"El cornudo imaginario", una obra que hace reírnos de los celos

  • "El cornudo imaginario", una obra que hace reírnos de los celos

    Foto: Luis Enrique Flores Aguilar

  • "El cornudo imaginario", una obra que hace reírnos de los celos

    Foto: Luis Enrique Flores Aguilar

El Carro de Comedias de la UNAM revive uno de los clásicos de Jean-Baptist Poquelin, mejor conocido como Molière con la puesta en escena de "El cornudo imaginario" que iniciará temporada este sábado 6 de abril en el Centro Cultural Universitario.

A partir del desmayo de uno de los personajes, se suscita una cadena de enredos en el que todos los personajes se ven atacados por los celos. Cuando el nudo parece irresoluble, la intervención de uno de los personajes femeninos da claridad y resolución al entuerto.

Dirigida por Jesús Díaz, la obra habla desde la sencillez y brevedad de la trama que glosa sobre la ridiculez de los celos infundados, pero esto es una trampa: la falibilidad humana se adivina entre líneas y se asoma tras bambalinas y, ya se sabe, esa misma falibilidad si no da para reír, da para llorar, según el director del montaje, quien también apuntó que  Molière construye una comedia de estructura perfecta, ritmo vertiginoso y llena de situaciones y personajes de comicidad mayúscula.

 

También te puede interesar: Testosterona, una obra que habla de la lucha por el poder

 

Es sabido, dijo, que cuando Molière escuchó el llamado del teatro, lo hizo de consumados artistas, exponentes de la llamada Commedia dell’Arte, término que equivale a decir Teatro del dominio técnico, del virtuosismo. Tales comediantes eran maestros de un oficio llevado a su más alto nivel: actuaban como Leonardo pintaba. Actores, músicos, acróbatas, bailarines y compositores de comedias; ningún secreto de la escena les era desconocido. 

Nuestro autor, afirmó, fue un gran alumno de grandes maestros, como lo demuestra su desempeño posterior: actor principal, director y dramaturgo de su propia compañía, brillante en cada rol, según lo consigna la Historia. Aunque "El cornudo imaginario" es una obra temprana y, para algunos carece de la complejidad de sus creaciones posteriores, no hay que caer en el engaño de creer que es una obra simple de actuar. 

De hecho, agregó, el ritmo impuesto por los diálogos, los altos contrastes derivados de las contradicciones cómicas en el carácter de los personajes y los saltos entre planos que la acción exige (a veces, en sólo dos líneas, el actor debe replicar a un compañero, monologar sus pensamientos, y dirigirse en un aparte al público) son de vértigo. Todo el jugo de esta comedia sólo puede ser extraído por actores y actrices en pleno dominio de su arte. 

"El cornudo imaginario" tendrá temporada del 6 de abril al 30 de junio y del 3 de agosto al 30 de noviembre con funciones sábados y domingos a las 11:00 h. en la Fuente del Centro Cultural Universitario. La entrada es libre.

Actúan: Diego Santana Murillo, Alexia Fossati, Jorge Escandón, Gerardo Efraín Gallardo, Bella Elvira Nava y Pamela Lucio. La traducción del texto es de Eduardo Contreras Soto.

Notas Relacionadas