Tormentas Florence y Michael, marcan temporada de huracanes

  • Tormentas Florence y Michael, marcan temporada de huracanes

    Foto: Internet 

Fuente: 
Notimex
30-11-2018

La temporada de huracanes del Atlántico, Caribe y Golfo de México concluye este viernes y será recordada por Florence y Michael, las tormentas que dejaron devastación y muerte a su paso por Estados Unidos.

La actual temporada, que inició el 1 de junio, pasará a los libros con una actividad “por encima” del promedio con 15 tormentas con nombre, ocho huracanes y dos huracanes mayores por encima de la categoría tres en la escala Saffir-Simpson de un máximo de cinco niveles, según el meteorológico nacional.

La dependencia pronosticó en mayo pasado, antes del inicio de la temporada, de 10 a 16 tormentas con nombre, incluidos de cinco a nueve huracanes, y de uno a cuatro huracanes mayores con fuerza de categoría tres o superior.

 

También te podría interesar: Buscan promover fuerza laboral bilingüe entre EUA-México

 

Los dos huracanes más notables y devastadores de este año fueron Florence, registrado en septiembre pasado, y Michael en octubre.

En su viaje de casi dos semanas por el Atlántico, Florence se convirtió en un huracán de categoría 4 antes de tocar tierra cerca de Wrightsville Beach, Carolina del Norte, como un huracán de categoría 1 con vientos máximos sostenidos de 90 millas (unos 144 kilómetros por hora).

Florence, que provocó inundaciones catastróficas en las Carolinas, mató a más de 50 personas, causó miles de millones de dólares en daños a la propiedad, y destruyó registros históricos de lluvias e inundaciones en ambos estados.

Aunque sólo alcanzó la categoría 1, esta tormenta se caracterizó por una gran cantidad de lluvia y sus remanentes se estancaron sobre las Carolinas, arrojando de dos a tres pies de lluvia a través de la región y generando inundaciones históricas.

Luego en octubre, Michael mató al menos a 43 personas en Florida y 10 más en Georgia, Carolina del Norte y Virginia, tras tocar tierra a lo largo del noroeste de Florida en el Panhandle el 10 de octubre pasado como un huracán de categoría 4.

En el momento de su entrada a tierra tenía vientos de 155 millas (unos 249 kilómetros por hora) casi de categoría 5. Ello provocó que fuera la tormenta más fuerte que jamás haya golpeado el Panhandle y el huracán más poderoso en golpear Florida después de Andrew en 1992.

Los vientos de Michael destruyeron pueblos enteros como México City y dejaron daños importantes en Panamá City y más de un millón de personas, en cuatro estados, se quedaron sin electricidad debido al fenómeno.

Michael también fue el tercer huracán más intenso en tocar tierra en Estados Unidos, con una presión central mínima de 27.13 pulgadas de mercurio.

Sólo el huracán del Día del Trabajo de 1935 y el huracán Camille de 1969 fueron más intensos al tocar tierra, según el meteorólogo de la Universidad Estatal de Colorado, Phil Klotzbach. Cuando se clasificó por la velocidad del viento, fue la cuarta tormenta más poderosa en golpear a Estados Unidos.

Aunque no es tan devastadora como la temporada 2017, cuando los huracanes Harvey, Irma y María detruyeron el sur de Estados Unidos, la de 2018 fue otra temporada bastante potente.

"Es muy raro que haya dos años consecutivos en los que te veas impactado por dos altos récords", dijo el meteorólogo de AccuWeather, Dan Kottlowski.

 

Notas Relacionadas