Autoriza Malta desembarco de 356 migrantes del Ocean Viking

  • Autoriza Malta desembarco de 356 migrantes del Ocean Viking

    Foto: Ap

Ap
23-08-2019

Madrid.-- Malta autorizó el desembarco de 356 migrantes que quedaron atrapados durante dos semanas a bordo de un barco humanitario varado en el Mediterráneo central, poniendo fin a una semana de fracasos en las negociaciones que revelaron drásticamente la incapacidad de Europa de lidiar con la migración procedente de África.

Las fuerzas armadas maltesas llevarán a tierra a los pasajeros del Ocean Viking antes que éstos sean distribuidos a Francia, Alemania, Irlanda, Luxemburgo, Portugal y Rumania, anunció el primer ministro de Malta, Joseph Muscat, en una serie de tuits.

De momento se desconocen las razones por las que el traslado a los barcos militares sucedería en aguas internacionales y por qué al buque humanitario no le fue permitido llevar directamente a los migrantes al puerto.

 

También te puede interesar: El Ejército de Brasil podría ayudar a combatir los incendios en selva amazónica

 

SOS Mediterranee y Médicos sin Frontera, las dos organizaciones sin fines de lucro que operan el barco de bandera noruega, han informado que las solicitudes para atracar fueron denegadas previamente por Malta e ignoradas por Italia.

Jay Berger, gerente de operaciones de Médicos sin Frontera y quien se encuentra a bordo del Ocean Viking, agradeció la decisión de Malta pero cuestionó la tardanza, y exhortó a Europa a llegar a una solución permanente para acoger a los migrantes rescatados.

"Nos tranquiliza que el largo calvario de las 356 personas a bordo con nosotros finalmente terminó, pero ¿era necesario hacerlos esperar dos semanas de tormento?", preguntó Berger en un comunicado. "Se trata de personas que han huido de condiciones atroces en sus países y han sobrevivido a una horrenda violencia en Libia".

Su experiencia es la más reciente en una campaña contra los rescates en altamar que ha perturbado las operaciones de al menos 19 embarcaciones desde que el radical ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ordenara el cierre de los puertos de su país para grupos de ayuda humanitaria.

Salvini y otros funcionarios europeos culpan a estas organizaciones de prestar ayuda a las mafias de trata de personas que operan frente a las costas de Libia. Activistas y voluntarios han sido investigados o procesados, y algunos gobiernos han fijado obstáculos administrativos a sus barcos. El gobierno español del socialista Pedro Sánchez ha amenazado con imponer multas elevadas al a la organización española Open Arms, que activamente realiza misiones de búsqueda y rescate sin que se haya solicitado su ayuda.

 

Notas Relacionadas