 por uno nuevo que contenga mecanismos para focalizar los recursos en quienes más los necesitan. ¡Se recobra la paz y se detienen el golpe correísta y la impunidad!”

El ministro de Finanzas, Richard Martínez, argumentó en la mesa de diálogo que los subsidios “terminan beneficiando a los contrabandistas y a los más ricos”, e indicó que la decisión “busca rencauzar al país. No podemos seguir haciendo las cosas a punta de deuda.

El detonante de las protestas, que comenzaron el día 3, fue un acuerdo de Moreno con el Fondo Monetario Internacional para acceder a préstamos por 4 mil 209 millones de dólares, a cambio del despido de miles de trabajadores y la eliminación de subsidios a los combustibles, vigentes desde hace 40 años, y que provocó aumentos hasta de 123 por ciento. Desde hace una semana, el galón (3.79 litros) de diésel pasó de 1.03 a 2.30 dólares y el de gasolina regular de 1.85 a 2.40.

Notas Relacionadas