Canal del Congreso actualizará equipo tecnológico

  • Canal del Congreso actualizará equipo tecnológico

    Foto: Internet

Los presidentes de las cámaras de Diputados y del Senado, Jesús Zambrano Grijalva y Roberto Gil Zuarth, recibieron el Título de Concesión de Uso Público de Radiodifusión al Congreso General, con el cual se deberán cumplir estándares y obligaciones establecidas en la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, a fin de fortalecer al Canal del Congreso.

En el evento, al que acudió el presidente de la Junta de Coordinación Política, diputado César Camacho, Zambrano Grijalva refrendó su compromiso por fortalecer este medio de comunicación como un mecanismo de interacción con la sociedad y destacó que desde este momento se tienen seis meses para realizar las adecuaciones necesarias y cumplir con las obligaciones establecidas en la Ley de Telecomunicaciones.

Con estas obligaciones, resaltó, el Canal del Congreso contará con mecanismos que le aseguren un presupuesto adecuado para actualizar el equipo tecnológico, mismo que permitirá transmitir bajo los parámetros establecidos por el órgano regulador. Además, podrá  ejercer sus recursos de manera ágil, en concordancia con sus necesidades y urgencias, y no estar por decirlo coloquialmente “en el regateo de aportar los recursos que se requieren”. 

 

También te puede interesar: Jennifer Lawrence, una de las actrices mejor pagada en el mundo

 

“Estoy seguro que con estas decisiones se transitará a un esquema de rendición de cuentas y total apertura de la información que se genere en el desempeño de nuestras funciones, y se garantizará la participación social mediante el acompañamiento de una instancia ciudadana y la debida defensa de la audiencia”, afirmó.

Mencionó que será un paso más en el ejercicio del derecho a la información, la cual tiene que ser “veraz, oportuna, sin mediar ninguna cortapisa o censura, como ya sucede en las transmisiones del Canal del Congreso”.

Aunado a ello, aseguró, los programas noticiosos y de análisis permitirán a los televidentes conocer el trabajo legislativo y las posiciones de los legisladores en la pluralidad que hoy caracteriza la integración del Poder Legislativo en ambas cámaras, y a su vez contribuirá a la formación de una ciudadanía informada y crítica.

Mencionó que a partir del primer día de transmisiones del canal, el 18 de marzo de 1998, con las sesiones de ambas cámaras del Congreso de la Unión, se evolucionó aceleradamente en el concepto, no sólo de tener un canal propio de televisión del Poder Legislativo, sino en el otorgamiento de recursos para su funcionamiento básico-elemental.

Zambrano Grijalva señaló que entre los elementos que se derivan de la Reforma en Telecomunicaciones se encuentra el que a partir del 5 de agosto de 2015, el Canal del Congreso salió en señal abierta en la Ciudad de México y área conurbada. Posteriormente, el 12 de agosto solicitó el cambio de Permisionario a Concesionario.

Para el 5 de mayo de 2016, continuó, el Pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones resolvió de manera favorable otorgar el título de Concesión al Congreso de la Unión, mismo que hoy estamos recibiendo formalmente de parte de la autoridad.

“Estamos muy orgullosos de poder contribuir a este ejercicio y esfuerzo, porque no es un asunto sólo de las y los legisladores, sino que interesa a la sociedad, porque es una forma de rendir cuentas por parte del Poder Legislativo y también de ejercer nuestra labor con absoluta transparencia a la que estamos obligados”, acotó.  

Roberto Gil Zuarth, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores, mencionó que hoy inicia una etapa importante en el Canal del Congreso, ya que define un conjunto de obligaciones que corresponde a todos, legisladores y órganos directivos de ambas Cámaras, para cumplir con las obligaciones que establece la ley.

Refirió que la Reforma de Telecomunicaciones, además de crear campos competitivos, da certeza jurídica a las normas que definen el fortalecimiento de los canales públicos.

Puntualizó que ahora se deberá trabajar por la independencia editorial, financiera, mecanismo de participación ciudadana, transparencia y rendición de cuentas, defensa de contenido, opciones de financiamiento, acceso a tecnologías, diversidad ideológica, étnica y cultural.

Informó que hace días se presentó una iniciativa para fortalecer el marco normativo del Canal del Congreso para que no tengamos que repartir las obligaciones, entre los diputados y senadores, y para ello se tienen seis meses de acuerdo a la ley para fortalecer este organismo.

“Ya no tiene vuelta atrás, lo que sigue es hacer un canal y medio público que apuesta al fortalecimiento de la democracia, diversidad, pluralidad y mecanismo de comunicación, de diálogo y conversación entre los mexicanos y sus legisladores”, dijo.

En su intervención, el diputado César Camacho coincidió en que la Reforma en Telecomunicaciones es “el marco propicio y moderno para lograr que crezca el Canal del Congreso en todos los sentidos”. 

