Superhéroes a la mexicana o en estos tiempos ¿quién podrá ayudarnos?

  • Superhéroes a la mexicana o en estos tiempos ¿quién podrá ayudarnos?

    Foto: Norma Patiño | MNE

  • Superhéroes a la mexicana o en estos tiempos ¿quién podrá ayudarnos?

    Foto: Norma Patiño | MNE

  • Superhéroes a la mexicana o en estos tiempos ¿quién podrá ayudarnos?

    Foto: Norma Patiño | MNE

Si hubiera una invasión extraterrestre en nuestro país o una amenaza terrorista de grandes proporciones, a quién acudiríamos para hacer frente a la adversidad. Ahora sí que, parafraseando al programa del Chapulín Colorado, “¿quién podrá ayudarnos?”.

Dentro de la cultura popular mexicana no existen superhéroes a la manera de los que se han fabricado en los Estados Unidos, personajes con poderes extraordinarios como Superman, Batman, El Hombre Araña, Capitán América, La Mujer Maravilla, por mencionar algunos.

Se sabe que estos personajes nacieron como parte de la propaganda norteamericana durante y después de la Segunda Guerra Mundial para imponer su ideología, su visión de un mundo capitalista, en oposición a la otra potencia en ciernes, La Unión Soviética y su doctrina comunista.

 

También te puede interesar: "Aliados", un romance que no lía

 

Estos superhéroes han sido fomentados por los medios masivos de comunicación y encontraron su primer soporte en los impresos como los periódicos y los libros de historietas, para después pasar por la radio, la televisión y el cine.

México no ha sido ajeno a este fenómeno, también aquí se han creado historias con personajes heroicos, pero a menor escala de penetración internacional, salvo un par de ellos que sí han trascendido nuestras fronteras.

Veamos quiénes son nuestros superhéroes nacionales que han salido de las historietas, el cine y la televisión.

-Santo, el enmascarado de plata. Sin duda, el Santo es el personaje de ficción más reconocido a nivel mundial al convertirse en un mito de la cinematografía con más de cincuenta películas en las que combatió a monstruos, vampiros, momias, extraterrestres, terroristas y un sinfín de enemigos.

La relevancia del Santo no sólo radica en el personaje fílmico, también apareció en historietas, además de ser un personaje real, un luchador profesional que simbolizaba la bondad y la justicia. De él dijo Carlos Monsiváis que fue “el rito de la pobreza, de los desconsuelos peleoneros dentro del gran desconsuelo que es la vida, la mezcla exacta de tragedia clásica, circo, deporte olímpico, comedia, teatro de variedad y catarsis laboral”. Sin duda un icono de la cultura popular mexicana.

-Kaliman. La importancia de este personaje radica en su gran éxito comercial como radionovela e historieta que tuvo una vigencia de casi tres décadas. Como programa de radio se estrenó en 1963 y hasta fechas recientes ha tenido retransmisiones. Sólo dos películas fomentaron el mito del personaje.

Como historieta, surgió en 1965, editándose más de mil 1300 números por 26 años consecutivos; dejó de publicarse a inicios de la década de los noventa.

Aunque Kaliman no tenga nada que ver con la cultura mexicana, sino con las culturas orientales, el personaje tuvo gran aceptación por parte del público nacional, quizás porque sus creadores son paisanos.

Kaliman es una especie de Batman. Es un huérfano que, ante la desgracia y la adversidad, se ve obligado a combatir el mal con los recursos que le otorgan su cuerpo y su astucia; no tiene un super poder. La frase que lo identifica es: “La mente es todopoderosa, aquel que domina la mente lo domina todo”.

-Chucho, el Roto. Jesús Arriaga es un personaje salido de la realidad mexicana que nació en Tlaxcala en 1858 y murió en Veracruz en 1894. Es una especie de antihéroe, pues, a la manera de Robin Hood, también fue un bandido que robaba a los ricos para socorres a los más necesitados, pues su motivación delictiva era más de revancha que por necesidad.

Su apodo de el “Roto”, le viene porque en su modus operandi se vestía de la manera más elegante, como aquellos catrines de la época porfirista a quienes la conseja popular llamaba despectivamente: “rotos”.

Entre sus hazañas está el haberse escapado de la cárcel de San Juan de Ulúa en Veracruz, una de las prisiones más temidas de la época.

Una exitosa serie de radio con 3500 capítulos que se transmitieron de 1960 a 1970, han fomentado la leyenda de este bandido. En el cine, tres películas, una de ellas silente, y dos seriales han dado cuenta en la ficción de las aventuras de “Chucho el Roto”.

