16 millones de bebés nacieron en medio de un conflicto en 2015

  • 16 millones de bebés nacieron en medio de un conflicto en 2015

    Foto: Internet

Nueva York, -En 2015, más de 16 millones de bebés nacieron en zonas de conflicto, lo que equivale a 1 de cada 8 del total de los nacimientos registrados este año en el mundo, cifra que pone de relieve la vulnerabilidad cada vez mayor de los niños y niñas en el mundo desde el inicio de la vida.

“Cada dos segundos, un recién nacido ve la luz por primera vez en medio de un conflicto; a menudo en circunstancias terribles y sin acceso a la atención médica”, dijo el Director Ejecutivo de UNICEF Anthony Lake. “Demasiados niños comienzan hoy en día sus vidas en circunstancias extremas, en medio de crisis o desastres naturales, afectados por la pobreza, las enfermedades o la desnutrición. ¿Puedehaber un peor comienzo de vida?”

En países afectados por conflictos como Afganistán, la República Centroafricana, Iraq, Sudán del Sur, Siria y Yemen, o durante las peligrosas travesías para escapar de los combates, los niños recién nacidos y sus madres enfrentan riesgos enormes. Hay mujeres embarazadas que corren peligro de dar a luz sin ayuda médica y en condiciones insalubres. Sus hijos tienen más posibilidades de morir antes de cumplir 5 años y de sufrir estrés extremo –o “tóxico”–, que puede inhibir su desarrollo emocional y cognoscitivo en el largo plazo.

Además de los conflictos, los efectos de la pobreza, el cambio climático y la falta de oportunidades están poniendo a los niños y niñas en condiciones cada vez más vulnerables y han obligado a millones de personas a realizar travesías peligrosas para escapar lejos de sus casas.

Más de 200,000 niños solicitaron asilo en países de la Unión Europea durante los primeros nueve meses de 2015, sumándose a los 30 millones de niños de todo el mundo obligados a huir de sus hogares en 2014 debido a la guerra, la violencia y la persecución. Hay más personas desplazadas ahora, que en cualquier momento desde la segunda guerra mundial.

Más de 250 millones de niños, o 1 de cada 9, viven en países y zonas en conflicto y hacen frente a enormes obstáculos en materia de salud, educación y bienestar.

Más de 500 millones de niños viven en zonas en donde las inundaciones son muy frecuentes y cerca de 160 millones viven en lugares en donde la gravedad de las sequías es alta o muy alta.

Los niños representan casi la mitad de las personas que viven en condiciones de pobreza extrema, aunque sólo representan alrededor de un tercio de la población mundial.

“Durante los últimos meses del 2015, la comunidad internacional ha sumado esfuerzos en torno a la lucha contra el cambio climático y el desarrollo de un nuevo programa mundial a favor del desarrollo. Estos acuerdos ofrecen una gran oportunidad para transformar nuestras promesas en acciones concretas para los más vulnerables”, dijo Lake. “Si abordamos las razones por las cuales tantas familias sienten la necesidad de huir de sus hogares con sus hijos –y resolvemos los conflictos, luchamos contra el cambio climático y ampliamos las oportunidades– podremos lograr que 2016, sea un año de esperanza para millones de personas, y no un año marcado por la crisis y la desesperación”.

Para conocer más sobre los retos que enfrentan las madres y sus bebés en zona de conflicto:

Notas Relacionadas