“A sus 18 años de trayectoria, el Canal del Congreso no sólo obtiene mayoría de edad, sino el pleno ejercicio de sus derechos y con una robustez adicional se contribuirá a la consolidación de la democracia, ya que ésta no sólo tiene que ver con el acceso a la representación política sino con el ejercicio apegado a la ley, eficaz, productivo y provechoso para las y los mexicanos”, sostuvo. 

El coordinador parlamentario del PRI enfatizó que, no obstante los logros del canal, como fue la obtención de la Medalla de la Fundación Antonio Sáenz de Miera y Fieytal 2011, 2013 y 2014, así como el Primer Premio Nacional de Periodismos en 2013, requiere un mayor dinamismo y apoyo económico para atender no sólo la cobertura de la actividad legislativa, sino los quehaceres y trabajos del Congreso.

El Canal del Congreso representa una historia de éxito, continuó, y ha ayudado a reivindicar la función de representar, que no sólo es una obligación de quienes ostentamos una representación dar cuentas, sino una necesidad. 

Por eso, subrayó, es importante que el Canal del Congreso escape de las visiones partidarias y los plazos a los que nos sometemos los legisladores, tres o seis años. “El Canal ya estaba cuando llegamos y se mantendrá cuando nos vayamos; por ello, la obligación de cada generación de legisladores es abonar por su fortalecimiento y robustecimiento”.

Por su parte, Gabriel Contreras Saldívar, comisionado presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), dijo que el Canal del Congreso es de gran importancia para el Estado mexicano, ya que además de difundir la tarea del Congreso de la Unión y sus órganos legislativos, impulsa la participación ciudadana,  la democracia y contribuye al análisis del acontecer nacional.

Desde su creación este medio ha buscado llegar a la mayor audiencia posible, utilizando plataformas como la televisión restringida, contenidos en línea y vínculos a las redes sociales.

Su tarea, dijo, no ha sido fácil, pues ha enfrentado retos técnicos, jurídicos y presupuestales que llevaron a que el 15 de agosto del 2015, notificaran al IFT la conclusión de este proceso y se diera inicio a las transmisiones, lo cual ha permitido que su señal llegue de manera gratuita a todo el Valle de México, y a través de la multiprogramación a otras regiones del país.

Subrayó que los retos no han concluido, pues ahora los canales públicos deben cumplir con diversos estándares como la independencia editorial y autonomía, los cuales fueron definidos y avalados por el Congreso de la Unión y de su cumplimiento depende su supervivencia, dado que si no se acatan es causal de la revocación de la concesión.

Enfatizó que el Canal del Congreso tiene seis meses para dar cumplimiento a los mecanismos establecidos por la ley.

En este sentido, Contreras Saldívar consideró que este reto implica una oportunidad, ya que en la forma en que el propio Congreso dé cumplimiento a este mandato constitucional será sin duda un referente obligado para todos los medios públicos del país.

“Es claro que la tarea es compleja, no obstante sé el compromiso de los legisladores, por lo que estoy seguro que se cumplirá en tiempo y forma y continuará prestando el servicio de información que contribuye al desarrollo democrático del país, al tiempo que fijará un nuevo estándar en los medios públicos”, agregó.

El senador Daniel Ávila Ruíz, presidente de la Comisión Bicameral del Canal de Televisión del Congreso de la Unión, explicó que a partir de la reforma en materia de telecomunicaciones, se estableció que los medios públicos de radiodifusión debían contar con independencia editorial; autonomía de gestión financiera; garantías de participación ciudadana; reglas claras para la transparencia y rendición de cuentas, entre otros.

Añadió que en esta labor, el Canal del Congreso, los integrantes de la Comisión Bicameral del Canal de Televisión y los presidentes de las Mesas Directivas de ambas cámaras, presentaron una iniciativa que plantea reformar la Ley Orgánica del Congreso General y del Reglamento del Canal de Televisión del Congreso General para establecer el andamiaje que haga realidad lo previsto por la ley en materia de telecomunicaciones.

A esta dinámica de transición, esta Comisión Bicameral ha impulsado órganos de participación ciudadana que consolidan el ejercicio público y transparente, a través  del Consejo Consultivo y la Defensoría de Audiencia, para mejorar los contenidos basados en principios de pluralidad, corresponsabilidad, calidad y rigor profesional.

Asimismo, se nombró al primer Defensor de Audiencia del Canal del Congreso, con la función de dar seguimiento y respuesta a las quejas, sugerencias y peticiones de la audiencia, operando como un mecanismo imparcial e independiente y de autorregulación.

“Cumpliendo con la responsabilidad como funcionarios públicos, estamos decididos a que el Canal de Televisión cuente con más herramientas, mejores contenidos y fortalezca el Parlamento Abierto”, concluyó.

Notas Relacionadas