-El Tigre de Santa Julia. Cuando escuches “lo agarramos como al Tigre de Santa Julia” es porque han sorprendido a alguien haciendo sus necesidades fisiológicas. De acuerdo a la leyenda, fue así como capturaron a José de Jesús Negrete Medina, un ladrón que, al igual que “Chucho el Roto”, también robaba a los ricos para repartir el botín entre los pobres.

Negrete Medina nación en Guanajuato en 1873 y murió en la Ciudad de México en 1910. Fue un soldado desertor del ejército mexicano, en la época porfirista que, como bandolero, le causó muchos dolores de cabeza a las autoridades.

Dos películas, una de 1973 y otra del 2002 dan cuenta de las andanzas del Tigre de Santa Julia en estas tierras que, fuera de la ficción, de no haber muerto, seguramente, se habría unido a la causa revolucionaria en contra del “mal gobierno”.

 -Chanoc. Otro personaje de historieta mexicano que llegó a las pantallas, pero que no se convirtió en leyenda es Chanoc. Un joven pescador maya que también lucha por la justicia y defiende a quien lo necesita. Entre sus enemigos se cuentan bestias salvajes, delincuentes y vampiros.

La primera publicación de la historieta se registró en 1959 a iniciativa del argumentista Martín de Lucenay.

Posteriormente, las aventuras selváticas de Chanoc son llevadas al cine con ocho películas que van de los años 1967 a 1981.  Sobresale la participación cómica de Germán Valdez Tin Tan, en el papel del padrino de Chanoc, Tsecub Baloyan.

-El Fiscal de Hierro (Mario Almada). Hace poco lamentamos la muerte del actor Mario Almada, quien sin duda ya es parte del imaginario colectivo con sus casi 400 películas filmadas.

Pero a quien más vamos a recordar es el personaje que don Mario encarnó en algunas de sus películas más exitosas: El Fiscal de Hierro, un policía justiciero e incorruptible (de esos que ya no hay) que combatía al crimen organizado a toda costa, incluso fuera de la ley (como Batman).

-El Chapulín Colorado. “Más ágil que una tortuga… más fuerte que un ratón… más noble que una lechuga… su escudo es un corazón… es ¡El Chapulín Colorado!”. Con esta entrada, miles de niños y familias mexicanas y de Latinoamérica se deleitaron por más de dos décadas, desde 1970, con las torpezas de este personaje creado por Roberto Gómez Bolaños, Chespirito.

Más que una sátira a los superhéroes gringos, el Chapulín Colorado era una caricatura de sí mismo que, de heroico, sólo tenía la voluntad férrea de brindar auxilio a quien lo necesitara.

Para combatir a los villanos, este personaje no contaba con poderes, pero sí con algunos artilugios científicos como las “antenitas de vinil”, “las pastillas de chiquitolina”, la “chicharra paralizadora” y el famoso “chipote chillón”, y esos sí, con mucha suerte.

En la actualidad se transmite una serie animada para niños.

-El Pantera. Otro antihéroe urbano salido de la historieta ochentera, creada por la pluma de Daniel Muñoz, es Gervasio Robles, apodado “El Pantera”, un panadero que cae en prisión injustamente, lo que provoca que se convierta en justiciero.

De acuerdo con su autor el Pantera es una especie de Jame Bond a la mexicana, un “cábula, dicharachero, azote de las damas, flor de fango y carne de cabaret”.

La empresa Televisa lo llevó a la pantalla chica con una serie de tres temporadas, en donde el personaje del comic no tiene nada que ver con el “galán” televisivo en que se convirtió Gervasio, interpretado por el actor Luis Roberto Guzmán.

Existen rumores de que una empresa estadounidense adquirió los derechos de el Pantera para realizar una serie más parecida a la producción de Televisa que a la historieta.

Algunos otros personajes que podrían considerarse como héroes o superhéroes son los luchadores Blue Demon, Mil Máscaras, Tinieblas y Huracán Ramírez. De los comics pueden ser Fantomas, El Cerdotado, y el Santos. Personajes de la vida real, algunos consideran al Subcomandante Marcos como héroe enmascarado.

Con desgracia y fuera de toda fantasía, México es víctima de la delincuencia organizada y la corrupción de sus autoridades y no hay nadie, ni siquiera en la ficción que dé esperanza y consuelo a las miles de víctimas que a diario sufren de injusticia.

 

Notas Relacionadas

Fotogalería Relacionada: 
Chécate este “tirito” entre los súper héroes mexicanos vs súper héroes gringos

Debido a la sombría actualidad que vive México, nos caerían muy bien uno que otro súper héroe que viniera a rescatarnos del mal gobierno que padecemos. |Foto: Internet