Con homenaje a Felipe Cazals, las salas de cine del CCU reabren al público

  • Con homenaje a Felipe Cazals, las salas de cine del CCU reabren al público

    Foto: Cortesia | MNE 

Después de 17 meses de trabajo ininterrumpido en línea, la Dirección General de Actividades Cinematográficas de la Universidad Nacional Autónoma de México –Filmoteca UNAM- abre de nueva cuenta su programación en las salas de cine del Centro Cultural Universitario con un homenaje, discreto, pero con mucho agradecimiento al maestro Felipe Cazals, uno de los más destacados e importantes cineastas del cine nacional, por el gran legado que deja para las actuales y futuras generaciones de cinéfilos.  

Felipe Cazals Siena, nació en Guatari, Francia (en la frontera franco española) el 28 de julio de 1937, y dos meses después fue registrado y bautizado en Zapopan, Jalisco, México. 

Luego de practicar varios oficios, obtuvo una beca para estudiar cine en el Insitute d´Hautes Estudes Cinématographiques de París, Francia, y a la par de sus estudios colaboró como asistente de dirección en Italia, España y Francia. A su regreso a México, a mediados de los 60, colaboró con el programa de televisión “La hora de Bellas Artes”, coordinado por el cineasta Manuel Michel y realizó cuatro cortos sobre arte filmados en 16 milímetros: “Leonora Carrington o El sortilegio irónico” (1965), “Que se callen…” (sobre León Felipe) (1965), “Alfonso Reyes” (1966) y “Cartas de Mariana Alcoforado” (1966). 

 

 

También te puede interesar: Trumpistas se van contra Baldwin

 



En 1968 filmó su primer largometraje de forma independiente, “La manzana de la discordia”, que se estrenó en el Festival de Cannes, en una de sus secciones paralelas. En ese mismo año colaboró como asistente de Alberto Isaac en “Olimpiada en México”, cinta oficial de los Juegos Olímpicos de México 68. Formó parte, en 1969, del grupo Cine Independiente de México, al lado de Arturo Ripstein, Pedro F. Miret y Rafael Castanedo, momento en el que Cazals entra al cine industrial con la película Emiliano Zapata

Para los especialistas e investigadores de la obra de Cazals, sus filmes más destacables son: “Canoa” (1975), “El apando” (1975) y “Las Poquianchis” (1976), conocidas como “La trilogía de la violencia”; “El año de la peste” (1979), “Bajo la metralla” (1982), “Los motivos de Luz” (1983), “Los inocentes” (1986), Kino (1991). Casi una década después, filma “Su alteza serenísima” (2000) y continúa con proyectos como el documental “Digna hasta el último aliento” (2004), “Las vueltas del citrillo” (2005), “Chicogrande” (2010) y su última realización “Ciudadano Buelna” (2010). 

Las películas que integran el homenaje al maestro Cazals son: “Canoa” (1975), “Su alteza serenísima” (2000), “Kino” (1991), “El tres de copas” (1986), “El apando” (1975) y “El año de la peste” (1979). La entrada será gratuita previo registro en la página de Filmoteca https://www.filmoteca.unam.mx/ciclo/homenaje-a-felipe-cazals/ donde también se pueden consultar fecha y horarios.                                                                

Notas Relacionadas