“Un banjo y dos muertos”, una comedia irreverente y políticamente incorrecta

  • “Un banjo y dos muertos”, una comedia irreverente y políticamente incorrecta

    Foto: Cortesia | MNE 

Original de Mariana Hartasánchez, “Un banjo y dos muertos” es una comedia políticamente incorrecta con fantasmas shakespereanos que claman venganza y sangre. Esta puesta en escena del colectivo Teatro en fuga se presentará en el Foro La Gruta, del 28 de enero al 3 de abril.

El montaje tiene inspiraciones griegas, pues el público verá en el escenario a hombres colgados ante la impotencia de sus hijas sabias (pero tartamudas); magos que no creen en la magia, deudas de honor que vencen cuando comienza el amanecer y una mano autónoma bastante sexual que no quiere seguir pegada al cuerpo de su dueño virgen.

La obra cuenta la historia de Jaime Fitzgerald, aspirante a mago recién salido del psiquiátrico, quien pierde su mano derecha intentando un truco legado por su padre muerto. Ya libre, la mano entabla una relación erótica con su psiquiatra. El mago acude con las especificidades abogadas Markby y Markby para demandar a la mano insurrecta y obligarla a volver. La visita es infructuosa. Desesperado, Jaime invoca al espíritu de su padre quien, en vida, tuvo un conflicto feroz con el padre de las Markby, otro espíritu que deambula, desprendido de su cuerpo insepulto. Ambos fantasmas pretenden cobrar venganza uno del otro, a través de sus hijos.

 

 

También te puede interesar: “Demetrius o la caducidad”, una obra que habla de la felicidad a meses sin intereses

 



El fantástico universo creado por Mariana Hartasánchez es una provocación para los y las espectadoras. La obra habla sobre las imposiciones de los padres, sobre la ley como una ilusión semejante a la magia y sobre la locura. Es la historia de los duelos no resueltos y la rabia que se queda colgada del cuello.

Entre abogados corruptos, magos farsantes, esquizofrénicos místicos, psiquiatras escépticas y la alucinación colectiva de personajes que no quieren ver, esta pieza ofrece un noir, es decir, una farsa onírica y ácida. Al respecto de su obra, los integrantes de Teatro en fuga se preguntan: ¿Cómo se cae un espíritu de su propio cuerpo colgado?, ¿desde dónde enfrentamos la corrupción?, ¿cómo hablamos, en este país tan golpeado, sobre personas colgadas por un ajuste de cuentas y nos reímos de ello? Para no frivolizar, necesitamos la farsa, la catarsis”.

Con el mejor reparto posible, “Un banjo y dos muertos” —dirigida por Andrea Salmerón Sanginés, en mancuerna con Tania Rodríguez y Jerildy Bosch— es interpretada por maestras y maestros del clown , la improvisación y el cabaret, tales como: Paola Izquierdo, Roam León , Sofía López, Carlos Pascual, Diego Santana y Minerva Valenzuela.
Hace falta que la gente se acerque a esta puesta para que enfrenten sus pérdidas y acepten su propia locura; pero, sobre todo, para que sean capaces de ver la magia que está frente a sus narices, aunque esté oscuro.

“Un banjo y dos muertos” tendrán funciones en el Foro La Gruta del Centro Cultural Helénico, ubicado en avenida Revolución 1500, del 28 de enero al 3 de abril (los viernes a las 20:00 horas ; los sábados a las 19:00 horas ; y los domingos a las 18: 00 horas ). 

Se le recuerda al público que las funciones están supeditadas al semáforo epidemiológico de la Ciudad de México. Se exhorta a las y los espectadores a acudir con responsabilidad y quedarse en casa si presentan algún síntoma (dolor de cabeza, garganta o temperatura superior a 37,5 grados).

Notas Relacionadas