Instalan mesa de trabajo permanente gobierno venezolano y oposición

  • Instalan mesa de trabajo permanente gobierno venezolano y oposición

    Foto: Internet

Agencias
12-07-2019

Caracas. En el contexto de la tercera ronda de negociaciones que se prepara entre el gobierno bolivariano y la oposición en la isla caribeña de Barbados, a reanudarse el próximo domingo, ambas partes acordaron la instalación de una mesa de trabajo permanente para alcanzar una solución a la crisis en Venezuela.

En respuesta a este avance, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, afirmó que no se adelantarán las elecciones presidenciales, previstas ahora para 2024, con lo que desmintió una versión de la prensa local que abordaba esta situación en la actual mesa con base en supuestas declaraciones de fuentes allegadas a las negociaciones en Noruega y Barbados.

El anuncio sobre el avance fue hecho por la cancillería noruega, mediador de estas conversaciones, e indicó en un comunicado que los trabajos de la mesa se desarrollarán de manera continua y expedita, con el fin de llegar a una solución acordada y en el contexto de las posibilidades que ofrece la Constitución venezolana.

 

También te puede interesar: Menor cargado de explosivos se inmoló en Afganistán

 

Sin ofrecer mayores detalles, en el escrito se señala que las partes continúan la negociación iniciada en Oslo en mayo pasado, en las que se tuvieron dos contactos. Subrayan la importancia de que las partes tomen la máxima precaución en sus comentarios y declaraciones sobre el proceso.

Los delegados del gobierno y la oposición retomaron esta semana en Barbados el proceso de negociaciones que estuvo suspendido por varias semanas. Después de tres días, los representantes retomarán las conversaciones nuevamente este domingo para proseguir las negociaciones y avanzar hacia un acuerdo que incluya varios puntos, indicaron a la agencia Ap fuentes de ambos equipos.

El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, principal negociador del gobierno, calificó ayer en Twitter el encuentro en Barbados como exitoso, el cual fue un espacio para dirimir las controversias por vías constitucionales y pacíficas.

El representante de la oposición, Stalin González, tuiteó que los venezolanos necesitan respuestas y resultados, y anunció que la delegación, que es dirigida por el jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, hará consultas para avanzar y poner fin al sufrimiento.

Pese a la petición noruega de no revelar detalles, el presidente Nicolás Maduro adelantó que habían sido bastante auspiciosos los resultados de la primera jornada de las conversaciones en la isla caribeña para abordar una agenda de seis puntos que incluye temas políticos, sociales y económicos. Instó a la oposición a que no se dejen engañar sobre la agenda del diálogo, aunque sostuvo que entre los sectores adversos a su gobierno hay grandes contradicciones.

Por su parte, Guaidó, quien en enero se proclamó presidente encargado, insistió en que la oposición trabajará en todos los tableros, que incluyen la iniciativa de Oslo y el retorno de Venezuela al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, para lograr una pronta salida a la profunda crisis que ha provocado la migración de más de 4 millones de venezolanos.

Entre 2016 y 2018 ambas delegaciones participaron en algunas iniciativas de diálogo, con el apoyo de varios países y el Vaticano, que no llegaron a ningún acuerdo y terminaron por profundizar los enfrentamientos entre las partes.

En tanto, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) de Venezuela tras la muerte, por aparentes torturas, del militar Rafael Acosta mientras se encontraba detenido en ese centro por conspirar contra Maduro.

La sanción implica el bloqueo de todos los bienes y activos que la Dgcim tenga directa o indirectamente bajo jurisdicción de Estados Unidos, así como la prohibición de toda transacción legal que involucre a individuos y entidades estadunidenses.

A todo esto, el general en retiro del ejército y ex ministro de Interior de Venezuela Miguel Rodríguez Torres, detenido desde 2018 en el fuerte Tiuna por acciones contra la paz pública y un complot contra el ejército, inició una huelga de hambre el lunes pasado en protesta por permanecer 75 días incomunicado, reportaron fuentes allegadas al caso.

Notas Relacionadas