El guionista y director de EU Melvin Van Peebles falleció a los 89 años

  • El guionista y director de EU Melvin Van Peebles falleció a los 89 años

    Foto: EFE

Afp
24-09-2021

Washington. El guionista y director estadunidense Melvin Van Peebles, pionero de la blaxploitation, cuya película Sweet sweetback’s baadasssss song inspiró a las jóvenes generaciones de cineastas negros, falleció a los 89 años.

“Tenemos la tristeza de anunciar el deceso de un gigante del cine estadunidense, Melvin Van Peebles, que murió la pasada noche (el martes) en su casa con su familia, a los 89 años”, anunciaron su hijo, el actor Mario Van Peebles, y la distribuidora Criterion Collections en un comunicado.

“A lo largo de una carrera única, dejó una huella imborrable en el paisaje cultural mundial. Lo extrañaremos profundamente”, agrega el texto.

 

También te puede interesar: Otorgan el premio Donostio a Johnny Depp en San Sebastián

 

Con su filme Sweet sweetback’s baadasssss song (1971), Melvin Van Peebles inauguró la era de la blaxploitation, un movimiento cinematográfico que le dio a la comunidad negra una voz influyente en Hollywood y presentó imágenes nuevas y empoderadoras de esa cultura.

Melvin Van Peebles inspiró a numerosos directores más jóvenes, como Spike Lee o Berry Jenkins.

Sweet sweetback’s baadasssss song es una película de bajo presupuesto sobre un hombre que actúa en espectáculos pornográficos que mata a dos policías racistas porque han dado una paliza a un activista de las Panteras Negras.

“No sabía que tenía un legado”

“Ni siquiera sabía que tenía un legado”, declaró al New York Times en 2010. “Hago lo que tengo ganas de hacer”.

Sweet sweetback’s baadasssss song, que él escribió, dirigió y financió, y en la que él interpreta el papel principal, sólo fue proyectada en dos salas de cine, pero fue obteniendo fama y al final reportó 10 millones de dólares, convirtiéndose en el largometraje independiente más rentable de la historia en aquella época, según el Hollywood Reporter.

Las cintas del blaxploitation por lo general eran de bajo presupuesto y mala calidad, con tramas enfocadas en drogas y proxenetas, y los personajes femeninos –a menudo prostitutas– solían salir pocos segundos con la ropa puesta.

Muchos de los críticos del movimiento lo ven como una glorificación del crimen y una presentación de la percepción blanca del Estados Unidos negro, en vez de mostrar la realidad, especialmente porque muy pocos directores, escritores y productores son negros.

Notas Relacionadas