Nivel de oxígeno en sangre de Trump mejora

  • Nivel de oxígeno en sangre de Trump mejora

    Foto: Getty Images

Agencias
05-10-2020

Bethesda. El nivel de oxígeno en sangre del presidente Donald Trump –quien salió de manera sorpresiva a saludar a simpatizantes reunidos afuera del centro médico– bajó dos veces en los últimos días, pero ha ido mejorando desde entonces, informó el médico de la Casa Blanca, lo que añadió una nueva dosis de confusión sobre la lucha del magnate con el Covid-19, aunque indicó que el mandatario podría ser dado de alta hoy.

Al hablar en las escaleras del hospital militar donde es tratado el mandatario desde el pasado viernes, los médicos se negaron a revelar el momento específico en el que Trump requirió el oxígeno suplementario, o si los escaneos pulmonares mostraban algún daño.

Presionado por la información contradictoria que él y la Casa Blanca dieron a conocer antier, el doctor Sean Conley, comandante de la Marina, reconoció que trataron de presentar una descripción optimista de la salud del presidente.

 

Para desmaquillarte: L'Oreal Paris Desmaquillante Bifásico 200ml, encuéntrala en Amazon

 

No quería dar ninguna información que pudiera dirigir la evolución de la enfermedad en otra dirección, afirmó Conley. Y al hacerlo, resultó como si estuviéramos tratando de ocultar algo, lo cual no fue necesariamente cierto. El hecho es que él sigue mejorando.

El sábado los médicos le administraron dexametasona, un corticoide eficaz contra las formas graves de Covid-19, además del antiviral remdesivir y del coctel experimental de la empresa Regeneron.

Conley fue uno de los médicos que hablaron a la entrada del Centro Médico Militar Walter Reed, en Bethesda, Maryland, donde Trump pasó su segunda noche tras caer enfermo de coronavirus.

Conley informó que el mandatario sufrió fiebre alta y un nivel de oxígeno en la sangre inferior a 94 por ciento viernes y sábado. El nivel actualmente está en 98 por ciento, indicaron los médicos de Trump. El presidente podría ser dado de alta hoy.

La saturación de oxígeno en sangre es un marcador de salud clave para los pacientes con Covid-19. Una lectura normal está entre 95 y 100. Una caída por debajo de 90 es preocupante. Las personas con el virus a veces no se dan cuenta de que sus niveles de oxígeno son bajos.

Horas después, Trump dijo que aprendió mucho sobre el Covid-19 al ir realmente a la escuela, en un video publicado en Twitter.

Esta es la escuela real. Esta no es la escuela de vamos a leer libros, y lo entiendo, y lo comprendo, y es algo muy interesante, añadió.

Poco después, el magnate salió del hospital Walter Reed, ubicado en las afueras de Washington, para saludar a sus partidarios reunidos afuera.

Imágenes de video lo mostraron con cubrebocas y saludando a la multitud desde un vehículo.

Creo que voy a dar una pequeña sorpresa a los grandes patriotas que están en la calle... llevan mucho tiempo ahí, tienen banderas y aman a nuestro país, dijo a sus cuidadores.

Trump hizo una evaluación de su estado la noche anterior en un video realizado desde la suite presidencial del centro médico, en el cual aseguró sentirse mejor. Espero volver pronto, afirmó. Ayer por la mañana volvió a las redes sociales y compartió un video de sus partidarios sin cubrebocas, amontonados afuera del hospital. ¡Muchas gracias!, tuiteó a las 7:18.

Las declaraciones distintas y contradictorias de los médicos han sumido a la Casa Blanca en una crisis de credibilidad en un momento delicado, en el que aumentan las dudas sobre la salud del presidente y su capacidad para ejercer el cargo. Crece la ansiedad entre la ciudadanía con Trump en el hospital, justo en la recta final de unas reñidas elecciones.

El rival de Trump en la contienda por la Casa Blanca, el candidato demócrata, Joe Biden, sacó del aire sus avisos de ataque mientras dure la hospitalización de Trump, y despachó a sus voceros para que emitan mensajes conciliatorios. Esperamos sinceramente que el presidente se recupere y regrese a la campaña muy pronto, declaró Symone Sanders, asesora de Biden.

Biden estaba ayer en su casa en Wilmington, Delaware, y no tenía planes de asistir a ningún acto de campaña. Ya se le practicó una prueba y dio negativo, pero debe divulgar los resultados de una prueba posterior. Un nuevo examen de Covid-19 a Biden, de 77 años, dio negativo.

Por lo pronto, el demócrata busca mantener su enfoque en la respuesta de la nación a la pandemia, y tanto él como sus asesores usan el estado de Trump para subrayar un mensaje de campaña consistente: Biden manejaría la pandemia mejor que el republicano.

Un sondeo de Reuters/Ipsos publicado ayer mostró que Biden habría ampliado su ventaja a 10 puntos sobre Trump a escala nacional, un poco más de lo que ha mantenido en los últimos dos meses. En tanto, alrededor de 65 por ciento de los estadunidenses dijeron que el mandatario probablemente no se habría infectado si se hubiera tomado el virus con más seriedad.

En medio de la crisis de credibilidad, en redes sociales aparecieron burlas al presidente por haber firmado una hoja de papel en blanco con un marcador, lo que es notorio al hacer un acercamiento sobre una foto divulgada por la Casa Blanca anteanoche, tomada en el hospital militar Walter Reed, en un vano intento de mostrarlo trabajando mientras lucha contra el coronavirus, indicó el diario The Independent.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, se sumó a la lista de jefes de Estado y de gobierno que han deseado a Trump pronta recuperación, aunque agregó: ojalá todo esto lo lleve a ser más reflexivo y más humano. 

Notas Relacionadas