Especiales

"Nadie sabrá nunca", un filme que habla de la falta de oportunidades en el México rural

  • "Nadie sabrá nunca", un filme que habla de la falta de oportunidades en el México rural

    Foto: Luis Enrique Flores Aguilar

El machismo, la mentira, la falta de oportunidades, la soledad, los sueños, las ilusiones y el anhelo de una vida mejor, son los tópicos de la película mexicana "Nadie sabrá nunca", ópera prima del director Jesús Torres Torres que se estrenará este viernes 3 de mayo en la Cineteca Nacional y otras salas y que cuenta con las actuaciones de Adriana Paz, Arcelia Ramírez, Jorge A. Jiménez,  David Medel, el niño Luciano Martí y los primeros actores Ofelia Medina, Manuel Ojeda y Silvia Pasquel.

El filme nos cuenta la historia de Lucía, madre de dos hijos que viven atrapados en el tiempo, a finales de la década de los 70 en algún pueblo del México profundo siempre olvidado, donde las oportunidades de progreso son más que nulas, por lo que la madre y su hijo se refugian en la ficción de las películas de vaqueros y las radionovelas para sobreponerse a una realidad donde el machismo impera y, de cierta manera, esta ilusión los impulsa a rebelarse para cambiar su situación.

En conferencia de prensa, el director debutante señaló que su intención era hablar de la mentira que se crean estos dos personajes, a través de la ficción, y al mismo tiempo, mostrar esa otra mentira social y política de esos años y darnos cuenta que la situación no ha cambiado mucho con los años. 

 

También te puede Intersar: Scorsese y De Niro, rememoran su trayectoria en Tribeca

 

"Uno de los objetivos era tener este trasfondo de simbología política de un sexenio que, justamente, se caracterizó por esa gran mentira de que íbamos al frente y adelante", aseguró. 

Jesús Torres indicó que la historia está inspirada en un personaje real, cuya tragedia escuchó de niño y siempre se cuestionó cómo sería la vida de esta mujer en un mundo rural y en la situación a la que se enfrenta en la película. 

Destacó que este filme ha logrado conectar con los jóvenes que lo han visto, sobre todo porque en México "todos tenemos un pasado provinciano: tenemos tías, papás, abuelos que han venido de la provincia y todo este mundo que está narrado en la película les recuerda algo". 

Por su parte, y a pregunta expresa de México Nueva Era, Adriana Paz, quien interpreta a Lucía, destacó que la película aborde el tema del machismo, ya que las mujeres "somos las que hemos padecido esta manera de relacionarnos, pero también somos las que lo perpetúan, porque al final han sido y son las madres parte fundamental de la educación de hombres y mujeres". 

Insistió en la importancia de identificar el papel de las mujeres en la educación y las consecuencias del machismo, del que ellas no son las únicas que lo padecen, pues también los hombres lo sufren como Rigoberto, el personaje masculino que interpreta Jorge A. Jiménez, quien tiene que cumplir lo roles que la sociedad le ha impuesto, al tener que ser el proveedor, el hombre de la casa, el que controla a su mujer, el que mantiene a su familia y que tampoco puede ir en busca de sus sueños.

Por eso, aseguró Adriana Paz, el personaje de Lucía es atractivo, pues a pesar de sus limitaciones, "tenía una palpitación dentro que le decía que eso no era lo que quería, pero que, sobre todo en ese tiempo, tenía que ir todavía más contra viento y marea, porque ni siquiera tenían todo el apoyo que hay ahora, ni siquiera se hablaba de machismo, ahora ya es una palabra que existe, que manejamos".

Arcelia Ramírez, quien interpreta a la hermana de Rigoberto y es cuñada de Lucía, habló de su personaje como una mujer conservadora y hasta cierto punto conforme con su situación.

"Es un personaje muy doloroso, porque así es, y existen estas mujeres que fueron educadas de una manera, en una cerrazón, en una falta de perspectiva y con buenas intenciones, realmente cierran los caminos, obstaculizan, se meten en donde no; hay una falta de libertad y de empatía, de reconocimiento y de respeto por parte de estas presencias".

Apuntó que la película tiene que ver con tener sueños, tener otra perspectiva de tener una vida mejor, "y creo que estas relaciones humanas, esta relación familiar, esta amargura, frustración y necedad de estar moviéndote en tu mismo lugar, para no arriesgar, para no perder, eso es de lo que habla mi personaje que contribuye a contar esa parte de la historia".

El actor Jorge A. Jiménez, comentó para este medio que la violencia, el machismo son comportamientos que se fomentan en casa, pero también en el hogar está la respuesta para acabar con ellos.

"Sí podemos hacer un cambio nosotros mismos al tratar mejor al prójimo, a nuestro vecino y dentro de tu propia familia. Desde la familia parte todo, y si nosotros no nos respetamos no podremos hacer nada", dijo.

"Nadie sabrá nunca", se estrenará este 3 de mayo en la Cineteca Nacional y tendrá corrida en un par de salas comerciales y en algunos recintos culturales de la Ciudad de México y estados de la República. Posteriormente será parte de la oferta de Netflix.

 

Notas Relacionadas