Pesquisa en Venezuela por desvío de recursos para militares desertores

  • Pesquisa en Venezuela  por  desvío de recursos para militares desertores

    Foto: Internet

Fuente: 
Ap, Sputnik, Afp y Xinhua
19-06-2019

Caracas. La fiscalía general de Venezuela anunció ayer la apertura de una investigación por el manejo presuntamente irregular de fondos para un plan de asistencia humanitaria destinados a militares desertores y acusó al líder opositor Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional, de ser el autor intelectual.

Tarek William Saab, fiscal general, anunció en conferencia de prensa la apertura de este proceso, en el cual también se acusó a Rossana Barrera y Kevin Rojas, miembros del partido opositor Voluntad Popular, quienes enfrentan cargos por legitimación de capitales, corrupción y asociación para delinquir.

Saab indicó que Guaidó, quien se proclamó presidente encargado en enero pasado, y cercanos colaboradores inflaron el número de supuestos militares desertores que se encuentran en Cúcuta, Colombia, para justificar el despilfarro del dinero. Detalló que los fondos se habría empleado para gastos personales, alcohol e incluso prostitutas, y se presume que es utilizado también para financiar la desestabilización contra Venezuela.

 

También te puede interesar: Hay que sumar esfuerzos para auxiliar a inmigrantes venezolanos: ACNUR

 

El fiscal solicitó formalmente a las autoridades colombianas que entreguen todas las pruebas que tienen sobre el caso, que ya es parte de la comidilla global.

La investigación se abrió luego de que el portal antichavista Panam Post publicó el viernes pasado que Rojas y Barrera, encargados de atender la situación de los civiles y militares venezolanos que ingresaron a Colombia en busca de refugio, estarían involucrados en la apropiación de fondos para la ayuda humanitaria en esa nación.

El anuncio ocurre un día después de que Guaidó informó que la oposición dejaría en manos de la fiscalía colombiana la investigación sobre el manejo de fondos por 90 mil dólares para apoyar a más de mil 400 militares venezolanos que huyeron hacia Colombia desde febrero.

Al cierre de esta edición, la cancillería informó la recepción de un segundo cargamento de asistencia técnica humanitaria de la Cruz Roja, el cual llegó a Venezuela anteayer procedente de Panamá, como parte del acuerdo que mantiene ese organismo con el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

En tanto, el juzgado de Control de Caracas ordenó mantener la privación de libertad y el pase a juicio a Roberto Marrero y Juan Planchart, colaboradores de Guaidó, por los delitos de legitimación de capitales, asociación para delinquir y conspiración.

El Tribunal Supremo de Justicia informó que se admitió la acusación presentada por el Ministerio Público en el caso de Marrero por ocultamiento de arma de guerra y explosivo, y para Planchart por financiar al terrorismo.

El pasado 22 de marzo, Néstor Reverol, ministro de Interior, Justicia y Paz, anunció la detención de Marrero, a quien acusó de ser parte de una célula terrorista, luego de que se le incautó un lote de armas de guerra y dinero en moneda extranjera durante un allanamiento a su residencia.

Planchart fue detenido tres días después, tras ser acusado de financiar un plan para traer sicarios al país sudamericano, con el fin de generar desestabilización.

En este contexto, el diputado opositor Gilber Caro, detenido el 26 de abril, fue liberado antenoche, informó la Asamblea Nacional, mientras se espera la visita a Venezuela de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet.

Parlamentarios venezolanos denunciaron que Caro fue detenido arbitrariamente la madrugada del 26 de abril en un local de venta de arepas en Caracas y desde entonces se desconocía su paradero y las autoridades no mencionaban su caso.

A Caro nadie lo va a obligar a hacer lo que no quiere, en mi corazón no guardo ni odio ni resentimiento, sostuvo el dirigente de Voluntad Popular en su intervención en el Parlamento.

Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, y Craig Faller, almirante del Comando Sur estadunidense, anunciaron en Miami el despliegue del buque hospital Comfort para atender la crisis humanitariaque a su parecer sufren los refugiados venezolanos en América Latina.

Estamos con ustedes, declaró Pence en español a un grupo de venezolanos que gritaban: ¡amén! en la terminal del sur de Florida, donde está atracada la nave, cuya partida al Caribe y Latinoamérica está prevista para esta mañana.

La cancillería venezolana informó que con el retorno ayer de 90 venezolanos de Perú son ya más de 14 mil los repatriados al amparo del programa Plan Vuelta a la Patria, puesto en marcha en agosto pasado.

 

Notas Relacionadas