22 mil personas al año, mueren por mala calidad de aire