Alienta Pontífice a periodistas italianos que están en riesgo de ser despedidos

  • Alienta Pontífice a periodistas italianos que están en riesgo de ser despedidos

    Foto: Internet

Notimex
13-02-2019

El Papa Francisco alentó a periodistas italianos que están en riesgo de ser despedidos por problemas financieros de la agencia de noticias Askanews, al término de la Audiencia General de los miércoles, en la destacó que la oración es un diálogo con Dios.

"Sé que están atravesando un momento difícil. Ruego por ustedes, los acompaño en este momento: luchen, luchen, luchen por conservar su trabajo", subrayó el Pontífice, a periodistas de Askanews, quienes a partir del viernes podrían ser despedidos como parte de la negociación de la agencia con sus acreedores.

El líder de la Iglesia Católica saludó a un grupo de periodistas de la agencia informativa italina que acudieron a la Audiencia General en el aula Pablo VI de la Santa Sede y les pidió: "Roguemos a San José trabajador, que los ayude en este momento".

 

También te puede interesar:  Rechaza Cuba iniciativa de EUA

 

Durante la Audiencia, el Papa recordó que "no hay espacio para el individualismo en el diálogo con Dios. No hay ostentación de los problemas de uno como si fuéramos los únicos en el mundo que sufrieran" y recordó que la oración cristiana es un diálogo, según un reporte de la agencias Aci Prensa y Vatican News.

En su catequesis, Francisco destacó que “hay una ausencia impresionante en el texto del Padrenuestro. Falta una palabra que, en nuestros tiempos, quizás siempre, todos tienen en gran consideración: falta la palabra ‘yo’. Jesús enseña a rezar teniendo en los labios, principalmente, el ‘tú’, porque la oración cristiana es diálogo”.

En la oración, explicó, un cristiano trae todas las dificultades de las personas que viven junto a él: cuando baja por la noche, le cuenta a Dios sobre los dolores que ha encontrado ese día; pone delante de él muchas caras, amigos e incluso hostiles; “Él no los aleja como distracciones peligrosas”, indicó

“Si uno no se da cuenta de que a su alrededor hay tanta gente que sufre, si no se compadece de las lágrimas de los pobres, si es adicto a todo, eso significa que su corazón está debilitado, peor: es la piedra", señaló.

Explicó que en este caso es bueno rogar al Señor que nos toque con su Espíritu y ablandar el corazón para que pueda entender y atender todos los problemas. “Cristo no pasó ileso por las miserias del mundo: cada vez que percibía una soledad, un dolor del cuerpo o el espíritu, sentía una fuerte compasión”.

Notas Relacionadas