CE presenta nuevo plan para frenar llegada de migrantes

  • CE presenta nuevo plan para frenar llegada de migrantes

    Foto: Internet

AFP
07-06-2016

 

La Comisión Europea presentó un nuevo plan para frenar la llegada de migrantes desde África en peligrosas travesías del Mediterráneo, donde más de 10.000 han muerto desde 2014.

Este nuevo plan llega después de un aumento significativo de los naufragios en la ruta del Mediterráneo central, después que un controvertido acuerdo entre la Unión Europea y Turquía frenara las llegadas por la ruta del Egeo.

"No podemos tolerar la pérdida de vidas a esta escala, debemos hacer todo lo posible para frenarlo", dijo el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, al presentar el plan.

 

También te puede interesar: Atentado con coche bomba en Estambul

 

El plan busca atender las "causas profundas" de la migración intentando dar a los africanos perspectivas de desarrollo en sus países, a través del financiamiento de proyectos e incitando a los países de origen a participar en el control del flujo migratorio hacia Europa.

A corto plazo propone destinar a algunos países clave de África unos 8.000 millones de euros hasta 2020 de fondos ya previstos en el marco de la ayuda al desarrollo.

En su presentación, Timmermans evocó "una nueva cooperación, empezando con un grupo de países", citando Etiopía, Níger, Nigeria, Malí, Senegal, así como Jordania y Líbano.

 'Recompensas y castigos' -

A largo plazo, la Comisión tiene la ambición de movilizar "hasta 62.000 millones de euros de fondos públicos y privados para la economía real", con la condición de que los Estados miembros de la UE y "otros socios" se comprometan.

Estas propuestas financieras buscan incitar a los países de origen a ser más permeables a los pedidos de la UE para que readmitan a los migrantes que califica como económicos.

Para garantizar la cooperación de los países, el plan propone además una "mezcla de incitaciones positivas y negativas", dijo Timmermans, dejando planear la amenaza de "consecuencias para los que no quieran cooperar", en particular en los aspectos comerciales.

Menos del 40% de los migrantes irregulares obligados a partir dejan el territorio comunitario, según cifras de 2014, en parte por la falta de cooperación de los países de origen y de medios de subsistencia en sus países.

Con este objetivo, los líderes de la UE se reunieron en noviembre con mandatarios africanos en La Valeta. Entonces, Bruselas anunció la creación de un fondo de 1.800 millones de euros al que los 28 miembros debían contribuir.

La Comisión busca preparar el terreno antes de una cumbre de los 28 jefes de Estado y de gobierno a finales de junio en Bruselas, donde se esperan nuevas decisiones para hacer frente a la crisis migratoria.

Desde que la UE selló el acuerdo con Turquía para frenar la llegada de refugiados sirios a Europa, las rutas migratorias se desplazaron hacia el Mediterráneo central.

Más de 10.000 personas han muerto desde 2014 al intentar cruzar el Mediterráneo para llegar a Europa, informó un portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur). En 2016, son más de 2.500 personas por el momento.

- Reforma de la Tarjeta Azul -

La Comisión propuso asimismo una reforma del sistema europeo de permisos laborales para los migrantes de terceros países, que apunta a atraer a la UE una mano de obra "altamente calificada", que en la actualidad privilegia otros destinos.

Según la Comisión, la propuesta busca corregir algunos vacíos del sistema actual de la Tarjeta Azul, muy restrictivo para los potenciales empleadores y candidatos.

Sólo el 31% de los migrantes que escogen los países de la OCDE "con un alto nivel de estudios escogen la UE como destino", observa la Comisión.

La propuesta "establece un sólo sistema europeo, que reemplace los sistemas nacionales".

Esto permitiría una mayor movilidad dentro de la UE para un migrante con permiso de trabajo en un país del bloque y reduciría de 12 a 6 meses el tiempo mínimo de un contrato laboral para obtener un permiso.

El impacto positivo en la economía con esta reforma, según Bruselas, sería de entre 1.400 y 6.200 millones de euros.

Notas Relacionadas